Es mejor que la eliminación de misiles sea basado en 'consenso del 92'

In Noticias, Taiwán by PSTBS12378sxedeOPCH

Taipei, agosto 3 (CNA) El Palacio Presidencial dijo el lunes 2 que el pueblo de Taiwan nunca aceptará la propuesta de Beijing de desmantelar sus misiles dirigidos a Taiwan sólo después de que ésta acepte el principio de "una China".


  “Sería un paso crucial para las relaciones entre los dos lados del Estrecho de Taiwan si China tomaría la iniciativa de desmantelar sus misiles que tienen a Taiwan como su blanco basándose en el ‘consenso del 92’ alcanzado entre los dos lados”, dijo Lo Chih-chiang, portavoz del Palacio Presidencial.

     Lo estuvo correspondiendo a una declaración hecha por un portavoz militar chino el 30 de julio instando a Taiwan a aceptar el principio de “una China” antes de que los misiles sean desmantelados.

 

     Geng Yansheng, portavoz del Ministerio de Defensa de China, declaró en una conferencia de prensa, que tuvo lugar en Beijing, que China podría estar de acuerdo con discutir con Taiwan sobre el desmantelamiento de los misiles dirigidos a Taiwan siempre que las discusiones fuesen realizadas bajo el principio de “una China” y en el momento oportuno.

 

     El “consenso del 92” se refiere al consenso tácito de “una China con sus propias interpretaciones” de los dos lados del Estrecho de Taiwan alcanzado en una reunión celebrada en Hong Kong en 1992 entre la Fundación para los Intercambios del Estrecho (SEF, siglas en inglés), con sede en Taipei, y la Asociación para las Relaciones a Través del Estrecho de Taiwan (ARATS, siglas en inglés), con sede en Beijing, los dos organismos autorizados por sus respectivos gobiernos para manejar los intercambios entre los dos lados del Estrecho a falta de relaciones oficiales entre las ambas partes.

 

     Beijing siempre dijo que Taiwan y China habían estado de acuerdo con el princio de “una China”, mientras que Taipei ha insistido en la libre interpretación del concepto.

 

     El “consenso del 92”, que los críticos dijeron que nunca existió, ha servido como la base en que Taiwan y China reabrieron sus diálogos después de que el presidente Ma Ying-jeou asumió su cargo en mayo del 2008.

 

     Lo dijo que las interacciones y relaciones pacíficas entre los dos lados del Estrecho no solamente eran el deseo común del pueblo de los dos lados, sino que también eran acogidas por la comunidad internacional.

 

     Lo instó a la atención a la “pintura inarmónica” en que más de 1.000 misiles estaban todavía desplegados con Taiwan como blanco entre la atmósfera cada vez más caliente entre ambas partes, urgiendo a China a desmantelar los misiles para el beneficio de las relaciones entre los dos lados.

 

     Lo reiteró el llamamiento del presidente Ma de mejorar las relaciones entre los dos lados del Estrecho basándose en los principios de “encarar la realidad, construir la confianza mutua, dejar de lado las diferencias y crear una situación que sea beneficiosa a ambos lados”.(Por Garfie Li y Elisa Kao)