Niños se unen a petición de padres para pago de salarios atrasados

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

DALI, Yunnan, 19 ago (Xinhua) -- Un grupo de 13 niños atrajo atención generalizada la semana pasada en China al ayudar a su padres a exigir el pago de sus salarios atrasados.


Los niños, el más joven de cinco años, formaron el martes una línea en el centro de Dali, un importante destino turístico en la suroccidental provincia china de Yunnan, con carteles que exigían el pago inmediato de los salarios atrasados de sus padres. Los padres de los niños son trabajadores migrantes del sector de la construcción que laboraban en un proyecto de desarrollo en el centro de Dali. Sus salarios se han retrasado por seis años.

“Yo soy Yu Xian. Quiero leche y panques. Por favor paguen sus salarios a mi padre”, decía el cartel del niño de cinco años. Yu, originario de la ciudad de Qujing en Yunnan, dijo que su padre ha trabajado durante muchos años en Dali. “El no ha estado en casa por mucho tiempo. Quiero que le paguen para que yo pueda ir a la escuela”, dijo. Cinco de los jovenes recién habían sido admitidos a la universidad y necesitaban con desesperación el dinero para pagar sus inscripciones. “Vine a ayudar a mi padre a exigir sus salarios porque mi inscripción es un dolor de cabeza para toda la familia”, dijo Liu Qiang, una adolescente del municipio de Chongqing. Liu fue admitida en la Universidad de Ciencia y Tecnología de la capital provincial de Yunnan y necesitaba el dinero para pagar su inscripción en menos de dos semanas.

Los pagos retrasados de los salarios incluso han separado a algunas familias de migrantes. Wu Fan de 8 años dijo que sus padres se divorciaron luego de que su padre no envió dinero a casa en años. “Mi mamá estaba segura de que había perdido todo el dinero apostando o en drogas”. La difícil situación de los niños y sus familias atrajo atención generalizada en la antigua ciudad de Dali, la cual siempre está llena de turistas en el verano.

Las fotografías tomadas por los turistas fueron publicadas en línea y generaron protestas a favor de los derechos de los migrantes, los cuales han sido un tema recurrente en China en la última década. Aunque los usuarios de Internet culparon de forma casi unánime a los “patrones motivados por las ganancias” por “retener de forma deliberada los salarios de los trabajadores”, reporteros de Xinhua encontraron que la disputa salarial es resultado de huecos administrativos en el sector de bienes raíces y que las víctimas fueron víctimas de una disputa económica a mayor escala.

El promotor inmobiliario Yunnan Guangsha Real Estate Co. Ltd. alcanzó un acuerdo con el gobierno local en 2006 para construir un complejo que incluía un centro turístico, tiendas departamentales y una sala de exhibiciones en Dali por 97 millones de yuanes (15,26 millones d edólares).

El proyecto, que contrato a un importante grupo constructor en Kunming, pero posteriormente subcontrató a la compañía más pequeña “Golden Carpenter”, entró a un callejón sin salida luego de que el jefe de Guangsha Real Estate fue arrestado en 2009 por sospechas de fraude. El año pasado, Guangsha fue adquirida por una compañía turística local en Dali, pero más de 21 millones de yuanes en costos de construcción vencidos fuero traspasados por Guanghsa a Golden Carpenter y éstos no fueron pagados, incluyendo 17 millones en sueldos para los trabajadores, dijo Gao Zhonghan, ejecutivo de Golden Carpenter.

Luego de que los niños se unierona la petición de sus padres para recibir sus salarios, el gobierno de la ciudad de Dali exigió que la compañía turística resolviera el problema. En respuesta, la compañía envió el sábado tres millones de yuanes al contratista, cuya administración prometió garantizar el pago total de los salarios de los trabajadores.

“Dichos proyectos que se convierten en un callejón sin salida no son raros en China, pero no todos los trabajadores son tan afortunados como para recibir sus salarios al final”, dijo un internauta llamado “Viento en el desierto”. Según una nueva regla establecida por el gobierno provincial de Yunnan el año pasado, todas las compañías constructoras deben depositar al menos 10 por ciento de sus costos de construcción en cuentas bancarias a manera de fondo de reserva para los salarios de los trabajadores.

Esto con el fin de garantizar que todos los trabajadores reciben sus pagos a tiempo. “Pero toma tiempo que todas las constructoras sigan la regla y que los migrantes reciban sus pagos”, dijo un contratista de Kunming que sólo se identificó como Zhang. Zhang dijo que varias provincias, incluyendo a Shanxi y Hennan, han entrando en la lista negra de los contratistas por retrasar lo pagos. “Pero cuando un proyecto es subcontratado una y otra vez, es díficil seguir la raíz de la disputa”, dijo Zhang. Fin