Máxima legislatura china aprueba reglas de información virtual para proteger privacidad

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

El máximo órgano legislativo de China aprobó hoy reglas para reforzar la protección de la información personal en internet y salvaguardar los intereses públicos.


El máximo órgano legislativo de China aprobó hoy reglas para reforzar la protección de la información personal en internet y salvaguardar los intereses públicos.

Esta decisión, que tiene la misma relevancia legal que una ley, ha sido tomada por los legisladores durante la reunión de clausura de la sesión de cinco días de duración del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN).

Se pretende de esta manera “garantizar la seguridad de la información en internet, salvaguardar los derechos legales e intereses de ciudadanos, entidades legales u otras organizaciones, así como la seguridad nacional y el interés social público”, estipula el texto.

En los 12 artículos del mismo se incorpora una política de gestión de la identidad mediante la cual se exige a los usuarios de internet que utilicen sus nombres reales a la hora de indentificarse en los proveedores de servicios, incluidos los operadores de internet y telecomunicaciones.

“Los proveedores de servicios de internet pedirán a los usuarios que faciliten datos de identificación genuinos en el momento de firmar acuerdos que les garanticen el acceso a la red, telefonía fija, o terminales móviles, o que les permitan divulgar información públicamente”, estipula la decisión.

En una conferencia de prensa ofrecida hoy, Li Fei, subdirector de la Comisión de Asuntos Legislativos del Comité Permanente de la APN, despejó las preocupaciones del público de que la nueva decisión podría obstaculizar la denuncia de casos de corrupción en línea, las críticas del público en internet y el papel supervisor de internet.

Esas preocupaciones son injustificadas, afirmó.

“El trabajo de administración de la identidad puede realizarse entre bastidores, lo que permitirá a los usuarios recurrir a nombres diferentes cuando presenten públicamente material”, dijo Li a principios de esta semana cuando informó a los legisladores sobre la decisión.

Muchos operadores de internet y de telecomunicaciones ya pusieron en práctica la administración de identidad en China. La decisión nueva tiene el objetivo de mejorar la política a través de la legislación, dijo Li.

Para noviembre, casi todos los usuarios de telefonía fija y 70 por ciento de los de telefonía móvil habían registrado sus nombres reales. Los usuarios no registrados son principalmente propietarios de tarjetas prepagadas de telefonía móvil, de acuerdo con cifras del Ministerio de Industria y Tecnología Informática.

Los proveedores se servicio de red fortalecerán la administración de la información proporcionada por los usuarios, agrega la decisión.

Los proveedores de servicios de internet están obligados a finalizar la transmisión de información ilegal una vez se haya detectado y a adoptar las medidas pertinentes, entre ellas la retirada de esa información y el mantenimiento de registros de la misma, para a continuación informar del incidente a las autoridades de supervisión, según el texto.

 

Faculta a los departamentos de supervisión a que tomen medidas técnicas o de cualquier otro tipo necesario para prevenir, detener o castigar a aquellos que infrinjan la privacidad virtual, y se exige a los proveedores de servicios que aporten todo el apoyo necesario durante la investigación.

Aquellos ciudadanos que hallen información en internet que revele su identidad o viole sus derechos, así como aquellos que sufran el acoso de mensajes promocionales, tienen el derecho de exigir a los proveedores de servicios que eliminen los datos correspondientes o adopten cualquier otra medidad necesaria para detener tales prácticas.

De acuerdo con el texto, las autoridades protegerán aquella información digital que pudiera ser utilizada para determinar la identidad de un usuario o que concierna a su privacidad.

Se prohíbe a cualquier organización o particular que obtenga información digital personal mediante la sustracción u otro medio ilícito, así como que venda o proporcione dicha información a terceros.

Los infractores podrán enfrentar sanciones tales como la confiscación de los beneficios logrados de forma ilegal, la revocación de la licencia, el cierre de páginas de internet, o la prohibición de realizar negocios en el sector en el futuro, dice el documento.

Se especifican, además, normas y obligaciones para los proveedores de servicios de internet en materia de captación, uso y protección de información digital personal.

Los proveedores deberán declarar de forma explícita sus objetivos, medios y ámbito a la hora de recopilar y hacer uso de información, publicarán las normas pertinentes, y obtendrán el consentimiento de los propietarios antes de obtener sus datos.

Además, los proveedores de servicios, así como otras instituciones o compañías de carácter estatal, garantizarán de forma estricta la privacidad de la información digital personal.

El documento prohíbe a los proveedores de servicios, a las agencias gubernamentales y a su personal, que filtren o dañen la información digital de los usuarios, así como que la vendan o proporcionen de manera ilícita a terceros.

Los proveedores de servicios de internet son además responsables de tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad de la información en el transcurso de actividades comerciales y de actuar cuando aquella sea filtrada, dañada o perdida, dice el texto.

Con el propósito de abordar el aumento de quejas públicas referentes a mensajes basura (spam), el documento prohíbe a cualquier organización o particular que envíe información comercial digital a teléfonos de línea fija, móviles o direcciones de correo electrónico personales sin el consentimiento previo del usuario.

Se invita también al público a que informe a los departamentos de supervisión de actividades ilegales en que se vean envueltos datos personales en internet.

Una industria de internet de rápido crecimiento y un sistema frágil de leyes para proteger la información personal propician la creciente cantidad de fraudes, engaños, robo de identidad y calumnias en línea en China.

“Las medidas de administración necesarias carecen de bases jurídicas”, dijo Li en la conferencia de prensa.

Para noviembre de este año, los usuarios de telefonía móvil de China superaban los 1.100 millones, los usuarios de 3G ascendían a 220 millones y los usuarios de internet de banda ancha llegaban a 174 millones, indican datos del Ministerio de Industria y Tecnología Informática.