La nueva ley se centra en los permisos de trabajo

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

Una vez que la ley entre en vigor, los tribunales no protegerán a los trabajadores extranjeros que no tengan permiso de trabajo, incluso si tiene contrato.


Los extranjeros sin permiso de trabajo o certificado de experto (licencia expedida por el gobierno a algunos trabajadores extranjeros con talento y experiencia en un campo), podrían perder la protección en los tribunales ante una contienda con sus empleadores, incluso si tienen contrato de trabajo.


Las ” relaciones laborales “, un término legal que hace referencia a los derechos del trabajador, cubren el seguro social, la asistencia sanitaria y la indemnización por accidente de trabajo.



El Tribunal Supremo Popular presentó este proyecto de ley a los jueces, profesionales y al público en general para su estudio. El anteproyecto ha dividido a la opinión pública que duda si esta ley realmente protegería a los trabajadores extranjeros de empleadores negligentes que tratan de ahorrar los costes de tramitación de un permiso de trabajo oficial.



Liu Deheng, subjefe del departamento de conflictos laborales del Tribunal de Chaoyang, en Pekín, dijo que el proyecto tiene la intención de estandarizar las decisiones judiciales relacionadas con los extranjeros que vienen a China sin un visado de trabajo, y que estando aquí encuentran trabajo.



Según la ley en China, es indispensable entrar en el país con un visado de trabajo para solicitar el permiso de trabajo.



La ley china estipula que los conflictos laborales tienen que pasar por arbitraje ante de poder presentar una demanda. Este paso retrasa considerablemente el procedimiento.



Han aumento los conflictos laborales, dijo Liu.



El comité de arbitraje del Tribunal de Chaoyang recibió 14 casos desde octubre de 2010 hasta octubre de 2011. El número de casos ascendió a 75 de octubre de 2011 a julio de este año.



“Cada vez más extranjeros están recurriendo a la ley para proteger sus derechos laborales. Esto demuestra que la ley funciona y que los extranjeros están dispuestos a vivir en China durante un periodo considerable de tiempo, de lo contrario la demanda, con su procedimiento de arbitraje correspondiente, no merecería la pena” dijo.



“Es esencial exigir a los extranjeros un permiso de trabajo para que tengan garantías jurídicas”. El distrito de Chaoyang, según la página web del gobierno del distrito, es un importante centro de negocios extranjeros en Pekín. Cuenta con más de 3.000 empresas extranjeras y 100 de las 500 principales compañías internacionales tienen sus oficinas aquí.



Las disputas laborales que involucren a empleados extranjeros, sin embargo, reciben un trato diferente en los tribunales de todo el país, dijo.



En Pekín, si un extranjero sin permiso de trabajo presenta una demanda, éste podrá recibir los honorarios que la empresa le deba.



Sin embargo, He Li, un abogado laboral, dijo que le preocupaba la creación de esta nueva ley, ya que algunos extranjeros no tienen permisos de trabajo porque las empresas son reacias a molestarse en tramitar el papeleo necesario.



Liu señaló que hay regulaciones administrativas para estos empresarios, aunque el proyecto de ley en sí no se refiere a empresas que no tramiten los permisos.



Wang Wenjie, del departamento de recursos humanos en una compañía de Shanghai, dijo que la ley afectará probablemente a los extranjeros que trabajen en pequeñas empresas ya que las grandes empresas cuentan con los recursos necesarios para hacer el papeleo.



Una profesora de inglés nacida en Rusia que trabaja en Pekín admitió no tener permiso de trabajo debido a la burocracia que implica.



La profesora 33 años dijo que los procedimientos para obtener un permiso de trabajo son muy complicados y este certificado sólo está vinculado a un empleador en particular. Esto hace que el problema se haga interminable si uno decide cambiar de trabajo.



La entrevistada, que quiso permanecer en el anonimato, es profesora en un colegio británico desde hace cuatro años.



“Asumí el riesgo de cambiar vida al venir a China, pago mis impuestos, ¿por qué la ley no protege mis derechos como trabajador?” -preguntó ella.




El Ministerio de Seguridad Pública dijo que es difícil saber cuántos extranjeros trabajan en China sin permiso de trabajo, pero la mayoría de los trabajadores irregulares trabajan en sectores muy específicos como la enseñanza, el trabajo doméstico y el trabajo en fábricas.