Madre de víctima de violación lleva a juicio a campo de trabajo forzoso en China

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

La madre de una menor que fue víctima de una violación en la provincia central china de Hunan llevó ayer martes a juicio al centro local de reeducación a través del trabajo al que fue llevada tras protestar por la situación de su hija, y reclamó una compensación y una disculpa por su detención.


La madre de una menor que fue víctima de una violación en la provincia central china de Hunan llevó ayer martes a juicio al centro local de reeducación a través del trabajo al que fue llevada tras protestar por la situación de su hija, y reclamó una compensación y una disculpa por su detención.

Tang Hui, la madre que pide unos castigos más duros para los implicados en la violación y prostitución forzada de su hija, exigió en su demanda presentada al Tribunal Popular Intermedio de la ciudad de Yongzhou una compensación de 1.463,85 yuanes (235 dólares) a dicho centro por haber infringido su libertad, y otros 1.000 yuanes por daño psicológico, así como una disculpa por escrito.

El año pasado, Tang emprendió una campaña en la que pedía un mayor castigo contra aquellos que violaron y obligaron a prostituirse a su hija de 11 años en 2006.

La madre también demandó que “los dos oficiales de la policía local en Yongzhou sean sancionados de acuerdo con la ley por haber violado a su hija”.

Sin embargo, la policía trasladó a Tang a un campo de trabajo forzoso el 2 de agosto de 2012 para cumplir una condena de 18 meses, con el argumento de que “había alterado seriamente el orden social y ejercido un impacto negativo sobre la sociedad” con su campaña.

La noticia de su detención provocó rápidamente un alud de críticas por parte de la opinión pública, y bajo su presión, Tang fue liberada ocho días más tarde con la excusa de que su hija, de 17 años en 2012, era todavía menor y necesitaba los cuidados de su madre.

La historia de Tang desató una protesta de la ciudadanía, que reclamó la reforma del sistema de reeducación por medio del trabajo, que permitía a la policía mantener a ciudadanos detenidos hasta cuatro años sin enjuiciarlos.

A principios de este mes, las autoridades de Yongzhou rechazaron la demanda de Tang de una compensación estatal por el tiempo que pasó ella en el campo de trabajo forzoso.

En su recurso, Tang pidió a la corte que informara de su caso al Tribunal Popular Superior de la provincia de Hunan, que puede designar a otro tribunal intermedio para el caso, con el objetivo de descartar la posibilidad de una “interferencia del poder” por parte de las autoridades de Yongzhou.