Las tensiones sociales y ambientales en China

In Estudios, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

Los déficits social y ambiental constituyen dos agujeros negros de gran magnitud en el proceso de modernización de China. El nuevo modelo de desarrollo, que ha ganado prioridad absoluta en la agenda de las autoridades del país en virtud de la crisis financiera y sus efectos locales, incorpora estas dos variables como vectores prioritarios de la nueva fase de la reforma, aquella orientada a culminar el proceso iniciado en 1978. Ambos aspectos han sido tradicional y deliberadamente olvidados en estas más de tres décadas de crecimiento vertiginoso de la economía china. En un caso porque, tras lustros de igualitarismo maoísta, la reforma se pasó a las antípodas pontificando que primero era la eficacia y después la justicia; en otro, porque para facilitar el desarrollo, a imitación de los países ricos de Occidente, no haría otra opción que contaminar primero para descontaminar después. El desprecio de ambos aspectos se entrecruza: cada vez son más las protestas sociales que tienen su origen en un medio ambiente enrarecido que impacta negativamente en la salud de unas personas que no disponen de los servicios elementales para preservarla adecuadamente.