Nueva ley pide que alcaldes chinos endurezcan batalla contra la contaminación

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 27 mar (Xinhua) -- La autoridad supervisora de la protección medioambiental de China convocó en audiencia a otro alcalde este miércoles para discutir las ineficientes medidas de respuesta a la contaminación con la intención de cambiar la percepción popular de que no se aplica la ley con la suficiente dureza.


BEIJING, 27 mar (Xinhua) — La autoridad supervisora de la protección medioambiental de China convocó en audiencia a otro alcalde este miércoles para discutir las ineficientes medidas de respuesta a la contaminación con la intención de cambiar la percepción popular de que no se aplica la ley con la suficiente dureza.

Las entrevistas entre alcaldes y altos funcionarios del Ministerio de Protección Ambiental son normalmente tensas.

En el caso de Zhumadian, una ciudad en el centro del país, la cartera criticó severamente al gobierno municipal por demorarse a la hora de cerrar las empresas contaminantes que no habían aprobado la evaluación sobre el impacto medioambiental.

“El gobierno de Zhumadian debe asumir la responsabilidad por esto”, dijo Zou Shoumin, jefe del departamento supervisor del ministerio, advirtiendo de que la entrevista era un aviso serio.

Zou también urgió al gobierno local a que tome medidas efectivas para resolver el problema tan pronto como sea posible y someta a investigación a los funcionarios que hayan cometido negligencias.

Zhang Xin, vicealcalde de Zhumadian y alcalde en funciones ya que el puesto está en la actualidad vacante, dijo que aceptaba las críticas y prometió elaborar y ejecutar un plan de acción para resolver el problema.

Zhang es uno de los muchos alcaldes que han sido convocados a cita a la sede del ministerio para discutir problemas relativos a la contaminación. El pasado noviembre, el alcalde de la ciudad de Anyang fue citado para discutir las medidas de lucha contra el esmog y la alcaldía de la ciudad de Kunming recibió asimismo críticas en enero por la contaminación de un gran lago.

De este modo, el mismo ministerio utiliza la recién reformada ley de protección medioambiental. La nueva ley, que entró en vigor el primero de enero, estipula que los funcionarios responsables deben dimitir si no son capaces de imponer el cierre de las fuentes contaminantes.

Según Zou, la citación de la cartera suele surtir efecto. Bajo la coordinación de los alcaldes, los gobiernos locales conceden mayor importancia a los problemas y mejoran la calidad del medio ambiente.

El primer ministro chino, Li Keqiang, también ha depositado su confianza en la ley. Esta tiene que ser una herramienta poderosa y efectiva para controlar la polución, en lugar de ser “blanda como el algodón de azucar”, afirmó Li en la sesión anual de la máxima legislatura nacional, que concluyó el 15 de marzo.

“Que el medio ambiente sea bueno o no depende de que el gobierno asuma las responsabilidades”, dijo Zou, que añadió que el personal de protección medioambiental no deben “luchar solos en la guerra contra la contaminación”.