Son controlables riesgos de deuda directa del gobierno en China

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

La proporción de la deuda pública total de China en el producto interno bruto (PIB) es de aproximadamente 53,3 por ciento, con 31,5 por ciento atribuido a deuda de gobiernos locales y 21.8 por ciento al gobierno central, señaló Lu Ting, jefe economista chino del Banco de América Merrill Lynch, en una nota de análisis.


China reveló hoy el monto de la deuda total del gobierno señalando que el riesgo de deuda está bajo control.

La proporción de la deuda pública total de China en el producto interno bruto (PIB) es de aproximadamente 53,3 por ciento, con 31,5 por ciento atribuido a deuda de gobiernos locales y 21.8 por ciento al gobierno central, señaló Lu Ting, jefe economista chino del Banco de América Merrill Lynch, en una nota de análisis.

“Creemos que los mercados y el gobierno chino deben alarmarse por el promedio rápidamente creciente, pero no creemos que China esté al borde de una crisis de deuda”, escribió.

CRECIENTE DEUDA DEL GOBIERNO

La Oficina Nacional de Auditoría (ONA) dijo hoy, después de dos meses de auditorías nacionales en agosto y septiembre, que los gobiernos en China fueron responsables de una deuda directa total de 20,7 billones de yuanes (3,4 billones de dólares USA) a finales de junio, es decir 8,6 por ciento, o 1,63 billones de yuanes más, desde finales de 2012.

La deuda total garantizada por los gobiernos de varios niveles ascendió a 2,93 billones de yuanes al final de junio. Más allá de este monto, la deuda de la que los gobiernos pueden tener cierta responsabilidad ascendió a 6,65 billones de yuanes.

Desglosado, la deuda directa del gobierno central era de 9,81 billones de yuanes a finales de junio, con un aumento de cuatro por ciento (375.000 millones de yuanes) respecto a finales de 2012. Los bonos del tesoro, préstamos de instituciones financieras internacionales y gobiernos extranjeros representa cerca de 84 por ciento y deben ser pagado del presupuesto central.

Los restantes 10,89 billones de yuanes fueron prestados por gobiernos locales, con un incremento de 13 por ciento (1,25 billones de yuanes) respecto a finales de 2012.

La deuda garantizada por el gobierno central fue de 260.000 millones de yuanes, y la deuda garantizada por los gobiernos locales, de 2,67 billones de yuanes.

La deuda por la cual el gobierno central debe asumir cierta carga ascendió a 2,3 billones de yuanes en junio. Mientras la de los gobiernos locales ascendió a 4,34 billones de yuanes.

Respecto a la deuda de los gobiernos locales, la deuda directa de 31 regiones a nivel provincial totalizó 1,78 billones de yuanes.

Las 391 ciudades a nivel de prefectura tienen préstamos por un total de 4,84 billones de yuanes y alrededor de 2,778 distritos un total de 3,96 billones de yuanes, según datos de la ONA. Los restantes 307.000 millones de yuanes fueron prestados a 3.309 pueblos del país.

RIESGO CONTROLABLE

Los riesgos de deuda del gobierno son en términos generales controlables, pero hay ciertos riesgos en algunos lugares, señaló el comunicado de la ONA.

 Con una proporcion deuda-PIB muy baja en 21 por ciento para el gobierno central de China, casi toda la deuda del gobierno denominada en divisa renminbi china, los enormes ahorros nacionales y una gran cantidad de activos propiedad de gobiernos de varios niveles.

Además, China cuenta todavía con un elevado crecimiento económico y un crecimiento en los ingresos fiscales a pesar de la desaceleración, comentó Lu.

Sin embargo, Lu advirtió de varios temas al alza.

El crecimiento de la deuda ha sido significativamente mayor que el crecimiento económico en los dos últimos años.

La deuda pública está dominada por la deuda de gobierno local con desigualdades de duración importantes.

La proporción deuda (corporativa)-PIB de 111 por ciento de China es mayor que en muchos otras economías desarrolladas, debido principalmente al débil mercado de capital social que no puede recolectar suficiente capital para apoyar al crecimiento.

Para solucionar los problemas, Lu sugirió que China reduzca el apalancamiento en sus gobiernos locales y lo ejerza en el gobierno central y que trate de sustituir los préstamos bancarios y de fideicomisos de corto plazo de los gobiernos locales con bonos a mayor plazo.

“Para mantener tanto el crecimiento económico como la estabilidad financiera, China debe evitar el apalancamiento y la reducción de deuda simplistas”, apuntó Lu. Fi