Taiwán lamenta su exclusión de la AMS y recuerda a China que solo su gobierno es responsable de la salud de los taiwaneses

In Noticias, Taiwán by Xulio Ríos

Taiwán ha lamentado su exclusión de la próxima reunión de la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) causada por las presiones de China continental, y ha recordado al Gobierno de Pekín que “solo el gobierno democráticamente elegido por el pueblo de Taiwán puede responsabilizarse de la salud de sus 23 millones de ciudadanos”.

Taiwán ha buscado el apoyo de sus aliados diplomáticos y otros países amigos para intentar conseguir una invitación formal para participar en la sesión de la AMS de este año, invitación que finalmente no ha recibido debido a las presiones de China continental, que considera que Taiwán es parte de China y que su gobierno puede ocuparse de la salud del pueblo de Taiwán.

Se trata del segundo año consecutivo que Taiwán no recibe la oportuna invitación para tomar parte en la citada Asamblea, órgano decisorio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que celebra este año su 71ª sesión en su sede de Ginebra, Suiza, entre los días 21 y 26 de mayo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores ha indicado en un comunicado de prensa que el “goce de buena salud es un derecho de toda la humanidad y también un valor universal estipulado claramente en la Constitución de la OMS, independientemente de la diferencia de raza, religión, creencia política o condiciones económicas y sociales”.

El ministerio exhorta a la OMS a no ignorar la contribución de Taiwán a la seguridad de la salud pública global y a los derechos humanos relacionados con la salud, así como sus esfuerzos por combatir las enfermedades, y pide a la organización que sea más inclusiva y que acepte la participación de Taiwán con el fin de crear una situación en la que todos ganen.

Pese a su exclusión, Taiwán no descarta todavía la posibilidad de participar en la Asamblea, y para ello tiene previsto enviar a Ginebra una delegación encabezada por el ministro de Salud y Bienestar, Chen Shih-chung.

A través de su participación en la Organización Mundial de la Salud, Taiwán desea compartir su exitosa experiencia en materia de salud con otros países desempeñando un papel constructivo en la protección de la salud mundial, convertirse en parte de los esfuerzos globales para lograr que exista una red internacional sin fisuras para la prevención de enfermedades y crear un escenario beneficioso para todos, para Taiwán, para la OMS y para la comunidad internacional.