Se abre el debate sobre la propuesta de pensiones en China

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

Pekín,15/06/2012,(El Pueblo en Línea)-Una propuesta del gobierno pidiendo a la gente trabajar más y retirar sus pensiones más tarde ha abierto en China un debate a nivel nacional, con mucha gente preguntándose cómo va a hacer frente la nación a una población que envejece rápidamente.


El Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social (MOHRSS) dijo la semana pasada que está estudiando un plan de jubilación más flexible y un sistema de pensiones que permita a la gente seguir trabajando más allá de la edad de jubilación actual de 60 años para los hombres y 50 para las mujeres.


El sistema chino de jubilación que existe en la actualidad se creó hace más de seis décadas, cuando el promedio de esperanza de vida en China era de 50 años.



La revisión del aumento de la edad de jubilación en un futuro será “algo inevitable”, ya que la economía de China crece y la gente vive más tiempo, explicó el Ministerio.




¿Déficit en las pensiones


Los analistas creen que la presión financiera y el hecho de que las personas vivan más son las razones que hay detrás de esta propuesta, ya que un número creciente de chinos se jubilará en los próximos años y reclamarán sus pensiones.



Según un estudio realizado conjuntamente por el Banco de China (BOC) y Deutsche Bank, el envejecimiento de la población provocará en China un déficit de 18,3 trillones de yuanes (2,89 trillones de dólares) en los fondos de pensiones para el año 2013 que será una carga fiscal para el Estado.



Liao Shuping, un experto del equipo de investigación del Banco de China, dijo que la proyección del déficit de los fondos de pensiones es un cálculo basado en datos publicados en los últimos años por el Bureau Nacional de Estadística, utilizando variables sin cambio, tales como la tasa de interés, la mortalidad y la tasa del crecimiento de salario .



Sin ningún cambio en el sistema de pensiones, advirtió Liao, el déficit de financiación crecerá año tras año hasta alcanzar los 68.2 trillones de yuanes en 2033, o alrededor de un 38,7 por ciento del producto interior bruto del país, si la economía china mantiene una tasa de crecimiento anual del 6 por ciento.



Liao dijo que el alcance estimado del déficit puede variar debido a cambios en esas variables , pero añadió ” la creciente brecha en los fondos de pensiones y un aumento de la carga fiscal en algo inminente”.



Las contribuciones al sistema de pensiones en China, que ahora incluye cerca de 289 millones de trabajadores, jubilados y beneficiarios, acumuló 1,9 trillones de yuanes a finales del año pasado, según los datos de MOHRSS.



En el sistema de pensiones existente, cada empleado ingresa un 8 por ciento de su salario en una cuenta privada de fondos de pensiones, mientras que los jefes añaden otro 20 por ciento a cuentas privadas.



Sin embargo más y más chinos están empezando a gastar sus ahorros de pensiones. Los últimos datos mostraron que el número de personas de 60 años o más alcanzó los 185 millones a nivel nacional a finales del 2011.



Un plan de acción sobre derechos humanos publicado por el gobierno chino predijo este martes que 357 millones de residentes urbanos se beneficiarán del sistema de seguro de pensiones a finales de 2015, aumentando así la presión del gobierno para pagar pensiones.



También se espera que el número de chinos con más de 65 años aumente de aquí al 2050 de forma pronunciada hasta los 323 millones, o más del 23 por ciento de la población nacional.



Fan Jianping, economista jefe del Centro Estatal de Información, insistió que el déficit de los fondos de pensiones se ha exagerado, diciendo que el déficit de 18.3 trillones de yuanes da “demasiado miedo para ser verdad.”



“Existe un déficit de pensiones en nuestro país, pero el gobierno está bien preparado para resolver el problema”, dijo Fan, indicando que se puede mantener el equilibrio del gasto en pensiones con la enorme cantidad de activos en propiedad estatal, bonos y dividendos de empresas del Estado, si es necesario.



A finales del año pasado, la ayuda fiscal del gobierno para las pensiones ascendió a 1,25 triillones de yuanes a través de transferencias de pagos a seguros de pensiones.




Se alarga la vida


Las personas también viven más tiempo en todo el país, con una esperanza media de vida actualmente de 73,5 años.



Algunos académicos han recomendado precaución con respecto a la edad de jubilación, diciendo que dicho ajuste no debe ser introducido por el mero interés en la reducción de las ayudas estatales a los fondos de pensiones.



“El objetivo fundamental de las reformas del sistema de pensiones debe garantizar el desarrollo sostenible de los fondos”, dijo Chu Fuling, director del Centro de Investigación sobre Seguridad Social de la Universidad Central de Finanzas y Economía.



El gobierno chino introdujo el actual sistema de pensiones en la totalidad del país en 1997.



Chu dijo que el Estado debe asumir la responsabilidad de subsidiar las pensiones y cubrir el déficit de los pagos de pensiones en conformidad con la Ley de la Segurdad Social.



Si todo el mundo en China trabajara un año más, los fondos de pensiones aumentarían más de 4 billones de yuanes, mientras que los pagos de pensiones se reducirían 16 millones de yuanes, según un estudio de Zheng Bingwen, director del Centro de Investigación sobre Seguridad Social de la Universidad Renmin.



Si la edad de jubilación se elevara a 65 años, el número de activos en China ascendería un 25 por ciento y el número de jubilados descendería un 28 por ciento, dijo Zheng.



La edad de jubilación en la mayoría de los países es de 65 años.



Señaló que el envejecimiento de la población está creando una presión en los fondos de la Seguridad Social.



“Muchas personas aseguradas hoy en día contribuyen a las pensiones y aún así tienen que gastarse los ahorros de sus pensiones, encubriendo de tal modo los riesgos”, dijo.



El número total de trabajadores mayores de 15 años y menores de 60 años ascendió a 920 millones en 2010, pero se espera que la cifra vaya disminuyendo de forma gradual de aquí a 2013, según los resultados del censo.




Pros y Contras


Algunas personas mayores apoyan la propuesta del gobierno, incluyendo a Huang Shujing de 60 años de edad, una experta en educación preescolar de la provincia central china de Hubei.



“Todavía estoy en buena condición física y sería para mí una lástima renunciar al conocimiento y la experiencia que he adquirido a lo largo de los años”, dijo Huang. Ella recibió la aprobación de las autoridades locales para seguir trabajando tras alcanzar la edad de jubilación.



“Creo que muchas de mis compañeras que trabajan como profesoras o doctoras están dispuestas a trabajar pasados los 60 años de edad,” dijo.



Empleados del gobierno Y públicos tienden a apoyar el retraso de la jubilación y de la retirada de los ahorros de pensiones para más tarde, como ha observado Zhang Zhanxin, experto en Seguridad Social de la Academia China de las Ciencias Sociales (CASS).

Los críticos sin embargo opinan que las desventajas de una edad de jubilación más avanzada debe ser estudiada en más profundidad.



En una encuesta de internet de people.cn, la página web oficial del periódico Diario del Pueblo, cerca del 93,3 por ciento de los 450.000 encuestados indicaron que se oponen a un aumento en la edad de jubilación.



“Me opongo a retrasar la edad de jubilación y el pago de pensiones”, dijo Li Hui, una gerente de contabilidad de 47 años de edad que trabaja para una empresa japonesa en Shanghai, “ya que tengo que pasar tres horas de trayecto los días laborales y la presión del trabajo es enorme”

.

“[Jubilarse a los] 50 es para mí razonable “, añadió.



El empleo es otro motivo de preocupación, ya que con la nueva edad de jubilación los jóvenes y los pobres encontrarían aún más dificultades para encontrar trabajo.



China crea entre 10 y 12 millones de nuevos empleos cada año, de los cuales alrededor de 3 a 4 millones son vacantes que quedan libres gracias a las jubilaciones.



“En cualquier momento en el futuro, China seguirá teniendo un mínimo de 700 a 800 millones de trabajadores, sea cual sea la gravedad del problema del envejecimiento de la población”, dijo Tang Jun, Secretario General del Centro de Investigaciones sobre Política Social del CASS.




“Tenemos alrededor de 100 millones de personas sin empleo o subempleadas”, dijo, “por lo tanto, el empleo seguirá siendo una preocupación prioritaria para un país como China”.