China promete urbanización estable y centrada en calidad de vida

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

China prometió hoy emprender acciones proactivas pero estables para impulsar un proceso de urbanización centrado en la calidad de vida de las personas, ya que tiene como objetivo equilibrar el desarrollo entre las zonas urbanas y rurales y promover la demanda doméstica.


China prometió hoy emprender acciones proactivas pero estables para impulsar un proceso de urbanización centrado en la calidad de vida de las personas, ya que tiene como objetivo equilibrar el desarrollo entre las zonas urbanas y rurales y promover la demanda doméstica.

La modernización de China pasa por su desarrollo urbano, que ofrece una inmejorable oportunidad para mejorar la situación en las zonas rurales, dice un comunicado emitido hoy después de una conferencia central de trabajo sobre el proceso de urbanización.

A la reunión de dos días, que terminó el viernes, asistieron el presidente chino, Xi Jinping, el primer ministro Li Keqiang y los altos líderes Zhang Dejiang, Yu Zhengsheng, Liu Yunshan, Wang Qishan y Zhang Gaoli.

Esta fue la reunión de más alto nivel que ha tenido la dirigencia china sobre urbanización.

La conferencia tuvo lugar cuando el rígido sistema “hukou” (registro de residencia permanente) de China impide a los trabajadores migrantes acceder por igual a los servicios en las ciudades, hecho que obstaculiza el proceso de urbanización del país.

Para fines de 2012, China tenía 710 millones de residentes urbanos. A pesar de que la población urbana de China excedió por primera vez a la rural, buena parte de esos residentes urbanos, que representaron un 51,27 por ciento de la población, no cuenta con el “hukou” oficial urbano.

Atrapado entre los residentes urbanos y rurales se encuentra un ejército de 260 millones de trabajadores migrantes, quienes viven en las ciudades pero no tienen acceso a los servicios públicos de otros urbanitas que tienen el registro “hukou”.

En China, el “hukou” está vinculado al lugar de residencia y permite acceso a servicios de bienestar y públicos básicos.

ESTATUS URBANO PARA TRABAJADORES MIGRANTES

El comunicado asegura que el gobierno está comprometido con la calidad del proceso de urbanización y la mejora de los estándares de vida de los residentes urbanos, y añade que la primera misión es garantizar una transición ordenada de la mano de obra migrante rural a urbanita.

El documento asimismo se compromete a permitir que la mano de obra migrante se integre de manera gradual en las ciudades suprimiendo las restricciones del “hukou” existentes sobre los poblados y ciudades pequeñas, relajando paulatinamente las restricciones en ciudades de tamaño medio, estableciendo condiciones razonables para el alojamiento en ciudades grandes, y controlando estrictamente la población en las megaciudades.

Las ciudades deben desarrollar sus industrias con base en sus ventajas únicas en recursos y elevar la cooperación en servicios profesionales, especialmente en el sector servicios, para consolidar las bases del desarrollo industrial y alentar las innovaciones.

Las medidas y políticas para permitir que los trabajadores migrantes obtenga el estatus de urbanitas debe llevarse a cabo de acuerdo con el deseo de los agricultores y deben realizarse considerando las condiciones locales, dice el comunicado.

Es necesario dar prioridad a la urbanización de la población rural actual que trabaja en ciudades al mismo tiempo que se guía a los nuevos trabajadores migratorios, indica.

NO BUSCAR RESULTADOS RAPIDOS

El comunicado advierte que las metas de desarrollo de la urbanización deben ser prácticas y realistas y que no deben ser resultado de decretos administrativos.

Los funcionarios no deben buscar de forma poco realista resultados rápidos sobre urbanización, en cambio, deben desarrollar la urbanización en una forma activa y estable, agrega.

El desarrollo de la calidad de la urbanización, dice, conducirá a desplegar el enorme potencial de la demanda interna, elevar la productividad y a romper la estructura económica dualista entre ciudad y campo. También ayudará a promover la equidad social y a lograr la prosperidad común.

El comunicado también anuncia que China mantendrá su apuesta por un proceso de urbanización caracterizado por las bajas emisiones de carbono y el respeto al medio ambiente.

Pide un índice de utilización mayor del suelo de construcción, y que el nuevo suelo de construcción sea controlado estrictamente y que el inventario sea usado eficientemente.

La construcción urbana evitará la expansión del área excesiva en el desarrollo de ciudades y poblados, en tanto que debe garantizarse el área y calidad de la tierra de cultivo. Fi