Ayuda para pobreza será prioridad en distritos chinos pobres

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 25 ene (Xinhua) -- Funcionarios de distritos pobres de China pueden dejar de preocuparse tanto acerca de las cifras del producto interno bruto (PIB) regional a partir de ahora, dado que las autoridades centrales han convertido la ayuda para la pobreza en una prioridad de su trabajo.


BEIJING, 25 ene (Xinhua) — Funcionarios de distritos pobres de China pueden dejar de preocuparse tanto acerca de las cifras del producto interno bruto (PIB) regional a partir de ahora, dado que las autoridades centrales han convertido la ayuda para la pobreza en una prioridad de su trabajo.

El país reformará el sistema de evaluación de funcionarios de distritos pobres dando prioridad al trabajo de reducción de la pobreza más que al PIB regional, señala una directriz publicada hoy en conjunto por el Comité Central del Partido Comunista de China y el Consejo de Estado o gabinete chino.

Las cifras del PIB ya no serán un estándar para los distritos con frágil ecología o donde el desarrollo esté restringido por el gobierno para garantizar un crecimiento sostenible, dice la directriz.

“El país tomará el mejoramiento en el sustento de la gente pobre así como la reducción de la población pobre como los principales indicadores” para guiar a los funcionarios de regiones pobres a dar prioridad en su trabajo a la ayuda para la pobreza, indicó.

Los líderes chinos recientemente establecieron nuevos estándares para funcionarios locales, subrayando que su desempeño no se puede basar simplemente en los índices de crecimiento del PIB regional, sino que deben incluir recursos y costos ambientales, niveles de deuda y seguridad en el trabajo.

Sin embargo, aún es difícil para algunos funcionarios cambiar su pensamiento y desviar su atención de las cifras del PIB.

Liu Yongfu, jefe de la oficina de alivio a la pobreza del Consejo de Estado, dijo que la obsesión por el PIB aún prevalece entre funcionarios locales en la actual evaluación de desempeño, debido a que no habrá daño si no actúan adecuadamente para reducir la pobreza.

“Como resultado, un fenómeno muy común es que la gente en distritos pobres no obtengan aparentes beneficios aún cuando los indicadores económicos sean buenos”, dijo Liu.

Wang Sangui, profesor de la Universidad Renmin de Beijing de China, hizo eco de las opiniones de Liu, diciendo que la ayuda para la pobreza solamente ha sido un trabajo general para las autoridades locales que no tiene mucho significado.

El cambio en la prioridad estimulará el entusiasmo de los funcionarios locales hacia la ayuda para reducir la pobreza y asegurará que los recursos para el alivio de la pobreza en verdad se utilicen en lo necesario.

La directriz añade que el país establecerá un mecanismo para descatalogar distritos clave en el plan nacional de ayuda contra la pobreza.

El número de distritos clave en pobreza es de 592 según un plan nacional para la reducción de la pobreza entre 2011 y 2020. Los gobiernos provinciales tienen el poder de ajustar la lista mientras el número total permanezca sin cambio.

La nueva directriz también especifica algunos otros métodos para reformar los mecanismos de ayuda para la pobreza para integrar los esfuerzos del gobierno, las fuerzas del mercado y la sociedad.

Las autoridades a nivel de distrito deben reunir información sobre cada aldea y hogar en condiciones de pobreza para formar una red de información nacional, lo cual facilitará el futuro trabajo para ayudarles a eliminar la pobreza.

Los servicios financieros para regiones afectadas por la pobreza deben mejorar, dice la directriz.

El gobierno alentará políticas para instituciones financieras que apoyen la construcción de infraestructura y desarrollo industrial en regiones pobres y las impulsará a hacer innovaciones en productos y servicios financieros en esas regiones.

China también mejorará el mecanismo que permitirá una amplia participación de compañías, organizaciones y personas en la reducción de la pobreza, de acuerdo con la directriz.

La directriz también especifica una serie de problemas sobresalientes que deben ser resueltos en regiones pobres, incluyendo carreteras a nivel de aldeas, seguridad del agua potable, suministro de electricidad, renovación de casas en malas condiciones, educación y atención médica.