China desestima decisión de rebaja de nota de Moody's

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

El Ministerio de Hacienda de China desestimó hoy la decisión de la agencia de calificación internacional Moody's de rebajar la calificación de crédito de China.


El Ministerio de Hacienda de China desestimó hoy la decisión de la agencia de calificación internacional Moody’s de rebajar la calificación de crédito de China.

La rebaja se basó en el enfoque de calificación “procíclica”, lo que es “inapropiado”, señaló el Ministerio de Hacienda.

Moody’s anunció hoy que había rebajado la nota de los emisores en moneda local y divisas de largo plazo de China de Aa3 a A1 y cambiado la perspectiva de negativa a estable.

La agencia calificadora atribuyó la decisión a las expectativas de que el apalancamiento de la economía amplia de China aumente en los próximos años, que el programa de reforma planeado probablemente se desacelere, pero no prevenga el incremento del apalancamiento, y que el estimulo político sostenido causará un incremento en la deuda.

“Estos puntos de vista, en cierto grado, sobreestiman las dificultades que enfrenta la economía china y subestiman la capacidad de China de profundizar la reforma estructural enfocada en la oferta y expandir la demanda de todo el país”, según el ministerio.

La economía de China tuvo un fuerte arranque en los primeros meses de 2017. El producto interno bruto (PIB) del país creció 6,9 por ciento en el primer trimestre, con lo que se situó por encima de la meta del 6,5 por ciento para todo el año y de la cifra del 6,8 por ciento del cuarto trimestre de 2016.

En los primeros cuatro meses, los ingresos fiscales crecieron 11,8 por ciento en comparación con la cifra del 8,6 por ciento del mismo periodo del año pasado.

El ministerio señaló que el buen comportamiento de la economía china es resultado de la actual reforma estructural enfocada en la oferta.

“Se espera que la economía china mantenga un crecimiento estable y relativamente rápido gracias a la profundización en las reformas en las empresas estatales, el sector financiero, los impuestos, la fijación de precios y la implementación de la Iniciativa de la Franja y Ruta”, agregó el ministerio.

El ministerio también refutó el pronóstico de Moody’s de que la proporción deuda-PIB del gobierno chino aumentará hasta 40 por ciento en 2018.

“Los riesgos de la deuda del gobierno chino son controlables en términos generales, con un coeficiente de deuda del 36,7 por ciento en 2016, muy por debajo de la línea de alerta del 60 por ciento de la Unión Europea y menos que la de otras economías importantes tanto desarrolladas como emergentes”, afirmó el ministerio.

“El endeudamiento del gobierno estará bajo un estricto control en un contexto de reforma estructural enfocado en la oferta. Y el crecimiento previsto del PIB medio-alto en los próximos años también ofrecerá apoyo fundamental para controlar los riesgos de la deuda de los gobiernos locales”, añadió.

Es improbable que los riesgos de la deuda gubernamental de China registren grandes cambios en el periodo entre 2018 y 2020 en comparación con 2016, dijo el ministerio.

Moody’s también señaló que los incrementos en las plataformas de financiamiento de gobiernos locales de China y la deuda de las empresas estatales (EPE) conducirán a más pasivos contingentes del gobierno.

El ministerio señaló que esto es “infundado”.

De acuerdo con las leyes de China sobre garantías y presupuesto, los pasivos contingentes de gobiernos locales incluyen no más que la deuda garantizada que emiten mediante préstamos de gobiernos extranjeros y organizaciones internacionales.

La deuda de las EPE locales o centrales debe originarse sólo en las empresas mismas en lugar de en los gobiernos, de acuerdo con las leyes corporativas de China.

En apoyo a lo dicho por el ministerio, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR), el máximo órgano de planificación económica del país, señaló hoy que el desapalancamiento, como una tarea principal de la reforma estructural enfocada en la oferta del país, está logrando avances y que los riesgos de deuda de China son controlables.

La tasa de apalancamiento general de China está en un nivel medio internacionalmente y se está estabilizando, señaló la CNDR, con base en datos del Banco de Pagos Internacionales.