China apunta alto con la construcción de Nueva Área de Xiong'an

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 5 abril (Xinhua) -- China establecerá un alto estándar para la construcción de la Nueva Área de Xiong'an, una nueva zona económica de referencia cercana a Beijing que está diseñada para integrar la capital y sus zonas próximas.


BEIJING, 5 abril (Xinhua) — China establecerá un alto estándar para la construcción de la Nueva Área de Xiong’an, una nueva zona económica de referencia cercana a Beijing que está diseñada para integrar la capital y sus zonas próximas.

China acelerará la elaboración de planes para crear esta nueva área, indicó el director de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR), He Lifeng, que destacó los “estándares internacionales”, las “características chinas”, la “reforma” y la “innovación” como las palabras clave en la confección del proyecto.

En declaraciones a Xinhua después de que el país anunciase la medida el sábado, He llamó a reunir el talento de China y de otros países y a extraer conocimientos de la experiencia internacional para la construcción del área.

Una circular del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y el Consejo de Estado (gabinete) calificó la medida de “importante elección histórica y estratégica” que será “crucial para el próximo milenio”.

La planificación urbanística de la Nueva Área de Xiong’an debe alcanzar los estándares de una ciudad de primera categoría internacional y la arquitectura debe encarnar completamente los elementos de la cultura china, agregó He en la entrevista.

Situada a unos 100 kilómetros al suroeste del centro de Beijing, la nueva área incluye en su territorio Baiyangdian, uno de los humedales de agua dulce más grandes del norte de China. Con más de 140 lagos y una superficie de 360 kilómetros cuadrados, es conocida como la “perla” de la llanura del norte de China.

Como parte del proyecto, se elaborará un plan específico de control de la contaminación y protección ambiental de Baiyangdian, indicó el director de la CNDR.

La decisión de crear esta nueva área es parte de una estrategia mayor que China puso en marcha en 2014 para desarrollar de forma conjunta Beijing, la ciudad portuaria de Tianjin y la provincia de Hebei, con el fin de mejorar la estructura económica, el medio ambiente y los servicios públicos de la región y de estrechar la brecha entre la capital y las zonas industriales y las rurales a su alrededor.

Beijing, con 21 millones de habitantes, está tratando de frenar el crecimiento de su población y de trasladar industrias y “funciones no específicas de la capital” a Hebei en los próximos años, como parte de sus esfuerzos para curar las graves “enfermedades urbanas”.

 La creciente población de Beijing, que se está acercando a la meta de 23 millones para 2020, da como resultado atascos de tráfico, precios inmobiliarios en ascenso y una presión excesiva sobre los recursos, señaló He.

Crear la Nueva Área de Xiong’an es “una parte integral muy importante” de las medidas para pasar esas funciones no fundamentales de la capital a lugares fuera de Beijing, agregó.

Beijing se centrará en sus “funciones de capital” y será el centro político, el centro cultural y el centro para los intercambios internacionales y la innovación científica y tecnológica del país, según los planes previos.

Varios mercados al por mayor en zonas céntricas de la ciudad se han cerrado o se han trasladado y parte de las funciones administrativas saldrán del centro para pasar a realizarse en Tongzhou, un barrio a las afueras en el sureste, conocido como el “centro administrativo subsidiario”.

La innovación será el motor principal en la construcción y desarrollo de la Nueva Área de Xiong’an y se establecerán políticas para atraer elementos innovadores al área, explicó He.

Se creará un ambiente favorable para la innovación y se buscará captar talento para ayudar a que esta zona se convierta en un buen terreno para innovar y sea una nueva ciudad de la ciencia y la tecnología, afirmó el director de la CNDR.

La reforma, prosiguió, es clave para el desarrollo y aquí se pondrán a prueba nuevos modelos administrativos, de inversión y de financiación.

Se iniciará un mecanismo de financiación a largo plazo y estable y se animará a los fondos privados a que participen en la construcción de la nueva área.

El gobierno central también está analizando aplicar políticas de apoyo específicas y dará respaldo político y financiero a los grandes proyectos de transporte, ecología, conservación del agua, energía y servicios públicos, añadió He.

La nueva área se extenderá por tres distritos que se encuentran en el centro del triángulo formado por Beijing, Tianjin y Shijiazhuang, capital de Hebei. Inicialmente tendrá una superficie de 100 kilómetros cuadrados, pero llegará a más de 2.000.

Tendrá la misma importancia nacional que la Zona Económica Especial de Shenzhen, creada en los años 80, y la Nueva Área de Pudong de Shanghai, establecida en los 90, de acuerdo con la circular difundida el sábado.

Shenzhen ha pasado de ser un pueblo de pescadores a convertirse en una ciudad bulliciosa y cosmopolita, mientras que Pudong, que era un humedal, se ha transformado en el centro financiero de China.

En la entrevista, He no precisó un calendario para la construcción de la nueva área.