Astrónomos chinos buscan planetas similares a la Tierra en la Antártida

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 28 ago (Xinhua) -- Los astrónomos chinos están usando instalaciones científicas en la Antártida para buscar planetas con unas condiciones similares a las de la Tierra, convencidos de que su búsqueda de un planeta extra-solar habitable se verá recompensada dentro de poco.


“Es muy posible que la humanidad encuentre con un planeta que presente tales condiciones en los próximos años”, dijo Wang Lifan, investigador del Observatorio de la Montaña Púrpura y director del Centro de Astronomía Antártica de China.

“Tales planetas probablemente ya existan en la Vía Láctea, pero a miles de años luz”, dijo Wang.

Los astrónomos chinos instalaron el primero de los tres telescopios de investigación antártica (AST3-1) en el Domo Argus, localizado en la elevación más alta del continente antártico, a principios de este año. Una de sus primeras misiones consiste en buscar planetas extra-solares con condiciones aptas para la vida humana.

“Enviaremos expertos al telescopio la primavera que viene para recuperar los datos de la observación. Espero que para entonces hayamos dado con algunos planetas candidatos. Es difícil precisar el número, pero espero que no sean menos de 10”, indicó el funcionario.

Los astrónomos chinos usan el teléfono vía satélite Iridium para dar órdenes y recibir datos desde sus instrumentos de investigación en la Antártida, lo cual sólo les permite enviar y recibir una cantidad muy limitada de información en cada tanda.

Sin embargo, Wang reveló que su equipo está considerando construir un sistema conectado a un megaordenador en el continente. “El nuevo sistema nos ayudaría a analizar la ingente cantidad de información de campo y transmitirla en pequeñas dosis a nuestro centro mediante el satélite”, agregó él.

Astrónomos de todo el mundo llevan años buscando planetas parecidos a la Tierra. Se trata de una misión difícil, ya que implica encontrar con un planeta de un tamaño, temperatura y condiciones atmosféricas muy específicas.

“Hasta el momento, la humanidad aún no ha encontrado un planeta idéntico a la Tierra”, apuntó Wang.

“Nuestra búsqueda empieza con las principales secuencias de estrellas, fijas en su mayoría, y después analizamos cuidadosamente aquellos planetas que se hallen a una distancia apropiada alrededor de éstas. También investigamos estrellas más pequeñas y oscuras que el Sol, como las enanas”, explicó el funcionario.

“Cuando las estrellas son particularmente grandes, tienden a evolucionar rápidamente. Algunas estallarán dentro de poco y sus planetas desaparecerán tras la explosión”, explicó el investigador.

Los científicos tratan de buscar señales de vida en el universo por medio de la búsqueda de planetas habitables. “Conocemos muy poco sobre la vida. Quizá existen tipos de vida que no necesitan las mismas condiciones que tenemos en la Tierra. Hay tipos de vida capaces de sobrevivir en ambientes muy duros”, dijo Wang.

El segundo y tercero AST3 serán instalados en la Antártida antes de 2014 y 2015, respectivamente.

“Estos telescopios nos ayudarán a encontrar al menos 100 estrellas parecidas al Sol. Trabajaremos con los científicos australianos para estudiar el movimiento de las estrellas y calcular su tamaño”, reveló Wang.

Los científicos chinos también planean establecer un observatorio antártico, teniendo como objetivo impulsar la investigación y ampliar la búsqueda de planetas habitables. Si el plan es aprobado e incluido en el XII Plan Quinquenal, el observatorio abrirá sus puertas a finales del 2020.

“El continente antártico cuenta con las mejores condiciones en la Tierra para la observación astronómica debido a lo llano de su terreno, la transparencia de la atmósfera y la baja incidencia de turbulencias. Los telescopios terrestres nos aportarán una información inapreciable del universo”, añadió Wang.