Huelga de Nokia ofrece lección para fusiones transnacionales

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

La mayoría de los trabajadores en huelga ya regresó a trabajar en la fábrica de Nokia, en la ciudad china sur de Dongguan, luego de su reciente movimiento industrial, aunque los expertos han advertido que la huelga sirve como una lección para las fusiones y adquisiciones transnacionales.


La mayoría de los trabajadores en huelga ya regresó a trabajar en la fábrica de Nokia, en la ciudad china sur de Dongguan, luego de su reciente movimiento industrial, aunque los expertos han advertido que la huelga sirve como una lección para las fusiones y adquisiciones transnacionales.

Hasta 1.000 trabajadores se fueron a huelga desde el 19 de noviembre, por preocupación de que sus salarios serían reducidos pues Nokia vende sus negocios de móviles a la gigante de programas de computación de Estados Unidos, Microsoft.

La huelga ocurrió el mismo día que la compañía de telecomunicaciones de Finlandia anunció que sus accionistas habían aprobado la venta por 5.400 millones de euros (7.200 millones de dólares USA), con la transferencia programada para inicios de 2014.

Alrededor de 32.000 empleados de Nokia se unirán a Microsoft, incluido el personal de la fábrica de Dongguan, fundada en 1995 como una de la principales bases de producción de aparatos móviles. La fábrica cuenta con 4.900 elementos de personal.

Los trabajadores están preocupados por que sean obligados a firmar contratos con el nuevo patrón bajo términos malos, como bajos salarios y menos días de vacaciones.

Exigieron que sus contratos actuales con Nokia sean concluidos antes de la transferencia y que la compañía debe pagar su compensación completa de acuerdo a las leyes y regulaciones relacionadas.

Los trabajadores también desean firmar nuevos contratos laborales con Microsoft bajo términos similares o mejores.

Un ejecutivo de la fabrca dijo a Xinhua que los trabajadores reanudaron gradualmente sus labores desde el domigo, luego de que las dos partes alcanzaron un compromiso con la ayuda de las autoridades locales.

 “Microsoft ha prometido que los salarios y beneficios de los trabajadores permanecerán igual en sus actuales estándares durante 12 meses después de la adquisición”, señaló un correo electrónico.

Gao Xiang, jefe de comunicaciones de Nokia China, mencionó que su fábrica en Dongguan dará además un bono de 1.000 yuanes (aproximadamente 164 dólares USA) a cada trabajador que no haya participado en la huelga.

Quienes se nieguen a regresar a trabajar serán despedidos, indica el correo. Un trabajador de apellido Liang comentó que más de 200 de sus colegas ya han sido despedidos.

Similares huelgas han ocurrido en otras fábricas chinas en otros casos de fusiones de transnacionales, como en la compra de Western Digital de Hitachi Global Storage Technologies y en el intento del fabricante indio de neumáticos Apollo por adquirir a la estadounidense Neumáticos Cooper.

Los expertos señalan que las multinacionales deben aprender a tomar en consideración los intereses de las fábricas y de los trabajadores chinos, dado que su apoyo podría tener un gran impacto en las fusiones y en las adquisiciones.

Wang Jiangsong, profesor del Instituto de Relaciones Industriales de China, dijo que las esporádicas huelgas muestran el despertar de la conciencia de los trabajadores sobre sus derechos.

“La primera generación de trabajadores migrantes de China sólo querían ganar algo de dinero y eran menos conscientes de sus derechos”, dijo Wang. “Pero la nueva generación tiene una fuerte conciencia de los derechos. Ellos resistirán vehementemente si sus derechos son violados”. Fi