“China no abandonará la política de autonomía de las nacionalidades minoritarias”

In Entrevistas by PSTBS12378sxedeOPCH

Hao Shiyuan, miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino y especialista ampliamente reconocido en China y en el exterior en materia de nacionalidades minoritarias, fue hasta hace poco director del Instituto de Etnología y Antropología de la CASS, formando parte del Presidium de esta última. Con él hemos hablado de la situación general de esta problemática en China. Hao es autor de algunas obras de referencia en este campo, incluyendo el titulo How the Communist Party of China Manages the Ethno-national issues: an evolving topic, en vías de publicación.


1. Cuáles son las políticas generales acerca del problema de las nacionalidades minoritarias en China?

De acuerdo con la Constitución de China, en el marco de un estado unificado, se practica el sistema de autonomía regional de las nacionalidades minoritarias en las regiones donde estas habitan formando una aglomeración. Es uno de los sistemas fundamentales de China, contemplado y asegurado en la “Ley de la República Popular de China sobre la Autonomía de las Regiones de las Nacionalidades Minoritarias“, que constituye a su vez el apoyo institucional y la base legal en materia de política del gobierno chino hacia las nacionalidades minoritarias. Este sistema se caracteriza por preconizar la garantía de la igualdad política, el desarrollo económico, la prosperidad cultural y la armonía social, en el seno del cual se contemplan esencialmente contenidos favorables a los intereses de las minorías nacionales y preferenciales en cuanto al desarrollo de sus regiones.

2. Qué fases pueden distinguirse en su evolución desde 1949 a hoy día?

Después del establecimiento de la República Popular China, tras la experiencia de creación de la Región Autónoma de Mongolia Interior en 1947, se estableció el sistema de autonomía regional de las minorías nacionales en toda China en las regiones donde las minorías nacionales vivían agrupadas. El requisito previo para su aplicación consistió en identificar el sujeto que debe ejercer esta autonomía, es decir, las minorías nacionales. Fue por esta razón que se realizó un trabajo de identificación de las nacionalidades minoritarias (historia, sociedad, lengua, literatura) a escala de todo el territorio. Tras más de veinte años de investigación, se identificaron 55 nacionalidades minoritarias. Durante esta investigación, circunscripciones diferenciadas y niveles administrativos de las minorías nacionales dieron paso sucesivamente a regiones autónomas (5), prefecturas autónomas (30), distritos autónomos (120), y pueblos autónomos. El período de la creación del Estado (1949) hasta 1957 se considera como la ” época dorada ” de la formación y desarrollo de las políticas en materia de nacionalidades, ya que todas las instituciones y las políticas fundamentales se establecieron en ese período.

En 1958, surgió en China el “Gran Salto Adelante” en el ámbito del desarrollo socioeconómico, que resultó del error de abordar los problemas sociales (incluyendo los de las nacionalidades minoritarias) de manera radical y ciega. En consecuencia, la política sobre las nacionalidades minoritarias experimentó un golpe severo. La orientación de situar los problemas de las nacionalidades en el marco de la lucha de clases se reforzó en el curso de “los diez años de disturbios” (la Revolución Cultural) iniciada en 1966, y las políticas en materia de nacionalidades minoritarias fueron casi abandonadas o suprimidas.

Después de la reforma y apertura de China en 1978, el trabajo sobre las nacionalidades pudo restablecerse. Se retomó entonces la aplicación de las políticas sobre minorías nacionales, las nacionalidades se reconciliaron y las relaciones entre ellas mejoraron. La fórmula “igualdad, solidaridad, ayuda mutua de todas las nacionalidades” se convirtió en la nueva concepción dominante en toda la sociedad en materia de relaciones entre las nacionalidades. Durante la construcción de la sociedad armoniosa, esta fórmula se renovó, añadiendo “armonía” (igualdad, solidaridad, apoyo, armonía).

La política de reforma y apertura al exterior de China consideró primeramente el este de China como el punto más importante y prioritario, después procedería abordar el Oeste, en una estrategia en “dos etapas”. El rápido desarrollo de las zonas costeras en el Este prestó grandes servicios al aumento del poder nacional general, sin embargo, la brecha entre el Oeste y el Este se ensanchó más y en términos de desarrollo socio -económico alimentó el deseo de desarrollar las regiones del Oeste, especialmente por parte de las minorías nacionales. En 2000, el epicentro del desarrollo socio-económico de China se transfirió hacia el Oeste. Es lo que llamamos “el desarrollo de las regiones del Oeste”. Estas regiones constituyen un concepto geoeconómico: reúne a las nacionalidades minoritarias más grandes, casi todas las comunidades autónomas  se encuentran en el Oeste, donde se encuentran principalmente los lindes fronterizos del continente chino.

A partir del año 2005, durante la aplicación de la estrategia de “desarrollo de las regiones del Oeste”, el desarrollo económico, cultural y social de las nacionalidades minoritarias se incorporó en el Plan Quinquenal del Estado y políticas como “impulsar las zonas fronterizas y enriquecer a sus habitantes”, ” apoyar a las minorías nacionales con una población muy pequeña “, etc, se han aplicado igualmente.

Las regiones autonomas de las nacionalidades minoritarias de China representan el 64% del total de la superficie territorial del país. Las nacionalides minoritarias con una muy pequeña población son 28 y su población no sobrepasa la cifra de 300.000 personas.

3. Existen especificidades en atención a la singularidad de algunas nacionalidades?

Hay una marcada diferencia entre las nacionalidades minoritarias en cuanto a su distribución geográfica, sus influencias históricas, sus culturas, sus creencias religiosas, sus estilos de vida, sus poblaciones, etc. Por ello, el gobierno chino subraya la necesidad de aplicar de acuerdo a las realidades de cada región y de cada nacionalidad, las políticas más adecuadas, incluyendo el apoyo financiero, la protección cultural, la producción de objetos especiales de uso cotidiano, etc.

4. Que estrategias y características fundamentales reviste la política económica en relación a las nacionalidades minoritarias?

Desde el año 2000, la estrategia de desarrollo de las regiones del Oeste que implica una transferencia del epicentro de desarrollo socio-económico de China es una estrategia general sobre cuya base se aplican las políticas de “dinamizar las regiones fronterizas y enriquecer a sus habitantes “y de “apoyar a las minorías nacionales con una población muy pequeña”, reforzando así la política nacional de apoyo hacia el Oeste, incluyendo transferencias de capital intelectual, programas, tecnologías, etc.
Al mismo tiempo, se creó la Conferencia Central sobre los asuntos del Tíbet a partir de los años 80, y la Conferencia Central sobre los asuntos de Xinjiang en el año 2010, dos dispositivos destinados a estas dos regiones autónomas, que tienen por objeto acelerar el desarrollo socio-económico y garantizar un largo período de orden y estabilidad. Además, desde 2008, el Estado ha indicado al resto de comunidades autónomas y provincias que cuentan con múltiples nacionalidades minoritarias las directrices acerca de la intensificación del desarrollo socio–económico. Estas indicaciones contienen un alcance más político.


5. Y en el orden religioso?

China practica la libertad de creencia religiosa administrando, según la ley, los asuntos religiosos. Entre la población de las nacionalidades minoritarias, los de creencia musulmana son los más numerosos, los que practican el budismo tibetano están en segunda posición, y quienes profesan la religión cristiana y protestante en tercer lugar. Existen muchas mezquitas y lamaserías. Entre quienes forman parte de los cleros religiosos, los monjes del budismo tibetano son los más numerosos y algunas sectas creen en la reencarnación de Buda.

El Estado garantiza las actividades religiosas normales, invierte grandes sumas de dinero en los templos para su mantenimiento. Los del budismo tibetano están mayoritariamente inscritos en la lista de protección de vestigios y monumentos del Estado. Los gobiernos locales promueve igualmente la mejora incesante de las condiciones de la vida cotidiana, desde carreteras, electricidad, agua, etc. Los monjes también se benefician de los derechos sociales, y se inscriben en el seguro médico y social para garantizar la prestación de asistencia religiosa y satisfacer las necesidades de la población creyente.

El gobierno chino preconiza el amor de los creyentres hacia su Estado y su religión, tomando parte activa en la adaptación de las religiones a la sociedad socialista y proponiendo formación a los monjes para que puedan desempeñar fielmente su misión en el respeto a la ley, prestar servicios a la población creyente y a la sociedad y favorecer la comprensión de los libros sagrados a traves de la educación religiosa.

El gobierno chino se opone a la unión de poder y religión, a la intervención de la religión en los asuntos políticos, a la ingerencia exterior en la práctica religiosa, a las sectas ilegales, a las palabras y conductas religiosas extremistas, e insiste en el principio de autonomía, autoorganización y autoprédica.

Los asuntos religiosos suponen también desafíos ya que existen fuerzas exteriores que se infiltran en China para manipular la religión. En primer lugar, existe todavía quienes defienden la tradición de unir poder y religión (Dalai Lama); en segundo lugar, el extremismo religioso proveniente de Asia Central y del sudeste asiático asi como sus sectas que ejercen todavía influencia en Xinjiang; tercero, los proselitistas ilegales cristianos y protestantes.

En materia de estudios y teorías religiosas, la gestión de los asuntos religiosos, sobre todo en lo que concierne a los templos y monjes, hay todavía muchos problemas por estudiar.

6. Y en el orden cultural, educativo, lingüístico, medios de comunicación?

Las culturas de las nacionalidades minoritarias, a la vez diversas y bien diferenciadas, son parte importante de la diversidad cultural de China y constituyen unos valiosos recursos para la construcción cultural del país. El gobierno chino concede gran importancia a la protección, desarrollo y prosperidad cultural de las nacionalidades minoritarias. Las culturas de las nacionalidades minoritarias representan una gran proporción en la lista de bienes protegidos por el patrimonio cultural intangible de China. En el curso de la elaboración de las estrategias de desarrollo cultural regional en las regiones autónomas y en las provincias donde habitan múltiples minorías, se establecen políticas orientadas a la protección, a la preservación y al desarrollo de las nacionalidades minoritarias locales, incluyendo la valorización cultural, ecológica y sobre la explotación del turismo étnico. La construcción de museos de cultura e historia de las nacionalidades en cada uno de los escalones administrativos es una de las medidas políticas que se promueven.

Los recursos linguísticos de las nacionalidades minoritarias chinas son muy ricos, es decir, nada menos que 130 lenguas, pero entre ellas, la mayoría no tienen escritura, y la mayor parte de estas últimas se encuentran en una situación peligrosa a causa de la pequeña población que las utilizan y sus ámbitos de uso son muy limitados. Por contra, algunas nacionalidades minoritarias conservan hasta nuestros días su propia escritura tradicional, por ejemplo, los mongoles, tibetanos, uigures, kazakos, coreanos, etc. Sus escrituras son moneda corriente en todo el país pues su uso y desarrollo están garantizados por la ley e incorporadas al sistema educativo.

En China, la educación bilingue es la principal vía para vulgarizar la lengua franca (el mandarín) y proteger las lenguas de las minorías. En el sistema educativo propio de las nacionalidades minoritarias representado por la Universidad Central Minzu, se forman los talentos de las nacionalidades minoritarias en todos los dominios, y los alumnos provenientes de las nacionalidades minoritarias representan una parte más o menos importante. Asi acontece también en el caso de las escuelas superiores de las regiones autónomas.

Los apoyos a la lengua de las nacionalides minoritarias incluyen libros, periódicos, radio, televisión, películas (dobladas), Internert, sin olvidar aplicaciones para el móvil. Todos estos instrumentos han contado con el apoyo financiero especial del gobierno.

Por lo tanto, desde un punto de vista general, en lo que concierne a su desarrollo, su protección y su legado, las culturas de las nacionalidades minoritarias afrontan todavía desafios lanzados no solo por la modernidad, también por la tradición, pues el impacto de la cultura moderna es manifiesto, y la influencia de la mercantilización, amplia. La competitividad de las lenguas de las nacionalidades minoritarias se muestra frágil en el contexto del mercado nacional y en movimientos de transformación social como la urbanización, que promueve el desplazamiento de la gente.

7. Existen cupos de representatividad de las nacionalidades minoritarias, ¿en qué ámbitos?

En la ley electoral de la Asamblea Popular Nacional (APN) y en las asambleas populares locales de la RPCh se contempla un cierto número de representantes de las nacionalidades minoritarias; también en el congreso nacional del PCCh, en los congresos locales del PCCh, las conferencias consultivas, tanto a nivel central como local.

8. Existe algún debate actual sobre la política general en esta materia?

La politica general consiste en asegurar que con independencia del número de su población, la proporción de los representantes de las nacionalidades minoritarias supere a la proporción entre su población respecto a la población total, y asegurar el estatuto de representación de las nacionalidades minoritarias en el seno de la APN. A mi entender, no existe cuestionamento en este sentido.

9. Que causas principales argumentan los opositores a la política china en materia de nacionalidades?

Después de la desintegración de la Unión Soviética, en China y en el extranjero, creció el interés por las políticas chinas en esta materia. Algunos investigadores chinos consideraron que nuestras políticas procedían de la URSS, y ese punto de vista provocó cierta preocupación porque allí habían fracasado. Investigadores occidentales estiman que el nacionalismo de las nacionalidades no-rusas de la URSS acabó con el comunismo, y China, que perseguía la vía socialista, redundaría en el mismo fracaso.

A comienzos del siglo XXI, China asiste a un desarrollo socio-económico rápido y sostenible, a un aumento continuo de su influencia y a una elevación de su estatus internacional, lo que fortalece en general la confianza en el “modelo chino”. Sin embargo, el “incidente del 14 de marzo” de Lhasa en 2008, “el incidente del 5 de julio” de Urumqi en 2009, llamaron la atención sobre las políticas económicas preferenciales aplicadas en las regiones del Oeste, y, sobre todo, respecto a las ayudas nacionales y la inversión permanente en Tibet. La percepción más general fue de desconcierto ante las violencias y los disturbios cuando aumentaban estas inversiones. Algunos especialistas y cuadros del gobierno investigan las causas en las políticas sobre las nacionalidades minoritarias, lo cual vino a reforzar la idea de que las políticas en esta materia procedían del modelo soviético. De ahí se derivaron una serie de opiniones en torno a la necesidad de “despolitizar” los asuntos de las nacionalidades minoritarias e incluso de “rechazar el reconocimiento de la identidad de las nacionalidades minoritarias”, etc. Este tipo de opiniones expresan una psicología desequilibrada causada por la gran brecha de distribución de la renta en el curso del desarrollo socioeconómico y por políticas económicas regionales parciales en relacion a las regiones occidentales. Son igualmente puestas en causa las políticas preferenciales de nacionalidades minoritarias en escolarización, inserción profesional, planificación familiar, etc. Por esta razón, estas opiniones –derogar las políticas de nacionalidades minoritarias, anular las autonomías- fueron populares y mostraron cierta influencia durante un cierto tiempo. Poniendo en cuestión las políticas chinas en esta materia, estos especialistas y cuadros del gobierno recomendaban enérgicamente la adopción de políticas de asimilación como las aplicadas en EEUU, Brasil o India.

El problema de las nacionalidades minoritarias, que se caracteriza por su cronicidad y complejidad, es dificil de resolver tanto en China como en el resto del mundo. El establecimiento de un sistema y la elaboración de una política no pueden producir resultados de forma inmediata. La concretización de las aspiraciones de igualdad de las nacionalidades y de las personas es un largo camino que debemos hacer, y demanda un desarrollo nacional global, incluido socioeconómico, cultural y educativo, y la eliminación progresiva de los elementos de desequilibrio entre regiones y entre nacionalidades. Esta es la razón por la cual el PCCh y el gobierno declaran desde hace mucho tiempo que es preciso “sostener el sistema de autonomía de las regiones de las nacionalidades minoritarias y mejorarlo”. Este principio hará valer la superioridad de este sistema y de estas políticas en circunstancias en que un tal sistema podría beneficiar de manera permanente los resultados del desarrollo socioeconómico. Arreglar de manera radical los problemas sociales caracterizados por la cronicidad, o de manera simple asuntos caracterizados por la complejidad, no solo dará lugar a resultados incoherentes con las intenciones, sino que dejarán graves secuelas. La lección soviética apunta también a este tipo de problemas.

Durante el XVIII Congreso del PCCh se formuló con mayor precisión este principio: concretizar al completo y correctamente las políticas del Partido en materia de nacionalidades minoritarias. Esta nueva formulación es muy importante. Constituye igualmente una manera fundamental de observar los problemas actuales de las nacionalidades minoritarias de China, lo que indica determinar si el problema reside en la concepción de este sistema y la orientación de las políticas, o bien en una concrección y aplicación incompletas, incluso incorrectas. Exagerar sus implicaciones internacionales o exteriores no oculta los defectos del trabajo en estos asuntos, lo cual resulta en una pérdida de confianza en este sistema y en estas políticas. El sistema de autonomía de las regiones de nacionalidades minoritarias no es el federalista de la URSS. El fracaso soviético en los asuntos de las nacionalidades no significa el fracaso del marxismo-leninismo, ni del socialismo. Son consecuencias producto de las derivaciones soviéticas de los principios fuindamentales del marxismo-leninismo y del socialismo, y de un retorno al viejo imperio ruso. El nacionalismo de la Gran Rusia en el interior estimuló naturalmente el chauvinismo hacia el exterior.

Para mejorar el sistema de autonomía de las regiones de nacionalidades minoritarias de China, la cuestión estriba en elaborar los estatutos de las cinco regiones autónomas que no solo constituyen el signo de una mejora sino que se inscriben en el marco de la reforma del sistema político.

10. Que órganos deciden la política en este asunto en el PCCh?

En el PCCh, el departamento del Frente Unido del Comité Central del PCCh que tiene proyección igualmente en las regiones, provincias y ciudades es el encargado de los asuntos de las nacionalidades minoritarias y de los religiosos.

11. Qué órganos deciden la política en este asunto en el gobierno?

En el gobierno, hay un Comité del Estado para los asuntos de las nacionalidades minoritarias que pertenece al Consejo de Estado; igualmente, comités locales para los asuntos de las nacionalidades minoritarias. Además, hay un Comité del Estado para los Asuntos Religiosos y un comité para los asuntos religiosos y para los de las nacionalidades minoritarias.

12. Qué órganos deciden la política en este asunto en las asambleas populares?

El Comité para los asuntos de las nacionalidades minoritarias, uno de los comités especiales de la APN. En las asambleas populares locales, existen igualmente comités para los asuntos de las nacionalidades minoritarias.

13. Qué órganos influyen la política en este asunto en el mundo académico?

Existen dos tipos de instituciones: las de investigación creadas por ministerios concernientes (institutos, centros de investigación), como el departamento para las políticas de las nacionalidades minoritarias (Centro de investigación para los problemas de las nacionalidades minoritarias) perteneciente al Comité del Estado para los Asuntos de las nacionalidades minoritarias, los institutos para las nacionalidades minoritarias pertenecentes a los comités locales para los asuntos de las nacionalidades minoritarias, etc., todos estos institutos y centros de investigación participan en las actividades del mundo académico.

En el seno de la CASS, el Instituto de Etnología y Antropología, el Instituto de Literatura de las Nacionalidades Minoritarias, el Centro de Investigación de la Historia y la Geografia de las Fronteras, el Instituto de las Religiones del Mundo, etc, desempeñan un papel académico y consultivo a diferentes niveles en materia de políticas sobre las nacionalidades minoritarias; además, el Centro de Investigación dela Tibetología es muy competente en asuntos tibetanos. En fin, los institutos para las nacionalidades minoritarias, los colegios y las disciplinas en la materia creadas por las academias locales de ciencias sociales o por las universidades forman parte también de la red de investigación sobre las políticas en esta materia.

Beijing, 13 de septiembre de 2013