Militares jubilados obligados a devolver viviendas adicionales en China

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

Las autoridades militares de China han advertido a los oficiales jubilados de que deben devolver las viviendas públicas si el número o el tamaño de las propiedades es considerado excesivo.


Las autoridades militares de China han advertido a los oficiales jubilados de que deben devolver las viviendas públicas si el número o el tamaño de las propiedades es considerado excesivo.

De acuerdo con una circular emitida por los Departamentos Generales de Estado Mayor, Política, Logística y Armamento del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China y por el cuerpo disciplinario de la Comisión Militar Central (CMC), los oficiales militares y de la policía armada y sus familias pueden ocupar solo una unidad de alojamiento público en una única ciudad y su tamaño tiene que ser apropiado para el grado militar del oficial, indicó el viernes el Diario del EPL.

Los oficiales han recibido órdenes de devolver las propiedades adicionales si tienen más de un apartamento público o la superficie supera el estándar de sus grados. Además, también se les ha pedido que abandonar las viviendas públicas si han comprado propiedades inmobiliarias comerciales más baratas con subvenciones gubernamentales o militares, de acuerdo con el documento, aprobado por el máximo mandatario chino y presidente de la CMC, Xi Jinping.

Al mismo tiempo, a las familias de oficiales ya fallecidos también se les ha solicitado que desocupen las viviendas adicionales si son ya dueños de alguna propiedad inmobiliaria.

Las fuerzas armadas chinas detectaron irregularidades en materia de construcción de viviendas e infraestructuras en una inspección que se inició en junio de 2013. La inspección es parte de una campaña de lucha contra la corrupción lanzada por el Ejército después del XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China celebrado en noviembre de 2012.

De acuerdo con la circular, a través de la inspección se han logrado “notables progresos”. Sin embargo, el documento admite que algunos militares jubilados no entregaron sus viviendas extra ni los vehículos oficiales, lo que “ha obstruido el progreso general del trabajo”.

Para hacer cumplir la disciplina a quienes no devuelvan los apartamentos públicos, las autoridades ordenaron a los oficiales que paguen un alquiler equivalente al de la vivienda comercial más cara del distrito en el que se encuentre la residencia pública. De acuerdo con la circular, la cantidad se deducirá de sus salarios.

Todos los beneficios y primas también se suspenderán para los oficiales que violen la orden. Las autoridades también aplicarán medidas administrativas y legales a las familias de oficiales fallecidos que rechacen devolver las casas adicionales, de acuerdo con la misma fuente.