Zhou Xiaochuan: China debe prepararse para sacudidas económicas en 2012

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

En entrevista con Xinhua, el gobernador del Banco Popular de China, la institución central del país, afirmó que la economía mundial va a enfrentarse una serie de dificultades por la creciente crisis de deuda en la Eurozona, la incertidumbre económica estadounidense y la desaceleración del crecimiento en los países emergentes.


(SPANISH.CHINA.ORG.CN) – China debe prepararse para las sacudidas económicas internacionales en 2012, pese a que las perspectivas para la economía nacional son más positivas, dijo Zhou Xiaochuan, gobernador del Banco Popular de China (BPCh), el banco central del país.

“La economía mundial va a enfrentarse una serie de dificultades e incertidumbres en 2012 debido a la creciente crisis de deuda en la Eurozona, la incertidumbre de las perspectivas económicas estadounidenses y la desaceleración del crecimiento en los países emergentes”, dijo Zhou en una entrevista con la agencia estatal Xinhua.

“El gobierno debe observar cuidadosamente y estar listo para elegir las políticas apropiadas para enfrentar las sacudidas externas en cualquier momento”, dijo el gobernador. “Necesitamos estar preparados para un ambiente externo malo”, afirmó.

Sin embargo, Zhou se mostró optimista sobre el horizonte para China, la que ya es segunda mayor economía del mundo, pese a su tendencia al enfriamiento.

La expansión del producto interno bruto (PIB) se desaceleró a 9,1 por ciento en el tercer trimestre de 2011, por debajo del crecimiento anual de 10,4 por ciento registrado en todo 2010.

Sin embargo, Zhou dijo que el impulso de crecimiento de China seguirá siendo fuerte en 2012, cuando se reorganizarán los gobiernos locales.

Los riesgos de la deuda de los gobiernos locales y los créditos inmobiliarios son controlables, dijo, y la desaceleración en las alzas de precios hace que los esfuerzos contra la inflación no sean tan urgentes como a principios de 2011.

En noviembre, los precios al consumidor cayeron a 4,2 por ciento después de alcanzar en julio una altura récord en tres años de 6,5 por ciento. Sin embargo, los precios experimentaron una subida de 5,5 por ciento interanual en los primeros 11 meses de 2011, muy por encima de la meta anual de 4 por ciento establecida por el gobierno.

El país mantendrá su política monetaria prudente y su política fiscal proactiva en 2012, y la estabilización de los precios al consumidor sigue a la cabeza de la agenda del gobierno, como se estipuló en una declaración de la conferencia de trabajo económico central del mes pasado.

Sobre los riesgos que podría generar la desaceleración mundial en el mercado financiero nacional, Zhou dijo que China posiblemente podría presenciar una retirada masiva de capital externo, que ya ha sido dramática en algunos países asiáticos.

La turbulencia financiera actual también podría obstaculizar la reforma del tipo de interés de China, dijo Zhou. Algunas economías desarrolladas han mantenido los tipos de interés casi a cero desde el brote de la crisis financiera, mientras que el tipo de interés a un año de referencia de China se ubicó en 6,56 por ciento, tras los sucesivos anuncios por parte del banco central de que elevaría los tipos de interés, en tres ocasiones en 2011, para frenar la inflación.

“Impulsar la revisión bajo una brecha tan amplia provocaría ciertos problemas, especialmente en los flujos de capital”, dijo Zhou. “No es buen momento para impulsar tipos de interés orientados al mercado”.

No obstante, con respecto al régimen de tipo de cambio de la divisa china, Zhou dijo que la banda de flotación del yuan ‘Renminbi’ podría ampliarse cuando las entradas y salidas de capital del país sean más equilibradas.

El banco central permite que cada día de actividades comerciales el yuan suba o baje en 0,5 por ciento con respecto a su tipo de cambio.

Sobre el progreso completo del sector financiero del país, Zhou dijo: “En los cinco años pasados ha habido un buen trabajo. Pero somos un país en desarrollo y el sector está entrando en una etapa crucial de reforma. Nuestra tarea sigue siendo ardua”.

Los encargados de establecer la política financiera de China concluyeron el sábado una conferencia nacional de trabajo, en la que se subrayó la necesidad de que la industria financiera sirva a la economía real, mejore el acceso de la economía real a las finanzas e impedir que la sobreespeculación y las burbujas inflen la economía.

“La supervisión del sector financiero debe fortalecerse para prevenir riesgos sistémicos”, dijo el primer ministro Wen Jiabao en la reunión, quien pidió a las instituciones financieras que establezcan un régimen de supervisión de riesgos más completo y prudente.