Grupo de élites japonesas apoya iniciativa de paz del Pdte. Ma

In Noticias, Taiwán by PSTBS12378sxedeOPCH

Tokio, septiembre 28 (CNA) Un grupo de élites japonesas emitió una declaración el viernes 28 criticando el manejo por parte de su gobierno de las disputas territoriales con otros países, dando apoyo a la Iniciativa de Paz en el Mar de China Oriental propuesta por el presidente de la República de China (Taiwán), Ma Ying-jeou.


El grupo, encabezado por el escritor ganador del Premio Nobel Oe Kenzaburo, urgió al Gobierno japonés a parar de inmediato el ciclo vicioso de las disputas territoriales con los países vecinos, refiriéndose a las disputas con Taiwán y China sobre las Islas Diaoyutai en el Mar de China Oriental y con Corea del Sur sobre la Isla Dokdo en el Mar de Japón.


La declaración dijo que Japón incluyó la Isla Dokdo, conocida como Takeshima en Japón, y las Diaoyutais, conocidas en Japón como las Islas Senkaku, en su mapa territorial cuando Corea del Sur y China no eran suficientemente fuertes para reclamar sus respectivas soberanías.



Para el pueblo coreano, la inclusión de Takeshima en el mapa de Japón simboliza el comienzo de la agresión y la colonización de su país por parte de Japón, dijo la declaración.



En el caso de las Senkakus, la tensión con China empezó con el anuncio del gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, de su intención de adquirir los tres islotes del archipiélago actualmente deshabitado.



El movimiento de Ishihara condujo a la nacionalización de estos islotes por parte del Gobierno japonés, lo que China consideró como una provocación que destruyó un previo entendimiento bilateral tácito de dejar a un lado las reclamaciones sobre el archipiélago, añadió la declaración.



Situadas a unas 100 millas náuticas del pico nordeste de Taiwán, las Diaoyutais son también reclamadas por Taiwán.



La Iniciativa de Paz en el Mar de China Oriental, propuesta por el presidente Ma en agosto pasado urgió a todas las partes involucradas a abstenerse de tomar cualesquier acciones antagónicas, a dejar a un lado todas las diferencias, a no abandonar los diálogos al respecto, a seguir apegados a los derechos internacionales y a cooperar para formular un código de conducta para resolver todas las disputas.



Haciendo hincapié en que la iniciativa del presidente Ma es racional y viable, la declaración dijo que era digno de promoverla y que el Gobierno japonés debería apoyarla.



La declaración añadió que las aguas cercanas a las Diaoyutais han sido tradicionalmente los campos de pesca para los pueblos de Taiwán y de la Prefectura de Okinawa.



“A los pescadores en esas áreas no les gustaría ver que esas aguas se convirtiesen en un foco internacional de las disputas territoriales, por lo que es un deseo que todas las partes involucradas deberán respetar”, dijo la declaración.




El grupo civil, compuesto de más de 500 personas seleccionadas de los varios sectores de la sociedad japonesa, ha estado colectando los endosos de los ciudadanos japoneses en estos últimos días, y planea presentar las firmas a la oficina del primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, el 18 de octubre.