Economía de China exhibe más señales de mejoría

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

Nuevos indicadores macroeconómicos sugieren la estabilización de la economía china y que el país está en camino de cumplir con la meta de crecimiento del gobierno para 2015.


Nuevos indicadores macroeconómicos sugieren la estabilización de la economía china y que el país está en camino de cumplir con la meta de crecimiento del gobierno para 2015.

Entre las cosas positivas de las cifras publicadas hoy por el Buró Nacional de Estadísticas (BNE), están una recuperación notable en la producción industrial y un crecimiento firme de inversión en activos fijos en noviembre.

La inversión inmobiliaria, sin embargo, sigue débil, lo que puede debilitar una recuperación moderada de la economía china más amplia.

MENUDEO FIRME

Las ventas minoristas de China, un indicador clave del gasto del consumidor, aumentaron 11,2 por ciento anualmente en noviembre, la tasa de crecimiento mensual más elevada del año.

El estadístico del BNE, Lin Tao, dijo que las ventas al menudo han crecido firmemente en la segunda mitad del año. Atribuyó las fuertes ventas de noviembre a un mejor desempeño en la industria automotriz, el comercio electrónico en auge y a una mejor venta de viviendas.

El crecimiento en las ventas en línea fueron ocho puntos porcentuales más que en octubre, y las ventas en línea contribuyeron con más del 30 por ciento que el crecimiento de las ventas al menudeo en noviembre, agregó Lin.

El 11 de noviembre, el festival anual de compras por el Día de los Solteros vio las ventas en línea de Tmall, de Alibaba, aumentar 60 por ciento para llegar a 91.200 millones de yuanes (14.170 millones de dólares). Su rival JD.com, aunque mucho menor en volumen, informó que recibió 32 millones de pedidos ese día, 130 por ciento más que el año pasado.

Durante los primeros 11 meses del año, las ventas en línea crecieron 34,5 por ciento anualmente a 3,45 billones de yuanes, lo que representó el 12,6 por ciento de las ventas minoristas brutas, de acuerdo con datos del BNE.

Las ventas firmes al menudo indican que las políticas para favorecer el consumo están teniendo efecto. También ofrecen un alivio para los legisladores chinos pues ellos están intentando reestructurar la economía china hacia un modelo conducido más por el consumo y los servicios, para obtener un crecimiento sostenido, aunque a un ritmo más lento.

El crecimiento de la producción industrial también aumento el mes pasado al mostrar un crecimiento anual de 6,2 por ciento, más que el 5,6 por ciento de crecimiento registrado en octubre.

Eso representa el segundo crecimiento mensual más elevado del año, luego del crecimiento de 6,8 por ciento de junio, lo que muestra señales débiles de mejoría en el sector manufacturero,

Jiang Yuan, otro estadístico del BNE, atribuyó el crecimiento industrial de noviembre a una aceleración notable en la manufactura de automóviles. Gracias a una reducción en el impuesto a las compras y a una reducción previa de los inventarios, el valor agregado de la industria automotriz aumentó 13 por ciento en noviembre, 5,7 puntos porcentuales más que en octubre, dijo Jiang.

ESTABILIZANDOSE

La producción industrial y el valor agregado del sector servicios representó 40,6 por ciento y 51,4 por ciento, respectivamente, del PIB total de China en los primeros nueve meses de 2015.

Como resultado, una expansión más rápida de la producción industrial y las ventas al menudo están listas para apoyar al crecimiento económico más amplio.

Otras cifras de la macroeconomía de noviembre publicadas esta semana indican también una mejoría en la economía china, incluida una mejoría en la contracción en las importaciones, un incremento en la inflación al consumidor y nuevos préstamos en yuanes más elevados que lo esperado.

El vocero del BNE, Sheng Laiyun, declaró el viernes que la mejoría de la economía está siendo ayudada por las políticas de estabilización del crecimiento y que se está en camino de cumplir la meta de crecimiento oficial de alrededor del 7 por ciento para este año.

Sheng citó como alentadoras las aceleradas ventas al menudeo y el crecimiento en noviembre en el índice de gerentes no de producción manufacturera.

La economía de China creció 6,9 por ciento anualmente en el tercer trimestre de 2015, el crecimiento trimestral más bajo en seis años.

Pero el empleo se mantuvo sano, el incremento en el ingreso superó al crecimiento del PIB, y la producción de granos aumentó por duodécimo año consecutivo y, todo esto, dijo Sheng, apuntaló a China para lograr su meta de crecimiento anual.

La preocupación principal yace en la debilidad prolongada del sector inmobiliario, que ha sido una fuerza de apoyo importante para el crecimiento económico de China.

La inversión en bienes raíces creció sólo 1,3 por ciento anualmente en los primeros 11 meses de 2015, en comparación con el crecimiento de dos por ciento del periodo enero-octubre.

Eso fue un retroceso pronunciado frente al crecimiento de 10,5 por ciento registrado en 2014 y del 19,8 por ciento de 2013.

En general, el mercado inmobiliario chino se mantuvo flojo en 2015 debido a la demanda débil y la oferta excesiva, lo que provocó que las autoridades adoptaran medidas facilitadoras, que incluyeron reducciones en las tasas de interés en los pagos vencidos y en la eliminación de restricciones para adquirir viviendas.

Pero persiste la presión por la reducción de inventarios. Las viviendas no vendidas en todo el país alcanzaron la cantidad de 686,3 millones de metros cuadrados a fines de octubre, 17,8 por ciento más que un año antes, de acuerdo con cifras oficiales.

Wang Tao, economista de UBS, llamó al proceso prolongado de disminución de inventarios inmobiliarios “el mayor riesgo a la baja” para el crecimiento de China.

El efecto domino de una disminución en la construcción inmobiliaria continuará propagándose hacia el resto de la economía china en los próximos dos años, reduciendo la demanda de productos y maquinaria, dijo Wang en una nota de investigación el mes pasado. F