Instan diálogo sobre acuerdo de cooperación con China continental

In Noticias, Taiwánby PSTBS12378sxedeOPCH

El presidente Ma Ying-jeou aseguró al público el 27 del mes pasado que el propuesto acuerdo de cooperación económica con China continental no es de naturaleza política y que no involucrará los asuntos de unificación e independencia. Al mismo tiempo, Ma hizo hincapié en la urgencia de llegar a un acuerdo con el fin de mantener la competitividad de Taiwan.


Dado que China continental y las naciones de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, siglas en inglés) formarán un área de libre comercio en 2010, un acuerdo económico entre Taipei y Pekín se ha vuelto imperativo, aseguró el Mandatario. A esta zona de libre comercio se le conoce comúnmente como ASEAN más Uno, de la cual Taiwan se encuentra excluida.


Tras el establecimiento de esta zona libre entre China y la ASEAN, las industrias de petroquímicos, electrónicos, textiles y máquinas herramientas de Taiwan se verán gravemente afectados, ya que sus exportaciones serán gravadas en China continental con cargas fiscales impositivas del 6,5 al 10 por ciento. Esto implica que enfrentarán una competencia en desventaja con las naciones de ASEAN.





El presidente Ma advirtió que dicha situación probablemente genere un éxodo de empresas hacia el Sudeste Asiático, lo que podría desencadenar la pérdida de 114 mil empleos en Taiwan, y un descenso del uno por ciento en el producto interno bruto de la nación.





El Mandatario hizo estas declaraciones durante una entrevista en un programa de televisión local, después que el Partido Democrático Progresista (DPP, siglas en inglés); y el Partido Unión de Solidaridad de Taiwan, manifestaran su fuerte oposición al propuesto acuerdo, ya que argumentan que denigrará el estatus de Taiwan y acelerará el camino para la unificación con China continental.





No obstante, Ma explicó que si bien el acuerdo será algo diferente de un tratado de libre comercio, ciertamente será rubricado dentro del marco de la Organización Mundial del Comercio, y fungirá parecido a un TLC.





“La situación entre Taiwan y China continental es muy especial, lo que permite la existencia de ciertas peculiaridades en los acuerdos bilaterales”, afirmó el Mandatario.





Según Ma, el acuerdo podría cubrir una amplia gama de asuntos económicos, tales como los aranceles, medidas no-arancelarias, protección de las inversiones, prevención de la doble tributación, protección a los derechos de propiedad intelectual y el establecimiento de un mecanismo para la mediación en caso de conflictos.





Dado que es difícil que ambas partes lleguen a un consenso sobre todos estos temas al mismo tiempo, el presidente Ma sugirió que ambos lados firmen acuerdos separados para cada uno de estos asuntos.





El Mandatario reiteró que el acuerdo no llevará a la apertura del mercado de Taiwan a los obreros de China continental o a un mayor ingreso de productos agrícolas chinos; enfatizando que el Gobierno se asegurará que cualquier medida de liberalización hacia China continental sea a favor de los intereses de Taiwan y su pueblo.





“No estamos firmando acuerdos solamente con China continental. Es parte de nuestra estrategia mundial. Es muy importante. Si no empezamos a hacerlo ahora, lo lamentaremos mañana”, advirtió Ma.





En una noticia relacionada, el Consejo para los Asuntos de China Continental (MAC, siglas en inglés) reveló el 1º del mes en curso que Taiwan enfocará su próxima ronda de conversaciones con China continental en cuatro temas principales.





El esfuerzo conjunto contra la delincuencia, los vuelos directos regulares, la cooperación financiera y la apertura de Taiwan a las inversiones de capital chino-continental serán los asuntos con más posibilidades de llegar a un acuerdo, señaló el vocero del MAC, Liu Te-shun, a los periodistas en una rueda de prensa.





Liu explicó que no se tiene previsto en la actualidad incluir la propuesta de Taiwan con respecto a un acuerdo para un marco de cooperación económica (ECFA, siglas en inglés), un posible acuerdo económico con China continental, que ya ha provocado una preocupación generalizada debido a las implicaciones para la soberanía de Taiwan y la dependencia económica en su principal rival.





En la próxima ronda de negociaciones, sólo se tratarán los temas sobre los cuales se pueda llegar a un consenso inmediato, advirtió Liu. Funcionarios allegados han dicho que las conversaciones podrían servir como un foro para que los negociadores intercambien ideas sobre un eventual acuerdo económico, aunque sin la necesidad de llegar a un consenso absoluto todavía. La firma del ECFA podría ocurrir en una posible cuarta ronda de conversaciones.





Se espera que la próxima reunión de alto nivel entre ambos lados del Estrecho de Taiwan, la tercera desde que el presidente Ma Ying-jeou tomó posesión de su cargo en mayo del año pasado, se realice en los próximos meses. Ma prometió mejorar las relaciones con China continental durante su campaña.





La primera ronda, realizada en Pekín en junio del año pasado, dio lugar a la puesta en marcha de vuelos directos de fin de semana y la mayor apertura de Taiwan a las visitas de turistas chino-continentales.





Durante la segunda ronda, llevada a cabo en Taipei en noviembre pasado, ambas partes firmaron acuerdos con el fin de ampliar los vuelos del fin de semana a toda la semana y a más destinos; así como para iniciar enlaces directos de transporte marítimo, ampliar los enlaces postales y establecer un marco de información sobre seguridad alimentaria.






Las negociaciones son dirigidas por P. K. Chiang, presidente de la semi-oficial Fundación para los Intercambios a través del Estrecho, por parte de Taiwan; y su homólogo Chen Yunlin, presidente de la Asociación para las Relaciones a través del Estrecho de Taiwan, por parte de China continental.