Observación de gobernador de Tokio insulta a 'mujeres de consuelo'

In Noticias, Taiwán by PSTBS12378sxedeOPCH



Taipei, agosto 25 (CNA) La observación hecha por el gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, en el sentido de que las mujeres no fueron forzadas a la esclavitud sexual por los militares japoneses durante la Segunda Guerra Mundial fue un grave insulto a la personalidad de esas mujeres, dijo la Cancillería de Taiwán el sábado 25.

La Cancillería emitió un comunicado de prensa respondiendo a los informes de la prensa japonesa circulados el viernes 24 que citaron a Ishihara en el sentido de que “no había evidencias de que esas mujeres, conocidas eufemísticamente en Taiwán como ‘mujeres de consuelo’, fueron forzadas a ofrecer servicios sexuales a los soldados japoneses durante la Segunda Guerra Mundial”.


Un informe de “Jiji.com” incluso citó a Ishihara en el sentido de que la prostitución fue una buena manera de ganarse la vida en esos tiempos, y que no existían evidencias que esas mujeres habían entrado en el comercio sexual en contra de su voluntad.



En otros informes, el gobernador de Osaka, Toru Hashimoto, dijo que no existía tampoco ninguna evidencia que pudiera probar que el ejército japonés había engañado a las mujeres forzándolas a ofrecer servicios sexuales.



La Cancillería de Taiwán dijo que el ex secretario en jefe del gabinete de Japón, Yohei Kono, pidió disculpas a las mujeres de consuelo en el año 1993, por lo que lamentó que Ishihara decidió negar el hecho que Japón había estafado y forzado a las mujeres de los países vecinos a practicar la esclavitud sexual.



“La observación del gobernador de Tokio ha insultado la personalidad de las mujeres y ha dañado nuevamente sus sentimientos”, dijo la Cancillería.



El Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán urgió a los políticos japoneses a tomar este tema seriamente, a demostrar su respeto a las mujeres desafortunadas, a escuchar sus peticiones, y a resolver el problema a la brevedad posible.



El Gobierno de Taiwán ha pedido repetidamente al Gobierno japonés pedir perdón sinceramente a las mujeres que fueron forzadas a ofrecer sus servicios sexuales, ofreciéndoles adecuadas compensaciones por su sufrimiento.



“El Gobierno seguirá ayudando a las mujeres de consuelo taiwanesas en sus peticiones para la justicia y en sus esfuerzos para recuperar su dignidad”, según el comunicado de prensa.



Este año marca el 20º aniversario del movimiento en Taiwán pidiendo la compensación del Gobierno japonés, pero muchas de las mujeres ya han fallecido.




De las más de 2.000 mujeres taiwanesas que fueron obligadas a practicar la esclavitud sexual por el Ejército Imperial de Japón, sólo nueve están todavía vivas, con una edad media de 88 años, según la Fundación de Salvamento de Mujeres de Taipei, que ha trabajado para promover los intereses de las mujeres de consuelo durante las últimas dos décadas.