China promete ganar batalla contra pobreza

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 23 nov (Xinhua) -- China reiteró hoy lunes su compromiso de eliminar la pobreza, ya que el alivio de la pobreza se considera clave para garantizar la estabilidad social e incrementar la demanda doméstica.


BEIJING, 23 nov (Xinhua) — China reiteró hoy lunes su compromiso de eliminar la pobreza, ya que el alivio de la pobreza se considera clave para garantizar la estabilidad social e incrementar la demanda doméstica.

“Hacer realidad nuestro objetivo de construir una ‘sociedad moderadamente acomodada’ se basa en parte en eliminar la pobreza, un empeño que ha entrado en su momento definitivo”, de acuerdo con un comunicado emitido tras una reunión del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh).

El presidente del país y secretario general del Comité Central del PCCh, Xi Jinping, presidió el encuentro.

El PCCh exige el alivio de la pobreza para que el país logre la paz y la estabilidad a largo plazo, según el comunicado.

A medida que China entra en la “nueva normalidad” de un crecimiento económico más lento, el alivio de la pobreza es una manera importante de incrementar la demanda doméstica e impulsar el crecimiento, dice el documento.

El liderazgo pidió asimismo esfuerzos paralelos en protección medioambiental, diciendo que “la insistencia en conservar las exhuberantes colinas no debe titubear”.

China ha prometido sacar a todos sus pobres de la pobreza para 2020, cuando su próximo plan quinquenal se complete. A finales del año pasado, en China todavía había 70,17 millones de personas en el campo que vivían por debajo de la línea de la pobreza de 2.300 yuanes (376 dólares) de ingresos anuales en base a los estándares de los precios de 2010.

Para 2020, China habrá sacado a 50 millones de personas de la pobreza a través del apoyo a la industria, la educación, el empleo y la sanidad, de acuerdo con el comunicado.

Dibao, un programa que garantiza la subsistencia, cubrirá a los restantes 20 millones de pobres que no están capacitados para trabajar, y estos recibirán una ayuda financiera que asegure que viven por encima de la línea de la pobreza.

El gobierno mejorará las infraestructuras en las áreas rurales, animará a las instituciones financieras a que presten apoyo y mobilizará la asistencia social.

Los gobiernos locales deberán hacer frente a estrictas evaluaciones de su comportamiento en materia de eliminación de la pobreza y se impondrán sanciones a aquellos que malversen fondos destinados al combate de la pobreza, finaliza el documento.