Historia del Programa Espacial Chino: El orgullo nacional del desarrollo de la Industria Espacial Jhon Beens, Centro Venezolano de Estudios sobre China

In Análisis, Sociedad by Xulio Ríos

Desde que el cosmonauta soviético Yuri Gagarin se convirtiera en el primer ser humano en el espacio el 12 de abril de 1961, la carrera espacial ha tenido varios hitos. El astronauta estadounidense Eugene Cernan (fallecido en el año 2017), comandante del Apolo 17 en diciembre de 1972, fue la undécima y última persona en caminar sobre la Luna.

En el año 2003, La República Popular China acabó con más de 40 años de dominación galáctica de Rusia y de la estrategia espacial de los Estados Unidos al lanzar su primera nave tripulada al espacio. El Teniente Coronel Yang Liwei fue el primer taikonauta (así se conoce a los astronautas en China) quien despegó el 15 de octubre de 2003 de la base Jiuquan (Mongolia Interior), en el desierto de Gobi. Durante 21 horas de forma exitosa a bordo de la nave Shenzhou-V (Nave Divina-V) dio 14 vueltas al planeta tierra a 340 km de altura, lo que convirtió a China como el tercer y último país (hasta el año 2018) en enviar humanos al espacio de forma independiente. A diferencia de Mongolia, Vietnam, Cuba y países de Europa oriental, China rechazó en varias ocasiones ofrecimientos de ayuda de la extinta Unión Soviética para enviar un hombre al espacio, y se apresuró para superar a India en la carrera espacial por sí misma.

En agosto de 2007 el presidente de los EE.UU., George W. Bush, lanza “La nueva estrategia espacial”, donde dicta que EE.UU. se reserva el derecho de “libertad de acción en el espacio”. La estrategia establece asimismo que EE.UU. defenderá este derecho, hasta negando acceso al espacio cósmico a sus adversarios si sus acciones amenazan a los intereses nacionales de Estados Unidos. Los americanos quieren que el espacio militar pertenezca única y exclusivamente a ellos, para poder dominar desde el espacio en el campo de batalla informático, apuntar misiles y armas de alta precisión desde satélites y que los demás no lo puedan hacer.

La exploración del Cosmos por la República Popular China es responsabilidad de la agencia conocida como Administración Espacial Nacional China (CNSA), creada en 1993. El programa espacial chino es una de las partes exitosas del vasto y costoso complejo militar industrial creado a principios de la década de 1960 por el entonces presidente Mao Zedong. Durante la guerra fría, el complejo llegó a emplear a 16 millones de personas, entre ellas dos millones de científicos.

Después de que EE.UU. amenazara a China con utilizar armas nucleares durante la Guerra coreana, Mao Zedong lanzó el programa espacial y un proyecto para desarrollar armas nucleares con el objetivo de garantizar la seguridad del país y de ganarse el respeto los enemigos ideológicos a través de la supremacía militar.

Así, Mao anunció su decisión de desarrollar un armamento estratégico que incluían bombas nucleares y misiles para ojivas durante el Comité Central del Partido Comunista Chino en 1955. El 8 de octubre de 1956, con Qian Xuesen científico y padre del programa espacial chino, quien fundó el laboratorio de la propulsión a reacción en el Instituto de Tecnología de California, fue deportado de los Estados Unidos tras ser acusado de ser comunista durante el periodo macartista y estar bajo arresto por 5 años. El programa inició  con el desarrollo del primer misil balístico, adoptado el 1 de marzo de 1956 y conocido como el primer Plan Aeroespacial Chino de Doce Años

El 4 de Octubre de 1957 la Unión Soviética lanza el primer satélite artificial (Sputnik), y Mao coloca como meta  en 1958, desarrollar un satélite artificial Chino conocido como Proyecto 581 con el objetivo de colocar un satélite en órbita en 1959 para celebrar el 10.º aniversario de la fundación de la República Popular China.

El programa espacial Chino continúa avanzando de la mano con el sector militar y defensa, para 1958 se funda el Instituto de la geofísica aplicada, también se construye la primera base de prueba de misil de China (Base 20) y el primer misil chino con un alcance de 590 km.

Hasta 1960 el programa espacial Chino mantuvo apoyo de parte de su aliado soviético, quien se comprometió en un plan de transferencia tecnológica y formación del personal Chino, sin embargo esta alianza se acabó en 1960 como consecuencia de la ruptura sino-soviética en 1960.

Para 1965 se revisó el proyecto 581 redefiniéndolo como Proyecto 651, con el mismo fin de tener en el espacio un satélite de pruebas científico, sin embargo la revolución cultural aplazó el lanzamiento del satélite Dong Fang Hong 1 o DFH-1  hasta el 24 de abril de 1970. Lo que significó el primer satélite artificial chino en el espacio, el cual fue diseñado para funcionar durante 15 días.

Durante los años sesenta, se hicieron varias propuestas para naves espaciales tripuladas. La primera nave espacial tripulada propuesta por la República Popular de China a fines de los años sesenta y principios de los setenta fue la Shuguang One, que se esperaba que trajera al primer astronauta chino en 1973 al espacio. Sin embargo, poco después de que se hicieron estos planes, varios científicos destacados adjuntos al proyecto fueron denunciados durante la Revolución Cultural, lo que hizo que el progreso se detuviera. Elaborando un plan de vuelo espacial tripulado llamado “Proyecto alba”, pero carecía de condiciones económicas y tecnológicas para realizarlo.

Entre 1970 y 1975, China realiza 8 lanzamientos espaciales con un éxito de 62,5% de los mismos.

Al morir Mao en 1976, Ciencia y Tecnología fueron establecidas como una de las cuatro modernizaciones. El nuevo líder Deng Xiaoping, fue un fuerte promotor de la tecnología  y revirtió las políticas de la revolución cultural. Lo que implicó que los líderes desde la tercera generación de la República Popular China, como Jiang Zemin (Ingeniero) y Hu Jintao (Ingeniero Hidráulico)  promovieran el pensamiento técnico y los logros científicos como algo vital para lograr las metas en aspectos económicos y políticos y también como prestigio y orgullo nacional.

En 1978 se funda el Centro para Tecnología y Ciencia Espaciales. De 1976 a 1978 solo se realizan cuatro lanzamientos espaciales con un éxito de 75%, donde se evidencia que aumenta su precisión en los éxitos, presentando un salto de lo cuantitativo a lo cualitativo en este período de dos años en su programa espacial.

Entre 1979 y 1986 se realizan 10 lanzamientos espaciales aumentando a 80% el éxito de los mismos y para 1987 se funda el Centro para Ciencia Espacial e Investigación Aplicada (CSSAR), resultado de la fusión del Instituto de Física Espacial y el Centro para Tecnología y Ciencia Espaciales.

Las áreas de investigación del CSSAR eran: tecnología de la ingeniería espacial, estudios del clima, investigación y pronóstico, sensores remotos de microondas y tecnologías de información.

Para el quinquenio 1987-1992, sigue aumentando el número de lanzamientos al espacio con 16, tanto como el porcentaje de éxitos que alcanza 88%.

Para 1992, una comisión de trabajo conjunta de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa Nacional (PLAAF) comenzó la selección, de los candidatos a astronautas de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación, identificados como el Cuerpo de Astronautas del Ejército de Liberación Popular poniendo en marcha su programa de vuelo espacial tripulado.

En 1993 bajo el mando de Jiang Zemin, se crea la Administración Espacial Nacional China (CNSA), institución que pasa a ser la responsable del programa espacial, asumiendo las funciones del Ministerio de Industria Aeroespacial, que se divide en la CNSA y la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASC). Esta última es una empresa estatal, que funge como la principal contratista del programa espacial chino y cumple la misión de diseñar, desarrollar y fabricar naves espaciales , vehículos de lanzamiento, sistemas de misiles estratégicos y tácticos, entre otros.

Diez años después de la restructuración del programa espacial chino, logra alcanzar los logros de  los Estados Unidos y de Rusia. Al colocar una nave con tripulación en el espacio con las naves Shenzhou-5 (año 2003) y Shenzhou-6, el uso de vehículos de paseo espacial con la misión Shenzhou-7, dominando las tecnologías de encuentro y acoplamiento con las misiones Shenzhou-8 y Shenzhou-9.

Las tecnologías de vuelo espacial tripulado de China han madurado desde la misión Shenzhou-10, logrando  enviar un total de 11 taikonautas al espacio, lo que la convierte en la nueva potencia de la industria espacial.

La República Bolivariana de Venezuela en cooperación con la Administración Nacional China del Espacio, logró un hito el 29 de octubre de 2008, colocando en el espacio el satélite artificial VENESAT-1 (Simón Bolívar),  el 28 de septiembre de 2012 al segundo satélite llamado Miranda (VRSS-1) y el 9 de octubre de 2017 fue lanzado del Satélite Sucre (VRSS-2).

China quiere convertirse en el primer país en realizar un aterrizaje controlado sobre el lado oscuro de la Luna y su próximo gran logro será enviar en el 2024 taikonautas a la Luna para demostrar el símbolo de la marcha del país como superpotencia emergente asegurando que el espacio no se transformará en un campo de batalla inalcanzable en eventuales conflictos.

Fuentes:

http://spanish.xinhuanet.com/2018-05/25/c_137206235.htm

https://mundo.sputniknews.com/espacio/201805291079097077-que-propone-beijing-para-desarrollar-su-programa-espacial/

http://www.nodulo.org/ec/2003/n021p25.htm

https://elpais.com/sociedad/2003/10/13/actualidad/1065996002_850215.html

http://spanish.peopledaily.com.cn/92121/8281320.html

http://spanish.xinhuanet.com/2018-05/21/c_137193562.htm