China busca mantener estabilidad de RMB frente a cesta de divisas

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

WASHINGTON, 1 ene (Xinhua) -- China buscará mantener en 2016 la relativa estabilidad del renmibi (RMB), o yuan, frente a las demás divisas mientras los inversionistas se ajustan al inicio de un nuevo ciclo de alza de tasas en Estados Unidos, dijeron expertos de Estados Unidos.


WASHINGTON, 1 ene (Xinhua) — China buscará mantener en 2016 la relativa estabilidad del renmibi (RMB), o yuan, frente a las demás divisas mientras los inversionistas se ajustan al inicio de un nuevo ciclo de alza de tasas en Estados Unidos, dijeron expertos de Estados Unidos.

El 16 de diciembre de 2015, la Reserva Federal de Estados Unidos elevó su tasa de interés de referencia a un margen de 0,25 a 0,5 por ciento, la primera alza en cerca de una década, con lo que terminaron las extraordinarias medidas de flexibilización monetaria del banco central, adoptadas en respuesta a la reciente crisis financiera mundial.

Aunque el alza inicial de la tasa de la Fed fue bienvenida en Estados Unidos porque el banco central tiene confianza sobre la fuerza subyacente de la economía más grande del mundo, representa desafíos para los mercados emergentes, como China, los cuales deben equilibrar la estabilidad monetaria con el crecimiento económico.

La divergencia de las políticas monetarias entre Estados Unidos y otras grandes economías ha causado la llegada de flujos de inversión a Estados Unidos y ha elevado el tipo de cambio del dólar frente a las demás monedas del mundo.

Las nuevas alzas que la Fed realizará este año incrementarán aún más el atractivo del billete verde y pondrán bajo presión las divisas de los mercados emergentes. En las últimas semanas, la tasa de paridad central del RMB ha disminuido a su nivel más bajo frente al dólar en cuatro años.

El Banco Popular de China (BPCh), el banco central de China, indicó hoy que mantendrá el tipo de cambio del RMB básicamente estable en un nivel equilibrado y razonable mientras busca mantener una política monetaria prudentey mientras continúa con la reforma del tipo de cambio determinado por el mercado.

“Considero que los responsables políticos chinos quieren que el ambiente sea estable. No quieren que haya ningún movimiento abrupto en la moneda que pueda ser desestabilizador”, dijo a Xinhua Charles Collyns, director gerente y economista en jefe del Instituto de Finanzas Internacionales.

Las reservas internacionales de China disminuyeron 87.200 millones de dólares para ubicarse en 3,43 billones en noviembre de 2015, el nivel más bajo desde inicios de 2013, lo que indica que un éxodo de capital estaba ocurriendo antes de la muy esperada alza de la tasa de la Fed el 16 de diciembre.

Collyns dijo que fue “una medida inteligente” que China liberara el 11 de diciembre el Indice CFETS del RMB, un índice compuesto de tipo de cambio del RMB que mide el valor de la moneda frente a una cesta de otras monedas, días antes de la decisión de la Fed de elevar las tasas de interés.

El nuevo índice, dado a conocer por el Sistema de Intercambio de Divisas Extranjeras de China (CFETS, por sus siglas en inglés), es calculado comparando el RMB con el valor promedio de 13 divisas, incluyendo el dólar estadounidense, el euro y el yen japonés, ponderada frente al volumen comercial con China.

Al explicar la razón del índice, el BPCh dijo que “ayudará a guiar a los participantes del mercado a modificar su enfoque de un tipo de cambio bilateral RMB/dólar al tipo de cambio eficaz, basado en una cesta de divisas”.

El BPCh señaló que el valor frente a una cesta de monedas no representa una fijación a la cesta, pero “contribuirá a mantener estable el tipo de cambio del RMB en un nivel adaptado y equilibrado”.

“Esto da a los responsables políticos chinos más flexibilidad porque si el dólar se aprecia frente al euro, el RMB no tendrá porque apreciarse totalmente frente al dólar”, explicó Collyns, quien advirtió que pegarse a un dólar fortalecido causaría más perdidas de competitividad a China y perjudicaría las exportaciones.

Aunque el RMB se ha depreciado frente al dólar en cerca de cuatro por ciento desde el principio de este año, en realidad se ha apreciado 0,87 por ciento frente a una cesta de divisas desde el 25 de diciembre, en comparación con fines de 2014, según el Indice CFETS del RMB.

“El tipo de cambio de China ya no será arrastrado al alza frente a las demás divisas por un dólar al alza. Pero todavía es probable que se mantenga muy estable frente al mundo en general”, dijo Gavyn Davies, ex economista en jefe de Goldman Sachs y ahora presidente de Fulcrum Asset Management, quien hizo eco de Collyns.

“Básicamente veremos un tipo ampliamente estable fluctuando en una tasa de alrededor de 102,5 (utilizando la base sugerida por las autoridades del 30 de diciembre de 2014 = 100). Parece que los márgenes de esta tasa serán de 2,5 por ciento”, escribió Davis en un análisis en su blog Financial Times, en referencia al Indice CFETS del RMB.

Tamim Bayoumi, investigador del Instituto Peterson de Economía Internacional, un grupo de expertos con sede en Washington D.C. alentó a China a tomar medidas audaces para anunciar formalmente un nuevo régimen de tipo de cambio vinculado con una nueva cesta, el cual favorece los intereses de China y del sistema monetario internacional.

Además de que avanzar hacia una cesta de divisas fue probablemente lo mejor para China, hay “un problema psicológico muy significativo”, dijo Pieter P. Bottelier, un importante profesor adjunto de Estudios de China en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins.

“Tenemos que asumir que en mente de las personas que operan mercados de capital, el tipo de cambio RMB-dólar seguirá siendo muy importante”, dijo Bottelier a Xinhua en una entrevista por separado, y señaló que el tipo de cambio bilateral del RMB frente al dólar seguirá siendo uno de los indicadores vigilados más de cerca.

Bottelier dijo que “hay una razón adicional para estar atentos al tipo de cambio del dólar” luego de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó el 30 de noviembre de 2015 la incorporación del RMB a su cesta de Derechos Especiales de Giro (DEG) como quinta divisa junto con el dólar, el euro, la libra esterlina y el yen.

“Esta es la razón por la que todos estarán pendientes, incluyendo el Congreso de Estados Unidos”, dijo Botellier, quien se desempeñó como jefe de la misión del Banco Mundial en Beijing durante los noventa. “En el próximo año o en los próximos dos, tendrán que ser muy cuidadosos con el tipo de cambio RMB-dólar. Lo más probable es que lo mejor sea conservar la relativa estabilidad”.

Botellier considera que el alza de tasa de la Fed es potencialmente “una buena cosa” para China porque ayudará a promover las reformas financieras de China.

El BPCh aprobó la convertibilidad del RMB en la cuenta de capital dentro de un límite de 10 millones de dólares para las zonas de libre comercio de Tianjin, Guangdong y Fujian el 11 de diciembre, una medida histórica tomada por China para liberalizar su cuenta de capitales.

Botellier dijo que China debería mantenerse cauta en cuanto a la completa apertura de su cuenta de capitales por los riesgos de enormes entradas o salidas de capital, los cuáles son potencialmente conflictivos. Desde su punto de vista, “lo mejor para los intereses de China es conservar algunos controles” en la cuenta de capitales.