Economía de China merece optimismo con visión de futuro

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 16 abr (Xinhua) -- El crecimiento económico de China de 7,4 por ciento en el primer trimestre de este año hizo descartar temores sobre un posible "duro aterrizaje" de la segunda economía más grande del mundo, conforme algunos pronósticos pesimistas.


BEIJING, 16 abr (Xinhua) — El crecimiento económico de China de 7,4 por ciento en el primer trimestre de este año hizo descartar temores sobre un posible “duro aterrizaje” de la segunda economía más grande del mundo, conforme algunos pronósticos pesimistas.

Aunque es el avance trimestral de menor dinamismo desde el tercer trimestre de 2012, el crecimiento fue estable y la economía en general se mantuvo en buenas condiciones, dijo la Oficina Nacional de Estadística al dar a conocer este miércoles data económica.

China ha fijado la meta de crecimiento económico para este año en torno al 7,5 por ciento. En 2013, hubo un crecimiento de 7,7 por ciento, la misma tasa que en 2012 y la menor desde 1999.

Pese a la presión a la baja en el corto plazo, la economía de China merece un optimismo con visión de futuro, cuando las oportunidades y el potencial surgirán de la restructuración y las reformas orientadas al mercado y una apertura aún mayor, que la máxima dirigencia china se ha empeñado en promover.

“Si comparas el primer trimestre de este año con igual periodo del año pasado y un año antes, el primer trimestre ha resultado siempre de menor ritmo”, dijo Kenneth Jarrett, presidente de la Cámara de Comercio Americana en Shanghai.

“Informes de los últimos 12 años revelan que las actividades avanzan trimestre por trimestre. Es una tendencia consistente”, dijo Jarrett a Xinhua. “No percibo en esta etapa ninguna alarma o gran ansiedad por parte de nuestros miembros sobre lo que esto significa para los resultados probables para todo el año”.

Una fuente de confianza es el desempeño alentador de la zona de libre comercio de Shanghai (FTZ), la cual vió 433 firmas de capital extranjero registrarse en el primer trimestre. El número casi duplica el del trimestre previo.

Para finales de marzo, el número de nuevas empresas extranjeras subió a 661 en la zona con un capital acumulado registrado de 3.300 millones de dólares USA, dijeron autoridades en la zona.

“Ellas (las empresas extranjeras) se encuentran aquí para el largo plazo. Incluso si se da un seguimiento de data mes a mes, trimestre a trimestre, el foco está en tendencias de más largo plazo”, dijo el empresario estadounidense.

La FTZ de Shanghai, establecida en septiembre, se ha sometido a una serie de medidas de reforma clave, incluyendo facilidades en el uso transfronterizo de la divisa de China, el renminbi, la liberalización de las tasas de interés en los créditos en divisas extranjeras y la agilización del financiamiento costa fuera y la inversión foránea. El gobierno de Chna prevé que la experiencia de la FTZ sea copiada en otras regiones.

La FTZ es parte de un paquete de acciones de reforma en el país y sólo necesita tiempo para generar los beneficios del crecimiento económico sostenible.

El gobierno de China ha prometido suprimir o delegar otras 200 aprobaciones administrativas a gobiernos de menor nivel este año, luego de 416 aprobaciones administrativas que fueron eliminadas o delegadas el año pasado.

China comenzó a adoptar un paquete de reformas de registro de empresas el primer día de marzo, flexibilizando los requerimientos a un mínimo para el registro de capitales y los escenarios de negocios.

La medida ha impulsado un salto en nuevas empresas. Las empresas de mercado registradas recientemente repuntaron 37 por ciento en Shanghai y 31 por ciento en la noroccidental provincia de Gansu en marzo.

En todo el país, 309 mil 500 empresas nuevas fueron establecidas en marzo, un alza anual de 45,8 por ciento y el capital total registrado creció 103 por ciento para alcanzar 1.47 billones de yuanes, dijo este miércoles la Administración del Estado para la Industria y el Comercio.

La reforma impulsó grandemente la vitalidad del mercado, dijo el primer ministro chino, Li Keqiang, en un tour de inspección la semana pasada a la sureña provincia de Hainan luego de participar en el Foro Boao para Asia.

Para mantener el crecimiento económico de China dentro de “un rango razonable”, las autoridades locales tienen que compartir las responsabilidades y desarrollar medidas efectivas a fin de avanzar la reforma, ampliar el mercado doméstico e internacional y alentar el impulso de desarrollo, dijo.

“La dirigencia china desea que el gobierno se retraiga de ser muy activo en la economía y deje que el mercado por sí mismo tenga un papel más fuerte. Y para las compañías extranjeras, esas son buenas noticias porque es lo que prefieren”, dijo Jarrett.

En el primer trimestre, la Municipalidad Chongqing contrató capital extranjero valuado en 410 millones de dólares USA, un salto anual del 19 por ciento. El monto actual de capital extranjero en ejercicio es de 2.150 millones de dólares USA, dijo Xu Qiang, jefe del comité municipal de comercio extranjero.

El Grupo Hyundai Motor dijo el mes pasado que construirá una cuarta planta china en Chongqing. Una serie de proyectos de inversión extranjera están sujetos a discusión en Chongqing y “el monto actual de inversión extranjera se elevará en forma notoria en la segunda mitad de este año”, dijo a Xinhua.

El comercio extranjero de Chongqing en el primer trimestre del año creció 82,3 por ciento anual para alcanzar los 131 mil 800 millones de yuanes, con exportaciones que se expanden 61 por ciento.

“La velocidad del desarrollo económico podría perder dinamismo, pero las fuerzas motoras permanecen y muestran buenas perspectivas”, dijo Xu.

Además de las amplias reformas, la dirigencia china ha impulsado ideas de avanzada tales como el cinturón económico de la Ruta de la Seda y el desarrollo coordinado de Beijing, Tianjin y Hebei.

El consumo de la enorme población anciana de China y la protección de la industrias relacionadas con el medio ambiente del país también son sectores promisorios para impulsar el crecimiento económico.