China debe aumentar gasto social: informe de la OCDE

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 2 feb (Xinhua) -- China debe aumentar aún más su gasto social para impulsar las reformas en el sector de la salud, asistencia social y educación para sostener su crecimiento económico, dijo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su reporte dado a conocer hoy.


Aunque en años recientes las reformas de China se han enfocado cada vez más en la necesidad de que exista cohesión social, dijo el reporte, se necesitan hacer más esfuerzos en varias áreas para poder mejorar los estándares de vida de las personas por un periodo más largo.

Los fragmentados sistemas de asistencia social, de pensiones y de cuidado de la salud deben unificarse, dijo, resaltando que las reformas en el sector de salud deben continuarse para garantizar que se mejore la provisión de servicios a niveles locales y para que eventualmente los diferentes sistemas de seguros se unifiquen, dijo.

También dijo que el sistema de registro de China y las restricciones al acceso de los trabajadores migrantes a los servicios sociales crean obstáculos para la movilidad laboral y por lo tanto deben relajarse.

La OCDE agrupa a 30 países, en su mayoría países europeos ricos, Canadá, EEUU, Japón, Australia, Nueva Zelanda, la República de Corea, México y Turquía.

El reporte, el segundo en su tipo desde 2005, dijo que actualmente China está liderando a la economía mundial en su salida de la recesión con la ayuda del masivo paquete de estímulos.

China podría superar a EEUU y convertirse en el principal productor de artículos manufacturados en los próximos cinco a siete años, dijo el reporte.

Sin embargo, Zhang Zhigang, economista en jefe del Centro para los Intercambios Económicos Internacionales, dijo que para estudiar bien a China uno no debe limitarse a considerar el volumen económico agregado del país, sino también tomar en cuenta el volumen económico per cápita ya que China es un país muy poblado con 1.300 millones de habitantes.

Al mismo tiempo que resaltó la rápida expansión de la economía china, el reporte también mencionó algunos puntos débiles que enfrenta China, incluyendo la excesiva dependencia del país en tecnología de origen extranjero, materializada en inversión extranjera directa.

La contribución de valor agregado hecha para la investigación y el desarrollo, fue igual a una décima parte de lo que aportó EEUU en 2005, según la encuesta de 232 páginas.

En cuanto a temas financieros y monetarios, dijo que China “eventualmente requerirá de un régimen de tipo de cambio más flexible con mercados de capital abiertos”.