China reformará sistema de reparto de ingresos para reducir la disparidad

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 5 mar (Xinhua) -- El primer ministro chino, Wen Jiabao, se comprometió hoy viernes a perfeccionar y hacer más racional el sistema de reparto de ingresos, puesto que éste es una "importante manifestación de la equidad y la justicia sociales" y una importante herramienta para promover la demanda interna y reducir la disparidad de los ingresos.


“Debemos no sólo agrandar la ‘torta’ de la riqueza social a través del desarrollo económico, sino también repartirla como es debido mediante un sistema racional de distribución de los ingresos”, dijo Wen durante la sesión parlamentaria anual en su informe sobre la labor del gobierno.

El gobierno elaborará sin tardanza políticas y medidas orientadas a reajustar el marco de reparto de la renta nacional, al tiempo que incrementará paulatinamente la proporción de los ingresos de la población en este reparto y la de las remuneraciones laborales en la distribución primaria, señaló Wen.

El papel regulador de la hacienda y la tributación tanto en la distribución primaria como en la redistribución ha de ser fortalecido, “a fin de crear condiciones que permitan a un mayor número de personas obtener ingresos de sus bienes”, según el primer ministro.

En China cada vez son más frecuentes las quejas en el sentido de que el aumento de los ingresos de la gente está muy por detrás del ascenso de la renta fiscal del Estado. Los bajos ingresos han sido también señalados como la causa de la reducción de los gastos de consumo.

Además, la gente ha manifestado su descontento ante los abultados ingresos de los monopolios industriales, que amplían la disparidad de los ingresos y empeoran la situación de la igualdad social.

Wen sostuvo que es necesario profundizar la reforma del sistema de reparto de los ingresos en las industrias monopolistas, y establecer estrictos estándares para los ingresos del personal encargado de la gestión y la administración de las empresas y las instituciones financieras estatales, sobre todo los de sus máximos ejecutivos.

De acuerdo con el informe, hay que combatir y abolir decididamente los ingresos ilegales y reglamentar los informales, a fin de ir estableciendo gradualmente un patrón de distribución transparente, justo y racional, y de rectificar con firmeza la tendencia al agrandamiento de la disparidad de los ingresos.