El anuncio de Google crea incertidumbre en Gobierno, empleados y usuarios chinos

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

Un funcionario de la Oficina de Información del Consejo de Estado de China aseguró ayer miércoles que las autoridades de Internet de este país asiático están buscando más información sobre las declaraciones del buscador Google.


El director del departamento legal y vicepresidente de desarrollo de negocios de Google, David Drummond, anunció previamente en el blog de la compañía que ésta “revisará la viabilidad de sus operaciones en China”, tras denunciar un ‘ataque hacker orquestrado’ contra sus servicios, y dijo estar considerando la posibilidad de suspender definitivamente sus operaciones en China.

“Todavía es difícil decir si Google se marchará de China o no. Nadie lo sabe”, comentó el funcionario, quien se abstuvo de ofrecer más información, pero aseguró a la vez que seguiría el caso de cerca y estaría abierto a las preguntas de los medios al respecto.

El subdirector del Centro de Reporte de Información Ilegal en Internet de China, Xi Wei, declaró a Xinhua que no podía hacer comentarios al respecto debido a que “desconocía muchos aspectos de este caso”.

La eventual retirada de Google ha desencadenado temor entre los 700 empleados de la compañía en el país, ante la posibilidad de perder sus trabajos.

“Durante una reunión regular, esta mañana nos dijeron que Google podría irse de China, y nos sentimos muy tristes”, dijo un empleado de la oficina en Beijing, a condición de mantener el anonimato.

El mensaje de Drummond señala que la censura a la que es sometido el buscador en China, así como los recientes ciberataques dirigidos a sus servicios en el país asiático, han obligado a la compañía a evaluar su continuidad.

Google también sostiene en el comunicado que la empresa podría cerrar su portal Google.cn, y muy posiblemente sus oficinas en China.

Lynn Lin, una empleada del departamento de relaciones públicas del gigante de Internet declaró a medios chinos que “(Google) está orgullosa de los éxitos que ha logrado en China”, pero insistió en que en la actualidad la compañía “está revisando la decisión y espera una resolución”.

Drummond también señaló en su mensaje que Google intentará negociar con el Gobierno Chino la posibilidad de gozar de “condiciones de operación más favorables”.

Sin embargo, el empleado anónimo de la compañía dijo que la mayoría de los trabajadores de Google en China son pesimistas sobre el resultado de una eventual negociación.

“No se alcanzará ningún acuerdo, ya que ninguna de las dos partes estará dispuesta a ceder”, pronosticó.

No obstante, Guo Ke, experto en medios de comunicación y profesor de la Universidad de Estudios Internacionales de Shanghai, opinó que resulta “casi imposible” que Google salga de China y añadió que el gobierno chino tampoco suspenderá su censura.

“Para el Gobierno, no cambiaría prácticamente nada si Google pusiera fin a sus negocios en China y, por el contrario, el buscador sufriría grandes pérdidas económicas si abandonase el mercado chino”, sostuvo el experto.

“Los internautas del país asiático serán las víctimas reales de una decisión de ese tipo por parte de Google. Creo que la compañía está jugando al ratón y al gato, e intentando utilizar el enfado y la decepción de los cibernautas como una carta a su favor”, puntualizó.

Millones de chinos son usuarios habituales de los servicios del gigante de Internet, como su buscador, su correo electrónico Gmail, su mensajería Gtalk y su programa para compartir fotos Picasa. Además, muchos periodistas chinos, al igual que otros tantos extranjeros, dependen de Google Docs para guardar información y contactos útiles.

“Pero el Gobierno Chino nunca cederá en sus ideas o respecto a la limitación (de la información que se difunde en Internet)”, advirtió Guo.

No obstante, el caso de Google también supone un recordatorio para el Gobierno acerca de que la supervisión de Internet podría ser más moderada e inteligente, señaló Guo.