Crecientes presiones ambientales ponen a China en encrucijada sobre desarrollo sustentable, dice informe de WWF

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 15 nov (Xinhua) -- China se encuentra en una encrucijada en términos de desarrollo sustentable debido a que la enorme y creciente demanda de recursos generada por su acelerada urbanización, ha superado la capacidad de su sistema ecológico, señaló hoy un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).


“La Cobertura Ecológica promedio per cápita en China recientemente pasó el umbral de lo que se considera sustentable en el nivel promedio global”, dijo James Leape, director general de WWF Internacional, en la publicación del documento “Informe sobre Cobertura Ecológica de China 2010”. Los cambiantes estilos de vida y la migración hacia las ciudades asociados con las nuevas oportunidades económicas contribuyen a la creciente demanda de recursos y al aumento en el impacto sobre el ambiente natural, dijo.

El informe señala que la Cobertura Ecológica per cápita del chino promedio era de 2,2 hectáreas globales (gha) en 2007, superior a la capacidad biológica disponible per cápita de 1,8 gha. Sin embargo, la cifra fue menor al nivel promedio global de 2,7 gha.

La Cobertura Ecológica mide si un país, región o el mundo en general vive por sus propios medios ecológicos.

Un mundo consumidor de recursos y productos de desechos a los niveles de China en 2007 necesitaría el equivalente de 1,2 planetas para apoyar sus actividades, comparado con el 0,8 de planeta en los niveles de consumo de China durante 2003, mencionó el informe. Añadió que si los modelos de consumo global fueran iguales que en Estados Unidos, se necesitarían 4,5 planetas Tierra para satisfacer las necesidades de recursos.

Además, el informe indica que los cambios en las formas individuales de consumo han rebasado a la población para convertirse en el principal motor de crecimiento de la Cobertura Ecológica total de China.

Actualmente, China está en una etapa de rápida urbanización, con 46,6 por ciento de sus 1.300 millones de de habitantes viviendo en áreas urbanas a finales de 2009.

Los hallazgos también muestran que en 2007 la cobertura de carbono representó 54 por ciento de la Cobertura Ecológica de China. Los datos sobre el consumo en los hogares indica que la demanda para construcciones, transporte, bienes y dotación de servicios públicos es el principal motor de crecimiento de las emisiones de carbono.

El reto que China enfrenta actualmente es el de separar el desarrollo económico del crecimiento en su Cobertura Ecológica, mientras deja espacio para la naturaleza, mencionó el informe.

“Debido al rápido desarrollo económico y social en años recientes, los asuntos ambientales se han convertido en un cuello de botella para el futuro crecimiento económico”, dijo Zhu Guangyao, secretario general del Consejo de China para la Cooperación Internacional sobre Medio Ambiente y Desarrollo.

“Los próximos 20 años serán críticos para que China logre su desarrollo sustentable”, afirmó.

El informe “nos dice que para alcanzar la meta de lograr una sociedad armónica, China debe hallar las estrategias para hacer crecer su economía a la vez que protege los sistemas naturales”, dijo James Leape.

China ha introducido una serie de medidas sobre ahorro de energía y reducción de emisiones, incluyendo el cierre de capacidades industriales obsoletas y limitación de exportaciones de productos de energía intensiva y altamente contaminantes.

El viceprimer ministro chino Li Keqiang declaró el 12 de noviembre que China acelerará la reestructuración económica y seguirá un modelo de bajo costo y desarrollo sustentable con reducidas emisiones de carbono. El gobierno también continuará sus esfuerzos para ahorrar recursos naturales y proteger el medio ambiente.

Por su parte, Gao Guangsheng, funcionario de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR), declaró el 11 de noviembre que una significativa reducción en la intensidad del consumo de energía y de emisiones de carbono podría ser un objetivo obligatorio en el nuevo programa quinquenal de desarrollo de China.