China clausura cientos de minas ilegales en Mongolia Interior

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

Las autoridades chinas suspendieron el año pasado 467 proyectos mineros irregulares en la norteña región autónoma de Mongolia Interior, en una campaña regional dirigida a garantizar la seguridad laboral y la protección ambiental del sector, informaron hoy fuentes oficiales.


El buró regional de tierra y recursos revisó aproximadamente 9.000 proyectos de minería durante los meses que duró la campaña, interrumpiendo 467 de ellos, ordenando la suspensión temporal de operaciones a otros 887, y clausurando permanentemente 73 más.

De acuerdo con las fuentes oficiales, las minas intervenidas, o bien carecían de licencia, u hostigaban a los residentes locales, o no pagaron sumas apropiadas por el uso del terreno.

Con el objetivo de construir “minas armoniosas”, en 2011, el gobierno regional resolvió más de cien disputas entre los pastores y las compañías mineras, al tiempo que establecía un mecanismo entre las autoridades, las minas y los residentes locales para tratar vía diálogo los litigios acerca de las operaciones de minería, agregaron.

Mongolia Interior, región de ricos recursos minerales, puso en marcha una operación de inspección en el sector de la minería que inicialmente estaba previsto que durase un mes, pero que acabó por prolongarse a causa de las protestas en contra de la expansión de esta industria en la pradera mongola que estallaron en mayo del año pasado a raíz de la muerte de un pastor durante un conflicto entre la población local y las empresas mineras.

Como reacción, el buró local encargado de la minería de carbón pidió con prontitud que los órganos supervisores de la seguridad laboral intensificasen su vigilancia sobre las minas de carbón a fin de garantizar la seguridad en la producción, la protección del medio ambiente y la atención hacia el bienestar de la población residente.

La región posee la mayor reserva de carbón de China, con 770.300 millones de toneladas a finales de 2011, y alberga ricos yacimientos de mineral de hierro y tierras raras.

La rápida expansión de la minería en los últimos años ha contribuido a la prosperidad de la región, pero al mismo tiempo han surgido preocupaciones por los daños ecológicos que ésta pueda causar en sus vastas praderas y en su singular cultura de cría y pastoreo de animales.