Conclusiones IX SEI sobre Política China

In Otros, Simposio Electrónico Internacionalby Xulio Ríos

Llegado el final de nuestro IX SEI sobre Política China, quisiera expresar a tod@s el agradecimiento por acompañarnos en esta nueva edición; muy especialmente a nuestro conferenciante inaugural, Fernando Reyes Matta, y a tod@ y cada uno de l@s relatores que han dado lo mejor de sí para hacernos llegar sus reflexiones y puntos de vista. También a tod@s aquell@s que nos han interpelado con sus preguntas y comentarios a lo largo de las tres últimas semanas.

Hemos tocado numerosos temas que abarcan rubros diferentes (desde la ideología o la política a la economía, la sociedad o las relaciones exteriores y la defensa). En su conjunto, los temas tratados forman parte de la agenda sustancial de esa China de hoy que, como tanto se reitera en la jerga oficial, vive un periodo crucial en su proceso de modernización, afrontando importantes riesgos y contradicciones.

Entre los tópicos a destacar: el xiísmo, el sueño chino, la religión y las creencias populares, la demografía, el fútbol, la diplomacia china en relación a áreas y actores clave, la Iniciativa de la Franja y la Ruta, etc.

Las “dos sesiones” de este año, que han servido, como siempre, de teloneras de nuestros debates, han marcado un punto de inflexión. Sus decisiones han sido de alcance: desde la revisión constitucional a la reforma del aparato del Estado o la revitalización del medio rural, entre otros. Un reinicio del constitucionalismo pudiera estar emergiendo.

En el plano del liderazgo, el primer ministro Li Keqiang conserva el puesto pero la nueva vicepresidencia ostentada por Wang Qishan, a modo de número dos de facto, impone una sombra alargada. Igualmente, Hu Chunhua “reaparece” como viceprimer ministro, lo cual, en cierto modo, le mantiene en la “carrera”, aunque con poderosos competidores.

El SEI sobre Política China encara la necesidad de una renovación en su formulación y realización técnica para hacerlo más dinámico, fluido y atractivo. Esperamos lograrlo para que las nuevas ediciones nos permitan dar un salto en su realización práctica, si bien manteniendo el espíritu abierto, la pluralidad y el rigor que le han caracterizado en estos años.