Reducción de sobrecapacidad en China sin gran afectación en empleos, dice funcionario

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 26 dic (Xinhua) -- La eliminación de la sobrecapacidad industrial en China será un proceso doloroso para China, pero no causará un enorme desempleo, señaló hoy un funcionario.


BEIJING, 26 dic (Xinhua) — La eliminación de la sobrecapacidad industrial en China será un proceso doloroso para China, pero no causará un enorme desempleo, señaló hoy un funcionario.

“La reforma estructural, especialmente la que se refiere a la reducción de la sobrecapacidad, inevitablemente afectará el estatus del empleo y el ingreso de algunas personas, pero es un paso que debemos dar”, expresó Yang Weimin, subdirector de la Oficina del Grupo Dirigente Central de Asuntos Financieros y Económicos.

Un mecanismo maduro de apoyo debe aplicarse para garantizar la estabilidad social, al hacerlo, no habrá un desempleo masivo, afirmó Yang en una reunión sobre la economía de China para el período 2015-2016, a la que asistieron funcionarios del gobierno, expertos y empresarios.

Reducir la sobrecapacidad industrial es una de las cinco tareas del trabajo económico más importantes establecidas en la reciente Conferencia de Trabajo Económico Central, y es considerado una de las medidas clave de la llamada reforma “de la oferta”.

Los anteriores estímulos económicos de China, enfocados más en “la parte de la demanda”, han dejado a muchas fábricas con una saturación de oferta, lo cual rezaga la economía en general. Empresas de acero y carbón, muchas de ellas estatales, están entre las más afectadas.

Los funcionarios están decididos a enfrentar el problema en vez de simplemente sacar de apuros a las firmas. Se crearán las condiciones para la ejecución de procedimientos de bancarrota con base en las reglas del mercado, y mejorarán las estrategias de salida para negocios de bajo rendimiento, dijo un comunicado emitido después de la conferencia de trabajo.

La reestructuración, más que la bancarrota, será la mejor forma en que las “empresas zombie” puedan tener una salida y minimizar su impacto negativo, explicó Feng Fei, viceministro del Ministerio de Industria y Tecnología Informática, en la reunión.