China sigue el camino adecuado para su desarrollo social y económico en 70 años: expertos Por Edna Alcántara y Wu Hao

In Noticias, Sociedadby Xulio Ríos

MEXICO, 11 sep (Xinhua) — El asombroso crecimiento económico y mejora del bienestar social de China constituye un punto de análisis para el mundo, coincidieron este miércoles legisladores, académicos, economistas y diplomáticos.

Durante el Seminario denominado: «70 años de la fundación de la República Popular China. Reflexiones desde México», celebrado en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los ponentes elogiaron «el vertiginoso ascenso» del país asiático, que hoy en día se ubica como potencia mundial y uno de los principales motores de la economía global.

Asistió al evento el embajador de China en México, Zhu Qingqiao, quien recordó que el país asiático ha contribuido con más del 30 por ciento del crecimiento económico mundial, logrando ser estabilizador para la recuperación económica global.

Reiteró el compromiso de ese país de «salvaguardar la paz y prosperidad del mundo», pero también en seguir con la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales basadas «en el respeto mutuo, equidad, justicia» y promover la cooperación para un ganar-ganar.

Expuso que China, mediante propuestas como la Iniciativa de la Franja y la Ruta, comparte con el mundo los dividendos de su desarrollo y contribuye a la prosperidad y apertura mundiales.

En su discurso Zhu destacó que China pasó de ser un país «atrasado, pobre y cerrado», a convertirse en la actualidad en la segunda economía del mundo, además «de ser primer país en cuanto a industria, comercio y reserva de divisas».

«Hoy en día China cuenta con mayor población de clase media y mayor sistema de seguridad social y de educación», resaltó el diplomático.

También comentó que existen «problemas económicos y sociales pendientes para transformarse en otra potencia socialista moderna prospera democrática, civilizada, armoniosa».

«Para realizar el -llamado- sueño chino y revitalización de la nación todavía tenemos que trabajar más duro», agregó.

Ante legisladores, funcionarios del gobierno mexicano, analistas e invitados consideró que este año, que marca el 70º aniversario de fundación de la República Popular China, tendrá «mucho significado para aprender de las buenas experiencias del pasado y mirar hacia el futuro».

Ante ello, coincidió con los ponentes del seminario en la necesidad de analizar el sistema político y el modelo de desarrollo a fin de inspirar a los demás países.

«Debemos reflexionar que aporte hace China al mundo», expuso al recordar que en China unos 740 millones de personas de las áreas rurales salieron de la pobreza.

Para el senador mexicano Ernesto Pérez Astorga China ha tenido en las últimas siete décadas avances importantes en materia de seguridad pero también en materia de educación.

«China ha mejorado de manera significativa en esos aspectos y eso se logra a partir de las medidas de gobierno chino, que se basan en conocimiento de sus propias realidades en beneficio de su pueblo y con una adecuada legislación y mayor apertura al exterior», sostuvo el además secretario de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico-África de la Cámara Alta de México.

En una de las dos mesas de discusión, el diplomático y economista mexicano, Jorge Eduardo Navarrete, reconoció los logros de China como sus esfuerzos por reducir la pobreza, mejorar los servicios básicos de salud y las viviendas de las personas.

No obstante, el quien fuera embajador de México en China (1989-1993), aseguró que todo ello se logra gracias «a las autoridades comprometidas e instrumentos de política diseñados y movilizados».

En el seminario habló de los avances económicos, pero también tecnológicos y de innovación.

El embajador y académico Cassio Luiselli Fernández, que además destacó la tradición pero también la vasta cultura chinas, ponderó los avances en materia económica, que dijo, se detonan a partir de las reformas emprendidas por Deng Xiaoping.

«Sólo puede hacerlo un país con esa fuerza gravitacional», apuntó el experto al confiar que China culmine su modernización y con ella contribuya al bienestar y progreso de la humanidad.

En materia ambiental, China, «está cambiando y asume compromisos internacionales», expuso el especialista de Economía Agrícola y de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable, Sergio Martínez Rivera

El también académico del Centro de Estudios China-México (Cechimex) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que si bien China «está a la vanguardia de energía renovable», también dijo, trabaja para sumar esfuerzos para combatir el cambio climático y lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), establecidos en la Agenda 2030 de la ONU.