Primer ministro chino promete profundizar reforma de sistema de distribución de ingresos

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 1 abr (Xinhua) -- El primer ministro chino, Wen Jiabao, se ha comprometido a impulsar una reforma más profunda de la distribución de ingresos en el país para reducir las disparidades entre ricos y pobres y garantizar la estabilidad social.


En un artículo publicado hoy jueves en “Qiushi” (que en chino significa “buscar la verdad en los hechos”), la revista oficial del Comité Central del Partido Comunista de China, Wen subraya que es necesario hacer mayores esfuerzos para construir una estructura racional de distribución de los ingresos en el país.

 

“Si la disparidad de rentas continúa creciendo, supondrá una grave amenaza para nuestro desarrollo económico y estabilidad social”, señala el primer ministro. “Estamos decididos y capacitados para resolver gradualmente este problema con un ritmo sólido de desarrollo económico y social, así como una mayor sostenibilidad en diversos ámbitos”, subraya.

 

En los últimos meses, ha ido creciendo un cierto malestar por el hecho de que el crecimiento de los ingresos de una gran parte de la población china va por detrás del aumento en los ingresos fiscales del Estado.

 

“No sólo haremos la ‘tarta’ de la riqueza social más grande mediante el desarrollo de la economía sino que también la distribuiremos bien sobre la base de un sistema racional de distribución de los ingresos”, afirma Wen en el artículo.

 

Además, el primer ministro se ha comprometido a que el gobierno aumentará gradualmente la proporción de los ingresos que los ciudadanos reciben de la distribución de la renta nacional, así como la proporción de la distribución primaria de los ingresos salariales.

 

La función de las políticas fiscales a la hora de hacer reajustes en la distribución de la renta debe fortalecerse, y la carga impositiva para las personas con bajos y medios ingresos debe aliviarse, añadió.

 

El dirigente chino subrayó que el gobierno impulsará una profundización de la reforma del sistema de distribución de ingresos de las industrias monopolísticas, y establecerá estándares estrictos para los sueldos de los ejecutivos, en especial de los que ocupan puestos de mayor responsabilidad en empresas e instituciones financieras de propiedad estatal.

 

Wen también aseguró que el gobierno central perseguirá las fuentes de ingresos ilegales, regulará las ganancias no declaradas, formará gradualmente un modelo racional, justo y transparente de distribución de la renta, y terminará con la actual tendencia de aumento de la disparidad de ingresos.

 

Asimismo, el primer ministro prometió garantizar unas condiciones mínimas de vida para las personas con bajos ingresos de las áreas rurales y urbanas del país, además de continuar impulsando los programas gubernamentales para la erradicación de la pobreza en el campo.