China profundizará reforma para enfrentar diferencia de riqueza y disparidad de ingresos

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 13 mar (Xinhua) -- Debido a que la creciente diferencia de ingresos en China amenaza la estabilidad social y obstaculiza los gastos de consumidores, el gobierno chino está trabajando en la reforma del sistema de distribución de ingresos para reducir la diferencia e inyectar un nuevo impulso al crecimiento económico sostenible.


Un reciente informe del Banco Mundial señaló que el Coeficiente Gini de China, que es una importante medición de la disparidad de ingresos, se elevó a 0.47 en el 2009 luego de que el país se convirtió en la tercera mayor economía del mundo, superando la “línea de seguridad” de 0,4, indicando la existencia de una desigual distribución de ingresos que podría generar disturbios sociales.

Hace tres décadas la cifra fue de entre 0,21 y 0,27.

A pesar de los claros gestos del gobierno para profundizar las reformas con el objetivo de aumentar los ingresos, para China sería difícil, o complicado, arreglar el problema.

DESEQUILIBRIOS EN LA DISTRIBUCION

En China aumentan las quejas de que el crecimiento del ingreso promedio está rezagado respecto al incremento de los ingresoso fiscales del Estado y del aumento de los costos de la vida, mientras la riqueza rápidamente se concentra en manos de un reducido grupo de personas.

Como ejemplo, se puede mencionar que una secretaria que trabaja en un pequeño negocio gana menos de 40.000 yuanes al año, mientras el mismo trabajo en una compañía de alguna industria monopolística es remunerado con tres veces esa cantidad.

“Es el injusto sistema de distribución de ingresos lo que amplia las diferencias de ganancias”, indicó Yi Xianrong, investigador de la Academia de Ciencias Sociales de China.

En la distribución primaria de ingresos nacionales, la proporción destinada a salarios y sueldos, que es la principal fuente de sustento de la mayoría de las familias de ingresos medios y bajos de China, se ha reducido, dijo.

La proporción de ingresos que los ciudadanos chinos reciben de la distribución de ingresos nacionales bajó considerablemente al 57,9 por ciento en el 2007, comparado con el nivel del 68 por ciento que tenía hace 20 años, señaló un informe del Banco Popular de China a principios del 2009.