Situación de seguridad alimentaria de China está en su mejor momento, afirma viceministro

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 6 mar (Xinhua) -- El viceministro chino de Agricultura, Yu Xinrong, afirmó hoy viernes que la situación de la seguridad alimentaria de China se encuentra "en su mejor momento" a pesar del incremento de las importaciones de alimentos en los años recientes.


BEIJING, 6 mar (Xinhua) — El viceministro chino de Agricultura, Yu Xinrong, afirmó hoy viernes que la situación de la seguridad alimentaria de China se encuentra “en su mejor momento” a pesar del incremento de las importaciones de alimentos en los años recientes.

“La situación de la seguridad alimentaria en China está en su mejor momento”, dijo Yu en una conferencia de prensa en el marco de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional (APN, máximo órgano legislativo de la nación) que se celebra en Beijing, en la que citó los 11 años consecutivos de grandes cosechas de cereales y los récords en indicadores como el total de la producción de cereales y la producción per cápita del país.

También se refirió a la tendencia alcista de las importaciones de cereales en los años recientes, que alcanzaron una cantidad sin precedentes de alrededor de 100 millones de toneladas en 2014.

Del total de las compras al exterior, 71,4 millones correspondieron a la soja, según Yu, que indicó que las importaciones de cereales fueron de 19,52 millones de toneladas, cifra que representa el 3,2 por ciento de la producción total de cereales.

Las importaciones de maíz y de trigo disminuyeron el año pasado y sólo las compras de arroz y de los cereales para usos industriales aumentaron, dijo el funcionario.

Yu atribuyó el alza en el total de las importaciones de cereales a los precios relativamente bajos en el mercado internacional, así como a la diversificación creciente de la demanda doméstica.

El viceministro dijo que la tarea principal del desarrollo agrícola en China es optimizar la estructura del sector y que el gobierno garantizará que el “cuenco de arroz” de la nación se mantenga firmemente sujeto en sus propias manos.