Se intensifica el debate público sobre la normativa del gaokao

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

Pekín, 07/12/2012(El Pueblo en Línea)--Se acerca la fecha límite para que los oficiales encargados del sistema educativo elaboren una normativa clara sobre el gaokao, o examen de acceso a la universidad. Al mismo tiempo, se intensifica el debate público sobre si los hijos de inmigrantes deberían tener derecho a realizar dicho examen en las grandes ciudades.


En agosto, la Oficina General del Consejo de Estado instó a todas las autoridades provinciales, municipalidades y regionales a encontrar una solución antes de finales de 2012.


Sin embargo, ninguna de las tres ciudades más grandes de China (Pekín, Shanghai y Guangzhou), han hecho público sus planes, mientras que la sociedad continúa debatiendo el tema.



Las autoridades de la provincia de Guangdong, informaron el jueves que han finalizado un plan que permitirá a los niños inmigrantes realizar el gaokao en dicha provincia.



Aparte de campañas de Internet y los debates en foros, en los últimos meses se han sucedido incidentes y discusiones que han llegado a los insultos y empujones.



“A mi hija de 15 años le dijeron que parecía una langosta”, dijo Zhan Quanxi, un trabajador inmigrante que lleva viviendo en Shanghai desde hace 11 años, durante una reunión de la Comisión Educativa de la ciudad en octubre. “Más de un shanghainés nos ha dicho que nos vayamos de aquí”.



Con el sistema educativo actual, los estudiantes deben ir a la escuela secundaria y hacer el gaokao en el lugar de sus hukou, o registro de residencia. Esto significa que los hijos de trabajadores inmigrantes a menudo se ven obligados a regresar a sus pueblos durante los últimos tres años de escolaridad.



Partidarios de un cambio dicen que deberían reformar la normativa para que hubiese más igualdad entre los niños de toda la nación.



Sin embargo, tanto los funcionarios de Pekín y Shanghai, así como los de la provincia de Guangdong, han preferido no hacer ningún comentario al respecto, pero todos están de acuerdo en que los nuevos planes llegarán de inmediato.



La Comisión Educativa de la Municipalidad de Pekín anunció que está pendiente de la revisión de su proyecto educativo que podría entrar en vigor antes del próximo año nuevo chino. Sin embargo, en una discusión en internet con los padres el 28 de noviembre, las autoridades recomendaron que los hijos de inmigrantes se preparen para regresar a sus lugares de origen para el gaokao de 2013.



Un anuncio en la página web de la Comisión Educativa de la Municipalidad de Shanghai decía algo similar.

¿Igualdad en la educación?


Al no estar clara la futura normativa, los padres con hukou en las principales ciudades están luchando para mantener el status.



Muchos argumentan que cambiar la normativa conduciría a un mayor hacinamiento del sistema de educación de las grandes urbes.



“Nativos de Pekín, Shanghai y Guangdong, por nuestros hijos, permanezcamos unidos en la batalla contra la nueva normativa”, escribió un internauta su blog de Sina Weibo.



Du, una madre de Pekín y contraria de un cambio de normativa, dijo el diario China Daily que el sistema educativo de la capital sería un caos si admitieran a más estudiantes.



“El sistema de la ciudad no está preparado para tanta gente” dijo la mujer de 29 años, criada en la provincia de Hebei pero con hukou de Pekín desde que estudió en una universidad de la capital. Prefirió no revelar su nombre por temor a represalias.



“Existen muchos contras si se les permite a los hijos de inmigrantes hacer el gaokao en las ciudades”, dijo Du. “Por ejemplo, podría ser que familias pudientes aprovechen y se muden a Pekín justo antes del gaokao para que sus hijos lo hagan allí. Si han recibido su educación en provincias donde la enseñanza se centra en este tipo de pruebas, ¿cómo van a competir con ellos los estudiantes de Pekín?”



Se refería al hecho de que los estudiantes que hacen el examen en Pekín y Shanghai pueden acceder a universidades de las ciudades con una puntuación más baja que si lo hacen en otras provincias. Por ejemplo, este año la Universidad de Pekín estableció una puntuación mínima de 654 puntos para los estudiantes de ciencias. En la provincia de Shandong era de 698 puntos.




Problema del hukou


En China ya había unos 221 millones de inmigrante en octubre de 2010, según la Comisión Nacional de Población y Planificación Familiar, el equivalente a dos tercios de la población de Estados Unidos.



Según el sexto censo nacional, 7 millones de esos 221 viven en Pekín, lo que supone un 35% de todos los residentes. Un estudio de la Televisión Central de China en 2011 informó de que en la capital hay 478.000 estudiantes de primaria y secundaria sin hukou de Pekín.



Chu Zhaohui, investigador del Instituto Nacional de Ciencias de la Educación, dijo que el debate sobre la normativa del gaokao es el resultado del sistema discriminatorio del hukou. Sin embargo, para dar una solución rápida al problema de la igualdad en la educación, sugirió que debería dársele más autonomía a las universidades.



“Si las universidades tuviesen derecho a aceptar estudiantes calificados, podrían elegir a los estudiantes buenos sin importar de donde viniesen”, dijo, aunque se podrían tardar de tres a cinco años en crear un sistema de este tipo.