Noticias del Observatorio

Taiwan Hebdo 18, Semana del 24 al 30 de Abril de 2017

30/04/2017

Dos afirmaciones destacan en la entrevista concedida por la presidenta Tsai Ing-wen a la agencia Reuters. La primera es que, según dijo, podría volver a hablar directamente por teléfono con Donald Trump si bien matizó que ello dependería “de los cálculos” que haga el gobierno estadounidense con respecto a la situación de la región. Como es sabido, ambos mantuvieron una conversación el pasado 2 de diciembre, en un acto sin precedentes. Tsai destacó que los lazos de Taiwán con EEUU, su mayor aliado político y proveedor de armas, han mejorado. 

Dos afirmaciones destacan en la entrevista concedida por la presidenta Tsai Ing-wen a la agencia Reuters. La primera es que, según dijo, podría volver a hablar directamente por teléfono con Donald Trump si bien matizó que ello dependería “de los cálculos” que haga el gobierno estadounidense con respecto a la situación de la región. Como es sabido, ambos mantuvieron una conversación el pasado 2 de diciembre, en un acto sin precedentes. Tsai destacó que los lazos de Taiwán con EEUU, su mayor aliado político y proveedor de armas, han mejorado.

La segunda afirmación fue la invitación al presidente Xi Jinping a abordar “desde otra perspectiva” las relaciones del Estrecho para que en el futuro se establezca un marco diferente, es decir, que Beijing debe adoptar una nueva forma de pensar en relación a Taiwán y ser más flexible.

Donald Trump reaccionó descartando la posibilidad de realizar la conversación telefónica sugerida por Tsai diciendo que “no quería crear problemas” al presidente Xi, ahora con la atención puesta en Corea del Norte. Trump accedió a respetar la política de “Una sola China” en febrero y luego recibió a Xi en su complejo de Florida a primeros de abril estableciendo “una muy buena relación personal”. Trump también se inhibió de los supuestos planes de Taipéi para comprar aviones F-35 (más de 100 millones de dólares cuesta cada uno), asegurando que “no he sido informado”.

El desaire de Trump empeora los presagios de que Taiwán sea utilizada como moneda de cambio entre China continental y EEUU. El presidente estadounidense vino a decir que, en adelante, “no haría nada que pudiera molestar” a Xi Jinping, rechazando cualquier intención de arriesgar en esa relación. Trump querría hablar con Xi primero. La reacción de Trump fue calificada de “vergüenza para Taiwán” por el KMT.

La SEF (Fundación para los Intercambios a través del Estrecho, siglas en inglés), por su parte, complementó las palabras de la presidenta y adelantó que Tsai anunciará una nueva política hacia China continental en el curso del próximo mayo, antes programada para el segundo semestre, con miras a romper el actual estancamiento. Habrá que esperar y ver. 

Para acceder a todo el contenido del Taiwan Hebdo 18-2017, pulsa en el banner correspondiente. 


IGADI Casa Asia Observatorio Virtual http://www.asiared.com Yuanfang Magazine Esglobal