Una empresa de Hebei, acusada de encubrir el número real de muertos por una fuga de gas en sus instalaciones

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

Las autoridades locales de Hebei están investigando un caso de una fábrica siderúrgica que intentó ocultar durante varios días el número real de víctimas mortales por un escape de gas ocurrido el pasado lunes. El caso fue notificado a la Administración Municipal de Seguridad Laboral de Wu'an, que desplazó a varios de sus funcionarios a los hospitales donde estaban los afectados con el fin de investigar el siniestro.


Treinta obreros se intoxicaron hacia las 11:45 horas del lunes cuando estaban montando una caldera en la planta de la Compañía de Hierro y Acero de Puyang, en el poblado de Yangyi de la ciudad de Wu’an, pero la compañía informó inicialmente de que sólo 16 obreros habían resultado intoxicados, siete de los cuales habían muerto y mientras que otros nueve permanecían bajo tratamiento médico.

Sin embargo, la cifra de víctimas mortales a causa del accidente se confirmó en 21, después de que ejecutivos de la misma empresa admitieran haber encubierto otros 14 fallecimientos. El director de la Administración Provincial de Seguridad Laboral de Hebei, Gao Shenxian, comentó el viernes que “el gobierno provincial ha formado un grupo de investigación compuesto por funcionarios de las autoridades de seguridad laboral, seguridad pública, la fiscalía y la construcción, encabezado por el vicegobernador provincial Sun Ruibin. Averiguarán las causas del siniestro, el número real de víctimas, si existe más información encubierta, y otros detalles relacionados con el incidente”.

La policía ha detenido a Zhang Fugui, subgerente general de la compañía, y también ha puesto bajo vigilancia a Liu Qinglin y Pei Qingfeng, encargados de la seguridad laboral de la planta. Por otra parte, Wu Zhisen, subdirector de la Administración Municipal de Seguridad Laboral de Wu’an, así como Wang Xueshu y Li Haisheng, jefe y subjefe del poblado de Yangyi, han sido destituidos por no haber garantizado la seguridad en la zona de trabajo y por no detectar el encubrimiento de la verdadera cifra de fallecidos.

Una investigación preliminar apunta a que la negligencia fue por parte de los operarios de instalación de la planta la que condujo al mortal accidente, dado que éstos no cortaron el suministro de gas después de completar la soldadura de un gasoducto.

La empresa Puyang, de propiedad privada y con más de 8.000 empleados, se encuentra en la lista de las 500 compañías de manufacturación más grandes de China.