China reduce presupuesto para construcción ferroviaria en 2012

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

China invertirá 400.000 millones de yuanes (62.990 millones de dólares) en la construcción de infraestructuras ferroviarias en 2012, anunció hoy viernes el ministro de Ferrocarriles, Sheng Guangzu. El monto supone una ligera reducción en comparación con los gastos totales de 469.000 millones de yuanes registrados este año y los 700.000 millones de yuanes de 2010.


China invertirá 400.000 millones de yuanes (62.990 millones de dólares) en la construcción de infraestructuras ferroviarias en 2012, anunció hoy viernes el ministro de Ferrocarriles, Sheng Guangzu.

El monto supone una ligera reducción en comparación con los gastos totales de 469.000 millones de yuanes registrados este año y los 700.000 millones de yuanes de 2010.

Es la primera vez que el gobierno chino anuncia un objetivo claro para el futuro desarrollo ferroviario del país, después de que se desacelerara en gran medida la construcción de vías férreas en respuesta a la decisión del gobierno de ralentizar el desarrollo de la red de ferrocarriles de alta velocidad tras una mortal colisión de trenes en julio pasado que cobró 40 vidas en el este de China.

En 2012, la inversión en activos fijos del sector ferroviario llegará a 500.000 millones de yuanes y se pondrá en marcha la construcción de 6.366 kilómetros de nuevas rutas de tren, avanzó Sheng en una conferencia nacional sobre la construcción ferroviaria.

No obstante, el ministro subrayó que se deberá mantener un crecimiento rápido del desarrollo ferroviario, ya que la red de trenes juega un importante papel en el progreso social y económico del país, especialmente en la promoción de la demanda interna.

China tiene programado ampliar su red de ferrocarriles a 120.000 kilómetros para finales del 2015, según una declaración realizada a principios de este año por Sheng.

Los proyectos de ferrocarriles del país han estado en una etapa de desenfreno desde que China lanzó un plan de estímulo de 4 billones de yuanes para contrarrestar la crisis financiera global en 2008, los cuales fueron destinados en su mayoría a la construcción de infraestructura.

No obstante, el sector sufrió un golpe en la segunda mitad del 2011, después de que el gobierno chino intensificara el control sobre la liquidez, y tras la colisión fatal de trenes que minó la confianza de los inversores y limitó la capacidad del ministerio para contraer deudas o vender bonos.

En el 2011, el país finalizó la construcción de sólo 2.022 kilómetros de nuevas vías ferroviarias, además de concluir el tendido de rieles en 3.176 kilómetros de nuevas vías férreas, de acuerdo con el ministro chino.

Los expertos consideran que la reducción en la construcción de ferrocarriles muestra los esfuerzos del gobierno por llevar el rápido desarrollo del sector a un nivel normal, después del auge registrado.

Sheng señaló que el año próximo se impulsará la construcción de vías férreas “de manera científica y ordenada”, lo que supone un gran desafío, y añadió que aún queda mucho por hacer para recaudar suficientes fondos para los proyectos.

Los proyectos de 2012 se concentrarán en las vías clave y en aquellas estrechamente relacionadas con el transporte de carbón y el desarrollo económico, al tiempo de garantizar el avance de los proyectos cuya construcción ya se ha comenzado, agregó.

“Garantizar la calidad y seguridad de las obras será una tarea ardua, debido a los numerosos proyectos de construcción en marcha”, admitió el ministro.

Debe hacerse una programación razonable de los proyectos, y los tiempos establecidos no deben cambiarse al azar, destacó.

Sheng también pidió mayor transparencia y la estandarización de las operaciones en las subastas de los proyectos de ferrocarriles.

El Ministerio de Ferrocarriles intensificará sus esfuerzos para reunir fondos y reforzará su gestión de financiamiento, además de tratar de encontrar más vías de financiamiento para las obras en construcción, agregó.

En noviembre, la cartera china consiguió más de 200.000 millones de yuanes de ayuda financiera de los bancos para recuperar la confianza de los inversores, así como también recurrió a la emisión de bonos para financiar sus proyectos.

Para finales de septiembre, las deudas pendientes del ministerio ascendieron a 2,23 billones de yuanes, con una tasa activo-pasivo del 59,6 por ciento, según datos oficiales.

“El ministerio tratará de atraer la inversión de los gobiernos locales y del sector privado”, añadió Sheng, quien también prometió mejorar los servicios del sector y luchar contra la corrupción dentro del sistema de ferrocarriles.

Se prevé que los ferrocarriles chinos transporten a 2.020 millones de pasajeros y 4.160 millones de toneladas de carga en el 2012, lo que supone un incremento interanual de un 9,1 por ciento y un 6,4 por ciento, respectivamente, conforme a Sheng. Fin