“Consenso de 1992” es clave para desarrollo pacífico de relaciones en Estrecho de Taiwan

In Noticias, Taiwán by PSTBS12378sxedeOPCH

Las autoridades de ambos lados del Estrecho de Taiwan han realizado simposios de alto nivel este mes para conmemorar el 20 aniversario del "Consenso de 1992".


Las autoridades de ambos lados del Estrecho de Taiwan han realizado simposios de alto nivel este mes para conmemorar el 20 aniversario del “Consenso de 1992”.


A principios de este mes, este acuerdo clave que abarca a las relaciones entre la parte continental china y Taiwan, fue incorporado por primera vez en un informe clave presentado al Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh).



Además de confirmar los hechos históricos, las acciones ayudaron a ambas partes a consolidar la postura común de oponerse a la “independencia de Taiwan” y de seguir el “Consenso de 1992”, fortalecer el compromiso común de defender el marco de Una Sola China y desarrollar más las relaciones pacíficas.



Para buscar y establecer las bases políticas para las negociaciones entre ambos lados del Estrecho, en noviembre de 1992 la Asociación de Relaciones Entre Ambos Lados del Estrecho de Taiwan (ARATS, por sus siglas en inglés) y la Fundación para los Intercambios a través del Estrecho (SEF, por siglas en inglés), alcanzaron lo que se llama “Consenso de 1992”, un acuerdo que pide a ambas partes adherirse al principio de Una Sola China.



La ARATS y la SEF son organizaciones no gubernamentales que tienen el encargo de la parte continental y de Taiwan, respectivamente, de encargarse de los asuntos entre ambos lados del Estrecho.



Guiados por el consenso, los máximos negociadores de ambas partes, el presidente de la ARATS, Wang Daohan, y el presidente de la SEF, Koo Chen-fu, sostuvieron una reunión histórica en Singapuir en 1993. Fue la primera reunión pública entre los líderes de ambas organizaciones.



El “Consenso de 1992” también permitió la reunión histórica entre los líderes del PCCh y del Kuomintang en abril de 2005, la primera en su tipo en seis décadas. Las dos partes acordaron el “deseo común del desarrollo pacífico entre ambos lados del Estrecho”, lo que ha establecido una dirección clara y las bases para las relaciones a través del Estrecho.



Con el “Consenso de 1992” la ARATS y la SEF reanudaron conversaciones en junio de 2008 después de una suspensión de nueve años. Y desde entonces han alcanzado 18 acuerdos, incluyendo el histórico Acuerdo Marco de Cooperación Económica.



El “Consenso de 1992” no solamente sirve como una llave para abrir la puerta a las conversaciones entre ambos lados del Estrecho, sino también como un ancla para la estabilidad de la región y una base para el futuro desarrollo pacífico de las relaciones entre ambos lados del Estrecho.



La esencia del acuerdo es el apego al principio de Una Sola China, a la vez que busca bases comunes y reducir las diferencias.



Aunque la parte continental y Taiwan aún tienen que reunificarse, el territorio y la soberanía de China siempre han sido indivisibles y el hecho de que ambos lados pertenecen a Una Sola China nunca ha cambiado.



Implica una sabiduría superior, más valor y amplias perspectivas de ambos lados para enfrentar asuntos delicados como la exploración de las relaciones políticas entre ambos lados del Estrecho con la condición especial de que el país aún tiene que reunificarse, estableciendo un mecanismo de construcción de confianza entre ambos lados del Estrecho para seguridad militar, y logrando un acuerdo de paz a través de consultas.




Mientras las dos partes mantengan la posición común de oponerse a la “independencia de Taiwan”, sigan el “Consenso 1992” e incrementen su compromiso común para mantener el marco de Una Sola China, pueden conservar de manera razonable una sólida interacción, reducir las diferencias y resolver problemas relacionados.