China espera cumplir objetivos económicos de 2014 y anuncia prudencia en 2015

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

Las autoridades chinas confían en alcanzar "relativamente bien" los objetivos económicos que se habían marcado para este año y tienen previsto mantener una política fiscal y monetaria "prudente" de cara a 2015.


Las autoridades chinas confían en alcanzar “relativamente bien” los objetivos económicos que se habían marcado para este año y tienen previsto mantener una política fiscal y monetaria “prudente” de cara a 2015.

Así lo señalaron en un comunicado publicado el jueves 11, al término de la Conferencia Central de Trabajo Económico, donde durante tres días de reuniones los dirigentes chinos examinaron el desempeño de la segunda potencia del mundo durante 2014 y definieron la planificación del próximo año.

De este modo, las autoridades anunciaron que esperan conseguir las metas sociales y económicas que se habían fijado este año, ante las dudas que han surgido sobre si la economía china podrá cumplir el objetivo del Gobierno de crecer el 7,5 % este año.

El incremento del Producto Interior Bruto (PIB) chino fue del 7,3 % interanual en el tercer trimestre, inferior al objetivo del Gobierno y también el menor dato trimestral desde 2009, en contraste con el del 7,5 % registrado en el segundo y del 7,4 % en el primero.

Pero las estadísticas de noviembre divulgadas esta semana sobre inflación, que alcanzó su nivel más bajo en cinco años, y comercio exterior, que mostró una caída de las importaciones reflejo de la débil demanda interna, han disparado las especulaciones.

Si finalmente la economía china no alcanzara la meta gubernamental de crecimiento de 2014, sería la primera vez en 15 años que se incumpliría esa aspiración.

No obstante, los dirigentes de la segunda economía mundial han manifestado en anteriores ocasiones que su intención es crecer “alrededor del 7,5 %”, por lo que un dato ligeramente inferior no implicaría en un sentido estricto un incumplimiento del objetivo.

Las autoridades chinas anunciaron también que, a lo largo del próximo año, acelerarán las reformas de los mercados de capitales y del acceso al mercado chino de los bancos privados.

Asimismo, aspiran a adoptar reformas sobre autorizaciones administrativas, inversión, fijación de precios, monopolios industriales, operaciones de franquicias, servicios de compra del Gobierno y de inversiones salientes y a mejorar su inversión medioambiental.

Para 2015, el comunicado de la Conferencia Central de Trabajo Económico no concretó ningún objetivo de crecimiento -será asumido formalmente por la Asamblea Nacional Popular en su plenario de primavera-, aunque avanzó que será “razonable” cuando se fije.

China, añadió el texto, se esforzará en mantener su crecimiento económico firme y que, para ello, adoptará políticas fiscales y monetarias proactivas, pero prudentes.

La mayoría de los analistas pronostican que la próxima meta de crecimiento de la segunda economía del mundo se quedará en el 7 %.

En caso de que se cumplieran estas previsiones, sería la cifra más baja de la última década, y se situaría en el mínimo establecido en el XII Plan Quinquenal (2011-2015), un objetivo que el Gobierno chino suele elevar al definir sus planificaciones anuales.

Además, las autoridades dijeron que el país deberá ajustarse y seguir su desarrollo económico bajo la “nueva normalidad”, el término con el que se conoce en China la etapa de crecimiento más lento que vive el gigante asiático tras una década de expansión en dobles dígitos.

En este sentido, el primer ministro chino, Li Keqiang, dijo este miércoles que espera un crecimiento económico entre moderado y alto para su país, en una declaraciones tras el encuentro que mantuvo con el presidente irlandés, Michael Higgins.

“China está estimulando el emprendimiento y la innovación entre la gente para construir nuevos motores económicos en busca de un crecimiento entre moderado y alto, así como una economía de nivel medio-alto”, señaló Li.