Texto íntegro: Informe sobre la Labor del Gobierno (Presentado el 5 de marzo de 2018 ante la Iª Sesión de la XIIIª Asamblea Popular Nacional)

In Documentación, Secciones by Xulio Ríos

BEIJING, 23 mar (Xinhua) — El siguiente es el texto íntegro del Informe sobre la Labor del Gobierno presentado el 5 de marzo por el primer ministro chino Li Keqiang ante la I Sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional, el máximo órgano legislativo del país, y adoptado el 20 de marzo.

INFORME SOBRE LA LABOR DEL GOBIERNO

(Presentado el 5 de marzo de 2018 ante la I Sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional)

Li Keqiang

Primer Ministro del Consejo de Estado

Estimados diputados:

En nombre del Consejo de Estado, voy a informar a esta Sesión de la Asamblea sobre la labor realizada por el Gobierno en los últimos cinco años y sobre las propuestas acerca del trabajo del presente, para que ustedes las examinen y los honorables miembros del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino formulen sus observaciones.

  1. MIRADA RETROSPECTIVA A LA LABOR DE LOS ÚLTIMOS CINCO AÑOS

Los cinco años transcurridos desde la I Sesión de la XII Asamblea Popular Nacional hasta la fecha han sido un lustro sumamente extraordinario en el proceso de desarrollo de nuestro país. Ante una situación tanto interna como externa muy compleja y no menos intrincada, el Comité Central del Partido, nucleado alrededor del camarada Xi Jinping, unió y condujo al pueblo de las etnias de todo el país en su valeroso avance a través de las dificultades, en el impulso con una visión de conjunto de la disposición general basada en un todo compuesto por cinco elementos -la construcción económica, la política, la cultural, la social y la de la civilización ecológica- y en la promoción coordinada de la disposición estratégica de las “cuatro integralidades” [integralidad de la culminación de la construcción de una sociedad modestamente acomodada, de la profundización de la reforma, de la gobernación del país según la ley y del disciplinamiento riguroso del Partido], lo que abrió en todos los aspectos nuevos horizontes a la reforma, la apertura y la modernización socialista. En el XIX Congreso Nacional del Partido, se estableció firmemente la posición histórica del pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era y se diseñó el magno esquema y el programa de acción para lograr el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, y conquistar la gran victoria del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era, hecho este que reviste un trascendental significado real y un profundo significado histórico. Todos los territorios y departamentos fueron incrementando su conciencia sobre la política, los intereses generales, el núcleo dirigente y el alineamiento [en adelante, las “cuatro conciencias”], e implementaron a fondo la nueva concepción del desarrollo, a resultas de todo lo cual se cumplió victoriosamente el XII Plan Quinquenal, se puso expeditamente en ejecución el XIII y en el desarrollo económico y social se obtuvieron éxitos históricos y se operaron cambios también históricos.

En los últimos cinco años, nuestro poderío económico subió un nuevo peldaño. El PIB, cuyo incremento anual medio fue del 7,1%, pasó de 54 a 82,7 billones de yuanes, y su peso específico en relación a la economía mundial se elevó del 11,4% hasta alrededor del 15%, contribuyendo en más de un 30% a su crecimiento. Los ingresos fiscales aumentaron de 11,7 a 17,3 billones de yuanes. El IPC anual medio se incrementó un 1,9% y permaneció en un nivel relativamente bajo. Se crearon más de 66 millones de puestos de trabajo en ciudades y poblados, y en este vasto país con más de 1.300 millones de habitantes se llegó relativamente al pleno empleo.

En estos últimos cinco años, la estructura económica experimentó importantes cambios. El aporte del consumo se elevó del 54,9 al 58,8% y el peso específico del sector servicios ascendió del 45,3 al 51,6%, constituyéndose en la principal fuerza motriz del crecimiento económico. La industria manufacturera de alta tecnología experimentó un aumento anual medio del 11,7%;la capacidad de producción cerealera alcanzó 600 millones de toneladas; y la tasa de urbanización ascendió del 52,6 al 58,5%, y más de 80 millones de desplazados de la agricultura pasaron a formar parte de la población urbana.

En estos últimos cinco años, los resultados del desarrollo propulsado por la innovación fueron muy fructíferos. Las inversiones del conjunto de la sociedad en investigación y desarrollo aumentaron una media anual del 11%, saltando por su magnitud al segundo puesto mundial, y la contribución del progreso científico y tecnológico al crecimiento económico ascendió del 52,2 al 57,5%. La innovación reportó continuamente importantes frutos, incluidos los vuelos espaciales tripulados, la exploración de las profundidades marinas, la teleportación cuántica y las grandes aeronaves, mientras que las redes ferroviarias de alta velocidad, el comercio electrónico, el pago móvil, la economía compartida, etc. encabezaron la tendencia mundial. La Internet+ se integró ampliamente en todos los sectores y ramas, y las actividades emprendedoras e innovadoras de las masas se desarrollaron vigorosamente, como lo demuestra el que la media de establecimiento de empresas se incrementara de más de 5.000 a más de 16.000 diarias. El veloz despegue de las nuevas energías motrices está reconfigurando el crecimiento económico y transformando profundamente el estilo de vida y los modos de producción, lo que constituye una nueva señal del desarrollo innovador de China.

En estos últimos cinco años, se dieron importantes pasos en la reforma y la apertura. La vigorosa energía con la que se llevó adelante la reforma en todos los aspectos propició avances sustanciales en múltiples puntos y la impulsó en profundidad, consiguiéndose avances rompedores en las áreas importantes y los eslabones claves y estableciéndose básicamente el marco vertebrador de la reforma en los principales ámbitos. La simplificación de la administración y la descentralización de los poderes, la combinación de la descentralización con el control, la optimización de los servicios y otras reformas promovieron profundos cambios en las funciones gubernamentales, así como un incremento evidente del vigor del mercado y de la capacidad creadora de la sociedad. Se obtuvieron notorios resultados en la construcción de la Franja y la Ruta. Se optimizaron la estructura del comercio exterior y la de la utilización de capitales foráneos, y el volumen de esta y el de aquel figuraron sólidamente en la primera fila mundial.

En estos últimos cinco años, las condiciones de vida del pueblo mejoraron continuamente. En la batalla de acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza se lograron avances decisivos, como lo demuestran la reducción de la población indigente en algo más de 68 millones, el traslado de 8,3 millones de personas necesitadas a lugares más convenientes para su manutención y la bajada del índice de recuento de la pobreza del 10,2 al 3,1%. Los ingresos de la población aumentaron una media anual del 7,4%, ritmo que superó el del crecimiento económico, lo que dio lugar a la formación del grupo poblacional con rentas medias más numeroso del mundo. El turismo emisor ascendió de 83 a 130 millones de desplazamientos. La educación se desarrolló en todos sus aspectos. La cobertura del seguro social de vejez superó los 900 millones de personas y la del seguro médico básico llegó a 1.350 millones, con lo cual quedó establecida la mayor red de seguridad social del mundo. La esperanza de vida alcanzó los 76,7 años. Se terminaron de construir más de 26 millones de apartamentos mediante la transformación de barrios de chabolas y se rehabilitaron más de 17 millones de viviendas precarias de las zonas rurales, todo lo cual permitió a cientos de millones de personas trasladarse a nuevos hogares.

En estos últimos cinco años, el entorno ecológico mejoró paso a paso. Se elaboraron e implementaron las tres “diez medidas” relativas a la prevención y el tratamiento de la contaminación atmosférica, hídrica y edáfica, obteniéndose sólidos resultados. El consumo por unidad del PIB tanto de energía como de agua decreció más de un 20%; las emisiones de los principales contaminantes se redujeron de continuo; en las ciudades con prioridad en la prevención y el tratamiento de la contaminación atmosférica, los días de polución grave disminuyeron hasta la mitad; la superficie forestal aumentó 163 millones de mu [15 mu = 1 hectárea]; y la de tierras desertizadas se redujo una media anual de cerca de 2.000 kilómetros cuadrados, por todo lo cual el desarrollo ecológico presenta una situación muy satisfactoria.

En el 2017, cumplimos por completo las tareas de los principales objetivos del desarrollo económico y social, y obtuvimos mejores resultados de lo previsto. El PIB se incrementó un 6,9% y los ingresos de la población aumentaron un 7,3%, porcentajes ambos que reflejan un ritmo de crecimiento más rápido que el del ejercicio anterior; se crearon 13,51 millones de puestos de trabajo en ciudades y poblados, siendo la tasa de desempleo la más baja en muchos años; el crecimiento de la industria repuntó, las ganancias empresariales aumentaron un 21% y los ingresos fiscales se incrementaron un 7,4%, invirtiéndose así la tendencia a la desaceleración del crecimiento; las importaciones y exportaciones crecieron un 14,2%, y las inversiones foráneas utilizadas efectivamente sumaron 136.300 millones de dólares, cifra que estableció un récord histórico. El desarrollo económico mostró una buena situación caracterizada por la potenciación recíproca de, por una parte, el crecimiento económico y, por otra, la calidad, la estructura y el rendimiento económicos. Esto fue resultado tanto de los efectos acumulados de la aplicación de una serie de importantes políticas como de los incansables y persistentes esfuerzos realizados por todas las partes en los últimos cinco años.

Los éxitos emprendedores y omnidireccionales de estos cinco años, y los cambios profundos y esenciales operados en dicho periodo concitaron una vez más la atención mundial e hicieron que el pueblo de todas las etnias del país se sintiera doblemente alentado y orgulloso.

En los últimos cinco años, al implementar a conciencia las decisiones y disposiciones del Comité Central, con el camarada Xi Jinping como núcleo, llevamos a cabo los siguientes trabajos principales.

  1. Perseveramos en la tónica general del trabajo consistente en la pugna por el progreso basado en la estabilidad y dedicamos ingentes esfuerzos a la innovación y mejora del macrocontrol, con lo que mantuvimos el funcionamiento económico dentro de unos límites razonables y logramos mejorarlo sobre la base de la preservación de un crecimiento estable. En estos años, la economía mundial careció de la fuerza necesaria para recuperarse, el mercado financiero internacional sufrió fuertes altibajos y el proteccionismo fue en alza. En nuestro desarrollo económico, destacaron los problemas estructurales y las contradicciones subyacentes, y la presión del descenso del crecimiento económico aumentó de continuo, lo que nos situó frente a no pocos dilemas e incluso encrucijadas. Ante esta situación, mantuvimos la firmeza estratégica; persistimos resueltamente en no recurrir a fuertes incentivos tipo “inundación de bancales”; nos adaptamos a la nueva normalidad del desarrollo económico, la dominamos y la condujimos; coordinamos la estabilización del crecimiento, la promoción de la reforma, el reajuste de la estructura, la mejora de la vida del pueblo, así como la prevención de los riesgos, innovamos y mejoramos constantemente el macrocontrol; definimos los lineamientos y modos del control ejercido dentro de unos límites establecidos; y reforzamos los controles direccional, coyuntural y preciso. Destacamos explícitamente que, siempre que el funcionamiento económico se mantuviera dentro de unos límites razonables, el empleo aumentara, los ingresos se incrementaran y el medio ambiente mejorara, concentraríamos nuestras energías en promover la reforma, reajustar la estructura económica e inyectar una mayor fuerza motriz al desarrollo. Adoptamos medidas que nos favorecen no solo ahora, sino también a largo plazo, dedicamos grandes esfuerzos a impulsar la reforma estructural por el lado de la oferta, expandimos apropiadamente la demanda total y promovimos la materialización, en un nivel más alto, de un equilibrio dinámico entre la oferta y la demanda. Gracias a nuestro arduos esfuerzos, resistimos la presión del descenso del crecimiento económico, evitamos un “aterrizaje forzoso”, mantuvimos un crecimiento medio superior e impulsamos la optimización de la estructura, lo que consolidó y desarrolló de continuo los aspectos fundamentales de la economía tendentes a la mejora constante.

Persistimos en implementar una política fiscal activa y una política monetaria prudente. Ante la disparidad relativamente considerable entre los ingresos y los egresos fiscales, y teniendo en cuenta la necesidad de “proporcionar agua para criar peces” y de potenciar el vigor para el desarrollo ulterior, nuestro país llevó la delantera en reducir en gran medida impuestos y tarifas. Extendimos metódicamente a todo el país la sustitución de la recaudación del impuesto sobre transacciones, vigente durante 66 años, por la del impuesto al valor agregado, sustitución que se tradujo en una reducción tributaria de más de 2 billones de yuanes, cifra esta que, sumada al resultado de la aplicación de medidas como el trato impositivo preferencial a las pequeñas empresas y las microempresas, y la revisión de diversos tipos de cobro tarifario, aligeró en más de 3 billones de yuanes la carga de los agentes del mercado. Reforzamos el control de la deuda de los gobiernos territoriales y, mediante el canje de sus bonos, redujimos en unos 1,2 billones de yuanes la carga generada por sus intereses. Reajustamos la composición de los egresos fiscales y pusimos en circulación los fondos estancados, al objeto de garantizar las condiciones de vida básicas del pueblo y la ejecución de los proyectos prioritarios. Mantuvimos el déficit fiscal dentro del 3%. Nuestra política monetaria continuó siendo prudente y neutra, el incremento del dinero en sentido amplio (M2) mostró una tendencia a la baja y el volumen de los créditos y de la financiación total crecieron de manera apropiada. Aplicamos políticas diferenciales, como la de rebaja del coeficiente de caja en determinadas instituciones bancarias y la de concesión de représtamos a proyectos especiales, con el propósito de reforzar el apoyo a los ámbitos prioritarios y los eslabones débiles, de modo que la concesión de créditos a las pequeñas empresas y las microempresas aumentó a un ritmo más rápido que el ritmo medio del aumento de todos los demás tipos de créditos. Reformamos y mejoramos el mecanismo de fijación de los tipos de cambio en función del mercado, el tipo de cambio del yuanse mantuvo básicamente estable, y las reservas de divisas dejaron de descender y empezaron a ascender. Afrontamos adecuada y prudentemente la “escasez de dinero” y otras fluctuaciones anormales del mercado financiero, reglamentamos el orden de dicho mercado, y previnimos y neutralizamos los riesgos en los ámbitos prioritarios, cumpliendo así la exigencia mínima de evitar la aparición de riesgos sistémicos y salvaguardando de este modo la seguridad financiera de la economía nacional.

  1. Perseveramos en considerar la reforma estructural por el lado de la oferta como línea troncal y dedicamos grandes esfuerzos a la preparación y el robustecimiento de las nuevas energías motrices, con lo que logramos acelerar la optimización y la actualización de la estructura económica. Nos apoyamos firmemente en la reforma para resolver los difíciles problemas relativos al desarrollo económico y al desequilibrio estructural, fomentamos con energía las industrias emergentes y transformamos y actualizamos lastradicionales, con el fin de elevar la calidad y la eficiencia del sistema de la oferta.

Impulsamos con solidez “las tres eliminaciones, la reducción y la subsanación” [neutralización del exceso de capacidad productiva, eliminación de los excedentes inmobiliarios y desapalancamiento; reducción de los costes de las empresas; y subsanación de los puntos débiles]. En estos cinco años, sobre la base de reducir la capacidad productiva obsoleta, incluidas la de cemento y la de vidrio plano, intensificamos la reducción de dicha capacidad con el acento puesto en los sectores siderúrgico y carbonero, para lo cual, la hacienda central asignó 100.000 millones de yuanes como fondos especiales de gratificación y de subsidios para apoyar la recolocación de los trabajadores trasladados. La capacidad productiva de los sectores siderúrgico y carbonero se redujo en más de 170 y 800 millones de toneladas, respectivamente; y el número total de trabajadores trasladados que fueron recolocados superó los 1,1 millones. Ejecutamos políticas acordes con las circunstancias de cada ciudad y dimos orientaciones conforme a su clasificación, con lo que logramos notorios resultados en la reducción de los excedentes de viviendas comerciales de las ciudades de tercera y cuarta fila, y controlamos el alza de los precios de la vivienda en las ciudades donde se da este fenómeno. Llevamos a cabo activa y prudentemente el desapalancamiento, controlamos la magnitud de la deuda y aumentamos el financiamiento de capital, con lo que logramos un continuo descenso de la tasa de endeudamiento de las empresas industriales, y el aumento de la tasa de apalancamiento tomada desde el punto de vista macroscópico se redujo visiblemente, manteniéndose en general estable. La aplicación simultánea de múltiples medidas redujo los costes empresariales; los rubros de los fondos gubernamentales disminuyeron un 30%; los cobros a las empresas establecidos por el gobierno central bajaron más de un 60%; la proporción de la aportación de las empresas al pago de la prima de “los cinco seguros y un tipo de fondos” [seguros de vejez, asistencia médica, desempleo, accidentes laborales y maternidad, y fondos de reserva pública para la construcción de viviendas] experimentó una fase de disminución; y se impulsó la bajada de los costes en consumo energético, logística, telecomunicaciones, etc. Poniendo de relieve las prioridades, se intensificaron los esfuerzos por subsanar los puntos débiles.

Se aceleraron el relevo y la sustitución de las energías motrices tradicionales por nuevas. Se profundizó la acción Internet+;se ejercieron una supervisión y un control inclusivos y prudentes; se impulsó la ampliación de la aplicación de los macrodatos, la computación en la nube y la internet de las cosas; las industrias emergentes crecieron vigorosamente y las industrias tradicionales experimentaron una profunda remodelación; y se implementó el programa Hecho en China 2025, con lo cual se impulsaron importantes obras, como el fortalecimiento de la base industrial, la fabricación inteligente y la manufacturación ecológica, consiguiéndose acelerar el desarrollo de la industria manufacturera avanzada. La publicación de medidas para reformar y desarrollar el sector servicios moderno no solo propició la súbita emergencia de nuevas modalidades operativas y nuevos modelos de servicios, sino que fomentó la fusión y actualización de los diversos sectores. Se profundizó la reforma estructural de la agricultura por el lado de la oferta, surgieron masivamente nuevos tipos de gestores, el peso específico de la gestión de los cultivos en una magnitud adecuada se elevó del 30 a más del 40%. Se tomaron medidas para aumentar los ingresos de quienes perciben rentas medias y bajas, se promovieron la actualización del consumo tradicional y el rápido surgimiento de nuevas modalidades de consumo, de modo que el volumen de las ventas al por menor a través de internet creció a un ritmo medio anual superior al 30% y el volumen total de ventas al por menor de bienes de consumo, un 11,3%. Se optimizó la estructura de las inversiones, se estimularon las privadas, las inversiones gubernamentales desplegaron su función de palanca, se encauzó un mayor volumen de fondos hacia el fortalecimiento de las bases, la potenciación del vigor para el desarrollo ulterior y la mejora de la vida del pueblo. Las líneas férreas de alta velocidad en servicio pasaron de más de 9.000 kilómetros a más de 25.000, cifra que representa dos terceras partes del total mundial; los kilómetros de autopistas se incrementaron de 96.000 a 136.000 y se construyeron o reconstruyeron 1,27 millones de kilómetros de carreteras rurales; se construyeron 46 aeropuertos de aviación civil, se inició la construcción de 122 importantes obras hidráulicas, se concluyó una nueva tanda de transformación de las redes eléctricas rurales y se terminó la construcción de la mayor red global de banda ancha móvil. Durante los últimos cinco años, las nuevas energías motrices del desarrollo se robustecieron rápidamente, de manera que el crecimiento económico pasó de basarse principalmente en la inversión y la exportación a apoyarse en el impulso conjunto de, por una parte, el consumo y, por otra, la inversión y la exportación, y de basarse principalmente en el impulso del sector secundario a apoyarse conjuntamente en el de los tres sectores. Todas estas son importantes transformaciones estructurales que llevábamos mucho tiempo deseando realizar, pero que no podíamos llevar a cabo.

Para llevar adelante la reforma estructural por el lado de la oferta hay que eliminar los obstáculos a la distribución mercadizada de los elementos de producción y abaratar los costes de las transacciones institucionales. Para superar el viejo problema de poner mucho cuidado en el examen y la aprobación, descuidar la consiguiente supervisión y control, y prestar servicios mediocres, profundizamos sin cesar la reforma orientada a simplificar la administración y descentralizar los poderes, a combinar la descentralización con el control y a optimizar los servicios, y aceleramos el cambio de las funciones gubernamentales, reduciendo la administración microscópica y la intervención directa, y prestando atención a la intensificación del macrocontrol, la supervisión y el control del mercado y los servicios públicos. En los últimos cinco años, los asuntos sometidos al examen y la aprobación administrativos de los departamentos del Consejo de Estado se redujeron un 44%; los asuntos sujetos a un examen y una aprobación no administrativos fueron definitivamente eliminados; los proyectos de inversión empresarial sometidos a la aprobación del Gobierno Central se redujeron un 90%; los asuntos relativos a servicios intermediarios sujetos a examen y aprobación administrativos, un 74%; el reconocimiento y la autenticación de la competencia profesional disminuyeron en gran medida; y los conceptos con precios fijados por el Gobierno Central y por los gobiernos territoriales se redujeron un 80% y más de la mitad, respectivamente. Gracias a la reforma general del sistema mercantil, que incluyó la del sistema de registro industrial y comercial y la del sistema de inscripción del capital registrado, el tiempo necesario para abrir un negocio se acortó en más de un tercio. Se innovaron e intensificaron la supervisión y el control durante y después de la realización de algo mediante las “dos elecciones aleatorias y una publicación”, es decir, la elección aleatoria de los que deben ser inspeccionados y la elección aleatoria para seleccionar y designar a los inspectores de la aplicación de la ley, y la oportuna publicación de los resultados de la inspección y del tratamiento, lo que mejoró la eficiencia e imparcialidad de la supervisión y el control. Se promovieron la Internet+servicios administrativosy se pusieron en práctica medidas como la de prestar servicios para hacer trámites de una tacada. Los resultados fueron una mejora constante del ambiente de negocios, un mercado con un vigor visiblemente mayor y el ofrecimiento de mayores facilidades a las masas para la tramitación de sus asuntos.

  1. Perseveramos en guiar el desarrollo con la innovación y dedicamos enérgicos esfuerzos a activar la fuerza creadora de la sociedad, a resultas de lo cual la capacidad y eficiencia de la innovación experimentó en su conjunto una mejora notable. Se aplicó la estrategia del desarrollo propulsado por la innovación y se optimizó el ecosistema de la innovación, configurándose una nueva situación en la que los múltiples agentes se coordinan y se promueve la innovación omnidireccionalmente; se amplió la autonomía en la investigación científica de las instituciones pertinentes y los centros docentes superiores, se mejoró la administración de los proyectos y fondos de investigación científica, y se profundizó la reforma de la administración de los derechos e intereses generados por los adelantos científicos y tecnológicos; se propulsóla reforma experimental encaminada a la innovación en todos los aspectos, se apoyó la construcción de centros de innovación científica y tecnológica en Beijing y Shanghai, se establecieron 14 nuevaszonas demostrativas estatales de innovación independiente y se impulsó la conformación de un grupo de áreas regionales líderes en innovación; y se reforzó la construcción de un sistema de innovación tecnológica en el que las empresas son los protagonistas, lo que propició la aparición de una serie de empresas innovadoras y de un nuevo tipo de instituciones de investigación y desarrollo, unas y otras internacionalmente competitivas. Se desplegaron a fondo las actividades emprendedoras e innovadoras de las masas, se aplicó una política de apoyo inclusiva y se perfeccionó el sistema de incubadoras: en los últimos cinco años, los diversos tipos de agentes del mercado aumentaron más de un 70%,rebasando los 98 millones; las patentes de invención vigentes en el país se triplicaron; y el volumen de transacciones tecnológicas se duplicó. La innovación científica y tecnológica de nuestro país dejó de ir esencialmente a la zaga de la de otros países para emparejarse con la de estos en más áreas e incluso liderarlas. Nuestro país devino un hervidero de la innovación y el emprendimiento en el que todo el mundo pone la mirada.
  2. Perseveramos en profundizar la reforma en todos los aspectos y dedicamos redoblados esfuerzos a eliminar los defectos de los regímenes y mecanismos, de modo que las energías motrices del desarrollo se fortalecieron sin cesar. La reforma de los capitales y empresas estatales progresó con solidez: se completó básicamente el cambio de régimen de las empresas conforme al sistema societario y se consiguieron activos avances en su fusión o reorganización, la reducción de sus niveles y la mejora de su calidad y eficacia. El rendimiento de las empresas estatales mejoró notablemente y el año pasado sus beneficios aumentaron un 23,5%. Se profundizó la reforma de los sectores energético, ferroviario y de la sal. Se flexibilizaron las restricciones sobre el acceso de las economías de propiedad no pública al mercado. Se creó el sistema de inscripción unificada de bienes inmuebles. Se perfeccionó el sistema de protección de los derechos de propiedad. Se lograron importantes avances en la reforma fiscal y tributaria; se llevó a cabo de forma generalizada la información pública sobre los presupuestos y balances fiscales; se formó una configuración de la distribución de los ingresos centrales y locales centrada en los impuestos compartidos; se inició la reforma del reparto entre la hacienda central y las territoriales de las atribuciones operativas y las responsabilidades por los gastos; y los pagos de transferencia ordinarios de la hacienda central a las territoriales aumentaron en gran medida, mientras que los pagos de transferencia especiales se redujeron en dos tercios. Se liberalizó en lo fundamental el control sobre los tipos de interés, se estableció el sistema de seguros de los depósitos bancarios, se impulsó a los bancos comerciales grandes y medianos a crear departamentos de servicios financieros inclusivos,se profundizó la reforma de las instituciones financieras de orientación política y las enfocadas al desarrollo, y se reforzó el mecanismo de coordinación de la supervisión financiera. Se impulsó con paso seguro la reforma integral de la educación, se perfeccionó el mecanismo fomentador del desarrollo equilibrado entre la educación obligatoria urbana y la rural, y se reformó el sistema de exámenes y admisión. Se implantó el sistema unificado del seguro médico básico y el del seguro de vejez básico tanto para la población urbana como para la rural, y se unificó el sistema del seguro de vejez de los organismos oficiales y las instituciones públicas, así como el de las empresas. Se hizo público el proyecto de transferir como refuerzo parte del capital estatal a los fondos de la seguridad social. Se reformaron sinérgicamente los servicios médicos, los farmacéuticos y el seguro médico, y se desplegó a escala nacional la reforma integral de los hospitales públicos, suprimiendo el sobreprecio de los medicamentos, política largo tiempo vigente, y se lograron avances rompedores en la reforma del sistema de examen y aprobación de medicamentos e instrumental médico. Se impulsó la reforma de la separación de los derechos de propiedad, contratación y gestión de las tierras rurales contratadas y se cumplió la autenticación de los derechos sobre más del 80% de su superficie total. Se reformó el sistema de adquisición y almacenamiento de los principales productos agrícolas. Se completó el sistema de zonas con funciones prioritarias, se estableció un sistema de evaluación de resultados y exigencia de responsabilidades en la construcción de la civilización ecológica, se implementó el sistema de jefe de río y de lago, y se puso en práctica la reforma experimental del sistema de administración vertical – desde el nivel provincial hacia abajo – de los órganos de protección ambiental. La profundización de las diversas reformas impulsó el desarrollo sano y sostenido de la economía y la sociedad.
  3. Perseveramos en la política estatal fundamental de apertura al exterior y dedicamos ingentes esfuerzos a hacer realidad la cooperación y la ganancia compartida, con lo que elevamos notablemente el nivel de la economía abierta. Propusimos e impulsamos la construcción conjunta de la Franja y la Ruta; auspiciamos la fundación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras; creamos el Fondo de la Ruta de la Seda; y pusimos en ejecución una serie de importantes proyectos de conectividad y de cooperación económica y comercial. Con el establecimiento de un total de 11 zonas experimentales de libre comercio en Shanghai y otros municipios y provincias, se extendieron a todo el país una serie de resultados de las reformas ensayadas. Se reformó el mecanismo de pago de reembolsos fiscales a la exportación y la hacienda central asumió íntegramente el aumento de las desgravaciones a la exportación; establecimos 13 zonas experimentales integrales de comercio electrónico transfronterizo; ampliamos a todo el país la tramitación del comercio internacional en un sola ventanilla, reduciendo por término medio a la mitad el tiempo empleado en despachos aduaneros; y restituimos a las importaciones y exportaciones la estabilidad, así como su tendencia a mejorar. Reemplazamos el sistema de administración de inversiones foráneas mediante su examen y aprobación por el de listas negativas, con lo que las medidas restrictivas se redujeron en dos tercios. Optimizamos la composición de las inversiones foráneas, y las inversiones en el sector de altas tecnologías se duplicaron. Intensificamos los esfuerzos por introducir en nuestro país recursos intelectuales procedentes del exterior, de forma que el número de expertos extranjeros que emigraron a China para trabajar se incrementó un 40%. Guiamos nuestras inversiones en el extranjero por la senda del desarrollo sano. Impulsamos la cooperación internacional en capacidad productiva y logramos que se abrieran paso en el mundo equipos como los de trenes de alta velocidad y centrales nucleares; firmamos o actualizamos ocho acuerdos de libre comercio. Pusimos sucesivamente en funcionamiento la conexión bursátil Shanghai-Hong Kong y Shenzhen-Hong Kong, así como la conexión de bonos, y el RMB se incorporó a la cesta de monedas de los derechos especiales de giro del FMI, dándose de este modo un importante paso hacia su internacionalización. Con la ampliación de su apertura, China fomentó enérgicamente su desarrollo y brindó importantes oportunidades al resto del mundo.
  4. Perseveramos en implementar la estrategia del desarrollo coordinado de las regiones y la del nuevo tipo de urbanización, y dedicamos grandes esfuerzos a impulsar el desarrollo equilibrado, con lo que los nuevos polos y franjas de crecimiento se desarrollaron rápidamente. Impulsamos activamente el desarrollo sinérgico de Beijing, Tianjin y Hebei y el de la Franja Económica del Río Changjiang, elaboramos y ejecutamos los planes pertinentes, y pusimos en marcha una serie de proyectos prioritarios. Publicamos una serie de medidas de reforma e innovación para promover la explotación del Oeste, la vigorización del Noreste, el despegue del Centro y el liderazgo del Este en el desarrollo. Redoblamos el apoyo a las antiguas bases revolucionarias y a las zonas de minorías étnicas, las fronterizas y las pobres, intensificando la ayuda al Tíbet, Xinjiang y Qinghai. Propulsamos ordenadamente la protección y la explotación de los mares. Ejecutamos la planificación de las megarregiones urbanas claves para propulsar el desarrollo coordinado de las ciudades grandes, medianas y pequeñas, así como de los núcleos de población menores. Flexibilizamos las restricciones sobre el empadronamiento en la inmensa mayoría de las ciudades y generalizamos la implementación del sistema de cédulas de residencia, de modo que ahora los servicios públicos básicos urbanos se encaminan hacia una cobertura de toda la población permanente. La coordinación del desarrollo tanto de las zonas urbanas y rurales como de las regiones es notablemente mayor.
  5. Perseveramos en la concepción del desarrollo centrada en el pueblo y dedicamos redoblados esfuerzos a garantizar y mejorar sus condiciones de vida, lo que aumentó constantemente la percepción de las masas populares de resultar beneficiadas. Pese a lo limitado de los recursos financieros, incrementamos continuamente las inversiones en los ámbitos relacionados con la vida del pueblo. Impulsamos de forma generalizada la actuación precisa en la prestación de ayuda contra la pobreza y en la liberación de esta, para lo cual completamos el mecanismo de trabajo consistente en la coordinación por la dirección central, la asunción de responsabilidades generales por las provincias y el cumplimiento de tareas por los municipios y distritos, y durante los últimos cinco años, la hacienda central destinó a dicha ayuda más de 280.000 millones de yuanes procedentes de los fondos especiales. La aplicación de una política de empleo activa permitió garantizar la colocación de los grupos prioritarios de manera bastante satisfactoria. Gracias a la persistencia en el desarrollo prioritario de la educación, los gastos educativos costeados por la hacienda sobrepasaron año tras año el 4% del PIB. Se mejoraron tanto las condiciones docentes de las escuelas deficientes de educación obligatoria en las zonas rurales como el trato dispensado al profesorado rural, y, al mismo tiempo, el plan de mejora nutricional benefició a más de 36 millones de alumnos rurales. Se inició la formación de universidades y disciplinas de primer orden mundial. La admisión de alumnos de zonas rurales y zonas pobres a centros docentes superiores prioritarios a través de proyectos específicos creció de 10.000 a 100.000. Se intensificó la financiación de alumnos provenientes de familias necesitadas que estudiaban en los diversos tipos de centros docentes, sumando 430 millones las veces que se concedieron ayudas a estos alumnos. La escolaridad media de la población en edad de trabajar se elevó a 10,5 años. La cuantía normativa de los subsidios fiscales para el seguro médico básico de la población se elevó de 240 yuanes por personaa 450; se implantó en lo básico el sistema del seguro de enfermedades graves, ofreciéndose ayuda a pacientes en más de 17 millones de casos; se realizó la liquidación directa de los gastos de hospitalización de los pacientes en lugares distintos al de su incorporación al seguro médico; y se impulsaron aceleradamente el diagnóstico y el tratamiento escalonados, así como la construcción de alianzas de asistencia médica. Se aumentaron constante y racionalmente las pensiones básicas de los jubilados, se elevaron las cuantías normativas de la garantización del nivel de vida mínimo y las destinadas a los beneficiarios del trato preferencial, y se perfeccionaron los sistemas de asistencia social, de forma que cerca de 60 millones de receptores de la garantización del nivel de vida mínimo y otras personas con dificultades especiales tuvieron garantizada su manutención básica. La implantación del sistema de “dos subvenciones” [una de manutención para las personas necesitadas con discapacidades y otra para el cuidado de personas con discapacidades graves] benefició a más de 21 millones de personas. Se ejecutó la política general de dos hijos por pareja. Se potenciaron los servicios culturales públicos en los niveles de base, el desarrollo de las actividades culturales se aceleró y las industrias culturales experimentaron un crecimiento medio anual superior al 13%. Se desarrollaron ampliamente las actividades de fortalecimiento de la salud del pueblo y los deportistas chinos cosecharon intrépidamente excelentes resultados.
  6. Perseveramos en el desarrollo armonioso del ser humano y la naturaleza, y dedicamos redoblados esfuerzos al tratamiento de la contaminación medioambiental, obteniendo notorios resultados en el fomento de la civilización ecológica. Imbuidos del concepto de que las aguas cristalinas y las verdes montañas son cordilleras de oro y plata, potenciamos la protección del entorno ecológico con una determinación e intensidad sin precedentes. Corregimos con contundencia la contaminación atmosférica, consiguiendo reducir en más del 30% la densidad media de las partículas finas (PM2,5) en las zonas objeto de una prevención y un tratamiento prioritarios de dicha contaminación. Fortalecimos el tratamiento del uso disperso de carbón, impulsamos el ahorro de energía y la reducción de emisiones en los sectores establecidos como prioritarios en este aspecto, y logramos que el 71% de las unidades generadoras alimentadas con carbón cumplieran la norma de emisiones superbajas. Con la optimización de la estructura de la energía, el peso específico del consumo de carbón bajó 8,1 puntos porcentuales y el del consumo de energías limpias subió 6,3. Elevamos la calidad de los combustibles líquidos y chatarreamos más de 20 millones de vehículos con el distintivo amarillo y automóviles viejos. Reforzamos la prevención y el tratamiento de la contaminación hídrica en las cuencas fluviales y espacios marítimos prioritarios, y el aumento de la utilización de fertilizantes químicos y pesticidas fue nulo. Impulsamos importantes proyectos de protección y rehabilitación ecológica, ampliamos la restitución de tierras de cultivo a los bosques, prados y humedales, y redoblamos los esfuerzos dedicados al tratamiento integral de la desertificación, la degeneración de terrenos en pedregales, la pérdida de agua y la erosión del suelo. La dirección central desplegó la supervisión de la protección medioambiental, se investigaron y sancionaron severamente las infracciones, y se intensificó la exigencia de responsabilidades. Con su activo impulso a la firma y a la entrada en vigor del Acuerdo de París, nuestro país puso en juego su importante papel en el afrontamiento del cambio climático global.
  7. Perseveramos en el cumplimiento integral y según la ley de las funciones gubernamentales, y multiplicamos los esfuerzos por fortalecer e innovar la gobernanza social, logrando mantener la armonía y la estabilidad sociales. Presentamos al Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional 95 proyectos de ley para su redacción o enmienda, elaboramos o enmendamos 195 decretos administrativos, y modificamos o derogamos numerosos decretos y reglamentos departamentales. Las correspondientes oficinas de los gobiernos provinciales, municipales y distritales elaboraron y publicaron las listas de sus facultades y responsabilidades. El Consejo de Estado desplegó una supervisión e inspección a gran escala, así como supervisiones e inspecciones específicas, y no solo elogió a las entidades que destacaron por su dinamismo y sus excelentes resultados, sino que les ofreció incentivos por medio de políticas, mientras que exigió estrictamente responsabilidades a las entidades que no cumplieron con su deber. Innovamos la gobernanza de base en las zonas urbanas y rurales. Perfeccionamos el sistema de atención a las reclamaciones presentadas en persona o por correspondencia. Ampliamos el alcance de la asistencia jurídica. Gracias a la promoción del desarrollo y las reformas en el campo de la seguridad en la producción, el número total de accidentes y el de accidentes graves y excepcionalmente graves disminuyeron continuamente. Reformamos y perfeccionamos la supervisión y el control de los productos alimenticios y farmacéuticos, y potenciamos el control de los riesgos en todo el proceso. Reforzamos los trabajos en la prevención de terremotos, inundaciones excepcionalmente graves y otros desastres, en la mitigación de sus consecuencias y en el socorro a los damnificados, y completamos los mecanismos de respuesta a emergencias con una asignación de responsabilidades por niveles y la coordinación de sus acciones, con lo cual logramos minimizar las pérdidas causadas por tales desastres. Reforzamos la seguridad nacional, perfeccionamos el sistema de prevención y control en lo tocante al orden público, y combatimos y castigamos según la ley toda clase de infracciones y delitos, manteniendo efectivamente la seguridad pública.

Se implementó la disposición del Comité Central del Partido sobre el disciplinamiento integral y riguroso de esta organización, y se reforzó la construcción de su estilo y de la gobernación honrada, y la lucha anticorrupción. Se desarrollaron a fondo las actividades de educación y de práctica referentes a la línea de masas del Partido, la educación temática en las “tres estricteces y tres solideces” [estrictez en el cultivo de la moral, en el ejercicio del poder y en el autodisciplinamiento, y solidez en el planeamiento, en el emprendimiento y en el comportamiento] y la educación en los “dos estudios y un comportamiento” [estudio de los estatutos y normas del Partido, y de los importantes discursos de Xi Jinping, y comportamiento propio de un militante calificado], se puso concienzudamente en práctica el espíritu de los ocho reglamentos adoptados por el Comité Central del Partido, se corrigieron insistentemente los cuatro hábitos malsanos — el formalismo, el burocratismo, el hedonismo y la proclividad al derroche y a la suntuosidad — y se aplicaron con rigor las tres normas de autocontrol dictadas por el Consejo de Estado. Controlamos estrictamente la construcción de nuevos edificios de oficinas, salones de actos, hoteles y casas de huéspedes de carácter gubernamental, así como el número de personas mantenidas por la hacienda, y recortamos en gran medida los gastos relativos a giras al extranjero o fuera de la parte continental, a la adquisición y utilización de vehículos motorizados, y a recepciones oficiales. Potenciamos la inspección administrativa y la supervisión mediante auditorías. Verificamos, sancionamos y corregimos con firmeza toda violación de la ley y los reglamentos, y castigamos severamente a los elementos corruptos, resultando todo ello en la conformación, consolidación y desarrollo de una tendencia arrolladora en la lucha contra la corrupción.

Estimados diputados: en los pasados cinco años, impulsamos con un espíritu innovador el trabajo relativo a las etnias, la religión y los chinos residentes en el extranjero. Apoyamos el desarrollo acelerado de las áreas de minorías étnicas, logrando rápidos progresos en la causa de la unidad y el progreso de todas las etnias; guiamos activamente a las religiones a adaptarse a la sociedad socialista; y los chinos residentes en el extranjero, los repatriados y los familiares de todos ellos residentes en la patria hicieron idiosincrásicas contribuciones a la modernización del país.

En los pasados cinco años, se abrieron nuevas perspectivas al fortalecimiento y la vigorización del Ejército bajo la dirección del Comité Central del Partido y de la Comisión Militar Central. La elaboración de una orientación estratégica militar apropiada a la nueva situación, la celebración de la Conferencia de Gutian sobre el Trabajo Político de las Fuerzas Armadas y el impulso en profundidad de la construcción política del Ejército, de su fortalecimiento a través de la reforma, de su vigorización por medio de la ciencia y la tecnología, y de su administración según la ley permitieron materializar una replasmación del ecosistema político, las formas orgánicas, el sistema de fuerzas y el estilo e imagen del Ejército Popular. Este cumplió eficazmente la defensa de los derechos marítimos, la lucha antiterrorista y el mantenimiento de la estabilidad, el atajamiento de peligros y el auxilio a damnificados, las operaciones internacionales de mantenimiento de la paz, la escolta de buques mercantes en el golfo de Adén y la ayuda humanitaria, así como otras importantes tareas. Gracias a la colaboración de las diversas partes, el Ejército cumplió básicamente la tarea de reducir sus efectivos en 300.000. El nivel de modernización de los equipos militares se elevó notoriamente, al tiempo que la integración de lo militar y lo civil avanzó en profundidad. El Ejército se mantuvo estrechamente unido con los gobiernos y el pueblo. El Ejército Popular, con una fisonomía renovada, dio firmes pasos por el camino de su fortalecimiento con peculiaridades chinas.

En los pasados cinco años, se lograron nuevos avances en la labor relativa a Hong Kong, Macao y Taiwan. La práctica de “un país con dos sistemas” se enriqueció y desarrolló sin cesar, la autoridad de la Constitución y la Ley Fundamental de Hong Kong y la de Macao cobraron mayor relevancia, los intercambios y la cooperación entre estas dos regiones administrativas especiales y el interior ganaron en profundidad, se finalizó la construcción del gran puente Hong Kong-Zhuhai-Macao y Hong Kong y Macao mantuvieron su prosperidad y estabilidad. Perseverando en el principio de una sola China y en el Consenso de 1992, se fortalecieron los intercambios y la cooperación económicos y culturales interribereños, y tuvo lugar un encuentro histórico entre los líderes de ambas orillas. Combatimos y frenamos resueltamente a las fuerzas secesionistas que persiguen la “independencia de Taiwan”, salvaguardando así enérgicamente la paz y la estabilidad en el estrecho.

En los pasados cinco años, promovimos globalmente nuestra diplomacia de gran país con peculiaridades chinas. Nuestro país fue anfitrión de importantes actividades diplomáticas que organizamos exitosamente, como el primer Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, la Reunión Informal de Dirigentes de los Países y Regiones Miembros de la APEC, la Cumbre del G20 en Hangzhou y el Encuentro de los Líderes del BRICS en Xiamen. El presidente Xi Jinping y otros dirigentes estatales visitamos numerosos países y asistimos a cumbres de la ONU, a la Conferencia sobre el Cambio Climático, al Foro Económico Mundial,a varias reuniones de dirigentes sobre la cooperación en Asia Oriental y a otros importantes eventos, desplegando en profundidad una disposición diplomática omnidireccional. Propusimos estructurar una comunidad de destino de la humanidad y contribuimos al cambio del sistema de la gobernanza global con un mayor aporte de sabiduría china. Cosechamos apreciables resultados en la diplomacia económica y los intercambios culturales. Salvaguardamos firmemente nuestra soberanía nacional y nuestros derechos e intereses marítimos. Como gran país responsable que es, China desempeñó un importante papel constructivo en la resolución de los problemas internacionales y regionales candentes, e hizo nuevas e importantes contribuciones a la paz y el desarrollo mundiales.

Estimados diputados: al echar una mirada retrospectiva al pasado lustro, constatamos que en él se entrelazaron y solaparon múltiples contradicciones, nos salieron al encuentro riesgos y desafíos, y nos vimos ante circunstancias internas y externas con las que nunca nos habíamos encontrado desde que emprendimos la reforma y la apertura, por lo que no fue realmente nada fácil cosechar los citados éxitos en la reforma y el desarrollo de nuestro país. El logro de tales éxitos es el resultado de la firme dirección del Comité Central del Partido, con el camarada Xi Jinping como núcleo, de la orientación científica del pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era y de la lucha unida de todo el Partido, todo el Ejército y el pueblo de todas las etnias del país. En nombre del Consejo de Estado, quisiera expresar aquí mi sincero agradecimiento a nuestro pueblo, a los partidos democráticos, a las organizaciones populares y a las personalidades de los diversos círculos; a los compatriotas de las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, a los de Taiwan y a los que residen en el extranjero; y a los gobiernos de los diversos países, las organizaciones internacionales y los amigos de todas las naciones que se interesan por la modernización de China y le brindan su apoyo.

No debemos olvidar los peligros latentes en tiempos de paz ni las posibles privaciones en tiempos de prosperidad. Estamos plenamente conscientes de que nuestro país se halla aún y permanecerá largo tiempo en la etapa primaria del socialismo, y sigue siendo el mayor país en vías de desarrollo del mundo, y de que quedan por resolver destacados problemas inherentes al desequilibrio e insuficiencia del desarrollo, entre ellos los siguientes: la fuerza motriz endógena del crecimiento económico resulta insuficiente; la capacidad de innovación todavía no es muy fuerte; la calidad y el rendimiento del desarrollo no son lo bastante altos; la gestión de algunas empresas, sobre todo de las pymes, topa con dificultades; el crecimiento de las inversiones privadas adolece de atonía; la presión ejercida por el declive del crecimiento económico en algunas regiones es relativamente grande y los riesgos y peligros ocultos en las finanzas y otros ámbitos no son en absoluto despreciables; la tarea de acometer lo más duro en la liberación de la pobreza es ardua; la base agrícola y rural continúa siendo débil; y sigue habiendo disparidades bastante considerables tanto entre el desarrollo de las zonas urbanas y el de las rurales, y entre el de las diversas regiones, como en la distribución de los ingresos entre la población; de vez en cuando sobrevienen accidentes graves y excepcionalmente graves relacionados con la seguridad en la producción; persiste el descontento de las masas en muchos aspectos, entre ellos, la calidad del aire, la higiene medioambiental, la seguridad alimentaria y la farmacéutica, la vivienda, la educación, la asistencia médica, el empleo y la atención a la tercera edad; el cambio de las funciones gubernamentales todavía no se ha llevado a buen término; en el trabajo gubernamental existen insuficiencias, como la de no poner realmente en práctica ciertas medidas y políticas reformistas, la escasa concienciación de algunos cuadros sobre su prestación de servicios y sobre el imperio de la ley, la falta de solidez del trabajo y el débil espíritu de asumir compromisos, así como la existencia de diversos grados de formalismo y burocratismo. Las masas y las empresas se quejan bastante de las dificultades para tramitar sus asuntos y de los cobros arbitrarios; y, en algunos terrenos, las prácticas malsanas y los problemas de corrupción siguen teniendo una elevada incidencia. Con un alto sentido de la responsabilidad ante el Estado y el pueblo, con la valentía de no temer las dificultades y con una voluntad tenaz e inalterable, tenemos que hacer cuanto podamos por realizar como es debido nuestra labor y por que el gobierno popular no defraude nunca al pueblo en el cumplimiento de los importantes cometidos que este le ha asignado.

  1. EXIGENCIAS GENERALES Y RUMBO DE LAS POLÍTICAS PARA EL DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL EN EL 2018

Este año es el primero de la implementación integral del espíritu del XIX Congreso Nacional del Partido, el 40.º aniversario del inicio de la reforma y la apertura, y el año clave para lograr el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y para continuar lo pasado e iniciar lo venidero en la ejecución del XIII Plan Quinquenal. Para llevar a buen término el trabajo gubernamental, hemos de actuar bajo la firme dirección del Comité Central del Partido, nucleado en torno al camarada Xi Jinping, y, guiándonos por el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong, la teoría de Deng Xiaoping, el importante pensamiento de la triple representatividad, la concepción científica del desarrollo y el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era, debemos implementar integral y profundamente el espíritu del XIX Congreso Nacional del Partido y el de su segunda y tercera sesión plenaria, aplicar la teoría, la línea y la estrategia fundamentales del Partido, persistir en la dirección de este sobre todos los aspectos y fortalecerla, perseverar en la tónica general del trabajo consistente en la pugna por el progreso basado en la estabilidad y persistir en la nueva concepción del desarrollo; ciñéndonos estrechamente al cambio de la contradicción principal de la sociedad de nuestro país y conforme a la exigencia de llevar a cabo un desarrollo de alta calidad, tenemos que impulsar con una visión de conjunto la disposición general basada en un todo compuesto por cinco elementos y promover coordinadamente la disposición estratégica de las “cuatro integralidades” ; y, perseverando en tomar la reforma estructural por el lado de la oferta como línea troncal, debemos coordinar el impulso de los diversos trabajos de estabilización del crecimiento, promoción de la reforma, reajuste de la estructura, mejora de la vida del pueblo y prevención de riesgos, propulsar con gran energía la reforma y la apertura, innovar y perfeccionar el macrocontrol, impulsar el cambio a mejor de la calidad, la eficacia y la fuerza motriz del desarrollo y,en particular, conseguir sólidos avances en las tres batallas de asalto de plazas fuertes -en la prevención y neutralización de grandes riesgos, en la actuación precisa en la liberación de la pobreza y en la prevención y eliminación de la contaminación-, orientar y estabilizar las expectativas, y reforzar la garantización y mejora de la vida del pueblo, con miras a promover el desarrollo sostenido y sano de nuestra economía y sociedad.

El análisis global de la situación interna y externa muestra que el desarrollo de nuestro país se enfrenta a una coexistencia de oportunidades y desafíos. Es de esperar una recuperación continuada de la economía mundial, pero subsisten muchos factores de inestabilidad e incertidumbre, el reajuste de las políticas de las principales economías y el consiguiente efecto desbordamiento traen consigo consecuencias imprevistas, el proteccionismo se agrava y los riesgos geopolíticos aumentan. La economía de nuestro país tiene muchas cuestas que subir y baches que superar, y ha de afrontar riesgos y desafíos previsibles e imprevisibles, pues se halla en el periodo de abordar problemas claves en lo referente al cambio de la modalidad de desarrollo, la optimización de la estructura económica y la transformación de la fuerza motriz del crecimiento. La práctica ha demostrado que los éxitos del desarrollo de China siempre se han conseguido en plena acometida de lo más duro y superación de las dificultades. Ahora, nuestro país cuenta con una base material y tecnológica más fuerte, un sistema industrial completo, un mercado enorme, abundantes recursos humanos, el dinamismo de las actividades emprendedoras e innovadoras, y una notoria ventaja integral, todo lo cual le proporciona la capacidad y las condiciones necesarias para lograr un desarrollo de mayor calidad, más eficaz, más equitativo y más sostenible.

Este año, las principales metas previstas para el desarrollo son: aumentar el PIB en alrededor de un 6,5%; contener el alza del IPC en torno al 3%; crear más de 11 millones de puestos de trabajo en las zonas urbanas y mantener la tasa de desempleo urbano calculada mediante encuestas por debajo del 5,5% y la del desempleo urbano registrado por debajo del 4,5%; sincronizar básicamente el aumento de los ingresos de la población con el crecimiento económico; lograr que, sobre la base de su estabilidad, el volumen de las importaciones y exportaciones tienda a la mejora y equilibrar en lo fundamental la balanza de pagos; reducir el consumo de energía por unidad del PIB en más de un 3% y disminuir de continuo las emisiones de los principales contaminantes; y lograr avances sustanciales en la reforma estructural por el lado de la oferta, mantener básicamente estable la tasa del apalancamiento tomada desde el punto de vista macroscópico y prevenir y controlar ordenada y eficazmente los diversos tipos de riesgo.

Tomando en consideración la necesidad de conseguir el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, las susodichas metas se corresponden con el hecho de que la economía de nuestro país ya ha culminado la fase de alto ritmo de crecimiento y ha entrado en la de desarrollo de alta calidad. A juzgar por el aspecto fundamental de la economía y por la capacidad de absorción laboral, un ritmo de crecimiento de alrededor del 6,5% del PIB puede permitirnos alcanzar, hasta cierto punto, el pleno empleo. La tasa de desempleo urbano calculadamediante encuestas incluye a residentes permanentes en las ciudades y poblados, entre ellos trabajadores emigrados del campo. Este año incluimos por primera vez este índice entre las metas previstas, con el fin de reflejar la situación del empleo de manera más completa y plasmar aún mejor la exigencia de compartir el desarrollo.

Este año debemos continuar innovando y perfeccionando el macrocontrol, manejar bien su intensidad, mantener la continuidad y estabilidad de las políticas de macrocontrol, y fortalecer la coordinación y complementación mutuas de las políticas financiera, monetaria, sectorial y regional.

Manteniendo invariable el rumbo de la política fiscal activa, debemos aglutinar los recursos financieros para aumentar su rentabilidad. Se planea que el déficit fiscal de este año sea del 2,6%, es decir, 0,4 puntos porcentuales menor que el de los presupuestos del 2017, y se sitúe en 2,38 billones de yuanes, 1,55 billones correspondientes a la hacienda central y los 830.000 millones restantes, a las territoriales. La previsión de un descenso del déficit se apoya principalmente en que la economía nacional tiende a mejorar sobre la base de la estabilidad, lo que a su vez sirve de base para el aumento de los ingresos fiscales; por otra parte, dicha previsión dejará un mayor margen a las políticas de macrocontrol. Este año, el gasto fiscal nacional será de 21 billones de yuanes, lo que refleja un mayor aumento de su magnitud. Los pagos de transferencia ordinarios de la hacienda central a las territoriales se aumentarán un 10,9%, con el objetivo de incrementar los recursos financieros de estas, sobre todo de las haciendas de las regiones del Centro y el Oeste. Optimizaremos la estructura de los gastos fiscales, potenciaremos su carácter público e inclusivo, incrementaremos el apoyo a las tres batallas de asalto de plazas fuertes y daremos mayor prioridad al impulso generado por la innovación, a los “tres pilares del agro” [la agricultura, el campo y el campesinado], al mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo y a otros ámbitos. A pesar de la mejora perceptible de las finanzas públicas, los gobiernos de todas las instancias deben persistir en llevar una vida frugal, preservar su sencillez y guardarse de la ostentación, controlar estrictamente los gastos ordinarios y destinar los valiosos fondos principalmente a fortalecer el vigor ulterior para el desarrollo y mejorar la vida del pueblo, como quien proporciona leña cuando nieva.

La política monetaria prudente tiene que mantenerse neutra y ser apropiadamente flexible o estricta. Hay que controlar adecuadamente la compuerta general de la oferta monetaria, preservar un incremento racional de la provisión de dinero en sentido amplio (M2), de los créditos y de la financiación total para la economía real, mantener una liquidez razonable y estable, y elevar el porcentaje de la financiación directa, en especial del financiamiento de capital. Es necesario desobstruir los canales de conducción de la política monetaria,emplear debidamente políticas como la del coeficiente de caja variable y la de créditos diferenciados, y encauzar una mayor colocación de fondos hacia las pequeñas empresas y las microempresas, los “tres pilares del agro” y las zonas pobres, con miras a servir mejor a la economía real.

Este año, para llevar a buen término nuestra labor, hemos de implementar concienzudamente el pensamiento de Xi Jinping sobre la economía socialista con peculiaridades chinas de la nueva era, perseverar en la tónica general del trabajo consistente en pugnar por progresar sobre la base de la estabilidad y tratar la estabilidad y el progreso como un todo, para lo cual debemos conceder importancia a los siguientes puntos. Primero, impulsar con energía un desarrollo de alta calidad. El desarrollo constituye la base y la clave para resolver todos los problemas de nuestro país. Tenemos que dedicar redoblados esfuerzos a la resolución del problema del desequilibrio del desarrollo y su insuficiencia, y promover la optimización y actualización de la estructura económica,ciñéndonos a la construcción de un sistema económico moderno y persistiendo en situar la calidad en primer plano y en priorizar la rentabilidad. Hemos de respetar las leyes objetivas de la economía y combinar el crecimiento a corto plazo con el desarrollo a largo plazo, para garantizar el funcionamiento de la economía dentro de unos límites razonables y lograr que su crecimiento sin altibajos y la elevación de la calidad y la rentabilidad se promuevan mutuamente. Segundo, intensificar la reforma y la apertura. La reforma y la apertura son un medio clave que decide el destino de la China contemporánea, siendo también un medio clave para culminar los objetivos de lucha fijados para los dos centenarios [el de la fundación del Partido, en el 2021,y el de la fundación de la Nueva China, en el 2049].Desde este nuevo punto de partida histórico, tenemos que emancipar más la mente, llevar adelante la reforma en mayor profundidad y ampliar aún más la apertura. Debemos desplegar a plenitud el espíritu de iniciativa del pueblo y estimular en todos los lugares el coraje de abrirse paso,de realizar ensayos y de medirse con lo duro conforme a sus respectivas realidades, al objeto de propulsar ininterrumpidamente la reforma y la apertura. Tercero, librar como es debido las tres batallas de asalto de plazas fuertes para lograr el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada. Tenemos que formular los lineamientos de trabajo y las medidas concretas correspondientes, y fijar los calendarios, las hojas de ruta y el orden de prioridades, a fin de garantizar el control eficaz de los riesgos y los peligros latentes, así como la culminación integral de la tarea de acometer lo más duro en la liberación de la pobreza y la mejora general de la calidad del entorno ecológico. Todos los trabajos que realizamos son en pro del pueblo. Hemos de persistir en la concepción del desarrollo centrada en el pueblo,partir de la condición básica de nuestro país y actuar con todos los medios a nuestro alcance y conforme a nuestra capacidad, a fin de resolver apropiadamente uno tras otro los asuntos que más inquietan y desazonan a las masas populares, y promover la equidad y la justicia sociales, así como el desarrollo integral de las personas, de modo que, a medida que el país se desarrolle, la vida del pueblo sea cada año mejor.

III. PROPUESTAS SOBRE LOS TRABAJOS DEL GOBIERNO EN EL 2018

Las tareas del desarrollo económico y social del presente año son sumamente arduas. Debemos aprovechar con firmeza este propicio periodo coyuntural histórico para llevar a cabo grandes actuaciones, procediendo con una visión de conjunto y acentuando las prioridades, al objeto de llevar a buen término los diversos trabajos sólidamente.

  1. Promover a fondo la reforma estructural por el lado de la oferta. Persistiremos en desarrollar la economía situando el punto de apoyo en la economía real;seguiremos llevando a buen término “las tres eliminaciones, la reducción y la subsanación” ; dedicaremos ingentes esfuerzos a la simplificación de la administración y a las reducciones tributaria y tarifaria; y optimizaremos continuamente el ambiente de negocios, a fin de activar en mayor medida el vigor de los agentes del mercado e incrementar la calidad de nuestro desarrollo económico.

Desarrollar y robustecer las nuevas energías motrices. Expandiremos y fortaleceremos las agrupaciones de industrias emergentes, realizaremos la acción de desarrollar los macrodatos, intensificaremos la investigación, el desarrollo y la aplicación de la nueva generación de la inteligencia artificial, e impulsaremos la acción Internet+ en ámbitos como la asistencia médica, la atención a la tercera edad, la educación, la cultura y el deporte. Aceleraremos el desarrollo de servicios modernos. Desarrollaremos las industrias inteligentes y la vida inteligentizada, y construiremos una sociedad inteligente. Es necesario dedicar grandes esfuerzos a la transformación y actualización de las industrias tradicionales mediante las nuevas tecnologías, las nuevas modalidades operativas y los nuevos modelos. Fortaleceremos las estadísticas sobre las industrias emergentes. Intensificaremos la elevación de la velocidad de las redes informáticas y la disminución de sus tarifas, realizaremos la cobertura total de la banda ancha de alta velocidad en las zonas urbanas y rurales, ampliaremos la esfera de acceso gratuito a las redes informáticas en los locales públicos, rebajaremos perceptiblemente las tarifas de conexión a la banda ancha para familias y empresas, y a líneas especializadas, suprimiremos los recargos por itinerancia de los datos y, este año, recortaremos las tarifas de datos de las redes móviles en no menos de un 30%, beneficiando así realmente a las masas y las empresas, y estimulando e insuflando energía a la construcción de una China digitalizada y un país fuerte en redes informáticas.

Acelerar la construcción de un país fuerte en manufacturación. Se promoverá el desarrollo de industrias como la de circuitos integrados, la de las comunicaciones móviles 5G, la de motores aeronáuticos, la de vehículos de nuevas energías y la de nuevos materiales, se ejecutarán proyectos específicos para equipos importantes que constituyan puntos débiles, se impulsará la fabricación inteligente, se desarrollarán las plataformas de la internet industrial y se crearán zonas demostrativas del programa Hecho en China 2025. Hay que disminuir en gran medida las exigencias para tramitar las licencias de producción industrial e intensificar la supervisión y el control de la calidad de los productos. Se generalizará la acción dirigida a mejorar la calidad, se impulsarán actividades encaminadas a equiparar nuestros estándares con los estándares internacionales avanzados y a cumplirlos, se desplegarán con dinamismo el espíritu de los trabajadores modelos y el de los artesanos, y se prepararán contingentes de trabajadores intelectuales e innovadores, así como de trabajadores con habilidades técnicas, a fin de desencadenar la revolución de la calidad dentro de la fabricación china.

Seguir eliminando la oferta inefectiva. Perseverando en utilizar los métodos mercadizados y sujetos al imperio de la ley, y aplicando rigurosamente los decretos y estándares relativos a la protección medioambiental, la calidad, la seguridad, etc., neutralizaremos el exceso de capacidad productiva y eliminaremos la obsoleta,con lo que este año reduciremos la capacidad productiva de la siderurgia en alrededor de 30 millones de toneladas, suprimiremos unos 150 millones de toneladas de la capacidad productiva del sector carbonero y eliminaremos, suspenderemos o cerraremos las unidades generadoras de menos de 300.000 kilovatios alimentadas con carbón que incumplan las normas.Es necesario intensificar las liquidaciones por quiebra y la reorganización de las “empresas zombis” , y llevar a cabo como es debido la recolocación de sus trabajadores y el tratamiento de sus deudas.Hay que obtener nuevos resultados en la disminución de la oferta inefectiva.

Profundizar la reforma encaminada a simplificar la administración y descentralizar los poderes, a combinar la descentralización con el control y a optimizar los servicios.Generalizaremos la aplicación del sistema nacional unificado de listas negativas para el acceso al mercado. Es preciso promover en todo el país la reforma de la supresión de la exigencia de tramitar tanto la licencia de funcionamiento como el permiso de gestión para abrir comercios, poniendo el acento en la disminución de la tramitación de permisos de gestión tras la obtención de la licencia de funcionamiento y siendo necesario reducir todos los permisos que puedan reducirse e integrar todos los que puedan integrarse, a fin de recortar en mayor medida el tiempo necesario para abrir empresas.Acortaremos sustancialmente el procedimiento de registro de marcas.Reduciremos a la mitad el tiempo empleado en examinar y aprobar los proyectos de construcción de obras. Impulsaremos la reforma experimental encaminada a establecer el sistema de asunción de compromisos para los proyectos de inversión empresarial. Aplicaremos de forma generalizada la supervisión y el control mediante las “dos elecciones aleatorias y una publicidad” y no permitiremos que proliferen los productos falsificados, adulterados o de mala calidad, ni que los encargados de hacer cumplir la ley coman sin pagar, se apropien de objetos, obstaculicen la tramitación de documentos o exijan favores. Promoveremos en profundidad la Internet+servicios administrativos, de modo que un mayor número de asuntos puedan tramitarse por internet y los que exijan la presencia física del interesado puedan tramitarse en una sola oficina y con una sola gestión. Fortaleceremos la estandarización de los servicios administrativos. Impulsaremos enérgicamente la reforma de los mecanismos yorganismos que aplican integralmente la ley,y redoblaremos los esfuerzos dirigidos a resolver el problema del solapamiento en su aplicación por múltiples niveles y autoridades. Aceleraremos la conexión y la comunicación entre los sistemas informáticos de los gobiernos para intercomunicar las islas de información. Revisaremos los certificados exigidos a las masas y las empresas para tramitar sus asuntos y anularemos sin excepción los certificados cuya exigencia carezca de una base documental de leyes o decretos. Optimizar el ambiente de negocios equivale a emancipar las fuerzas productivas e incrementar la competitividad, por lo que debemos eliminar las barreras, acabar con la lacra del exceso de formalidades y allanar los caminos, al objeto de insuflar vigor a los agentes del mercado y brindar más facilidades a las masas populares.

Aliviar en mayor medida las cargas tributarias de las empresas. Se reformará y perfeccionará el sistema del impuesto al valor agregado, y, reajustando sus tasas conforme al rumbo de reducir sus tres categorías a dos, haremos hincapié en reducir las tasas impositivas aplicadas a la industria manufacturera, las comunicaciones, el transporte y otros sectores, y elevaremos el volumen normativo de ventas anuales para definir la calificación de pequeños contribuyentes. Se ampliará en gran medida el número de beneficiarios de la política preferencial de reducción a la mitad del impuesto sobre la renta de las pequeñas empresas y las microempresas. Se elevará en gran medida el límite máximo del importe del instrumental y los equipos recién adquiridos por las empresas, importe que se deduce de la base imponible previamente a la liquidación de impuestos. Implementaremos una política de exención integrada del impuesto sobre las rentas empresariales obtenidas fuera del país. Ampliaremos el alcance del trato tributario preferencial dispensado al uso de terrenos para las instalaciones de almacenamiento de las empresas logísticas. A las empresas reorganizadas les seguiremos aplicando las políticas preferenciales sobre el impuesto al valor agregado de terrenos, el impuesto a los contratos y otros impuestos, aunque sus plazos hayan vencido.Durante el presente ejercicio, los impuestos a las empresas y los particulares se reducirán en otros más de 800.000 millones de yuanes, con el fin de contribuir al cambio de modalidad de la economía real y a su actualización, y de activar con redoblados esfuerzos el vigor del mercado y la capacidad creadora de la sociedad.

Disminuir en gran medida las cargas no tributarias de las empresas.Se darán nuevos pasos en la revisión y reglamentación de los cobros administrativos e institucionales, y se rebajarán los importes normativos de una parte de los cobros para los fondos gubernamentales. Se continuará disminuyendo por cierto plazo la aportación de las empresas al pago de la prima de “los cinco seguros y un tipo de fondos” . Se recortarán las tarifas incluidas en el precio de la electricidad destinadas a obras de beneficio público, así como los peajes de transporte y distribución de electricidad, rebajando así en una media del 10% las tarifas eléctricas aplicadas a la industria y el comercio ordinarios. Se profundizará la reforma del sistema de carreteras de peaje, reduciendo el de estas y el de los puentes. Se intensificará la revisión y rectificación de las tarifas de los servicios intermediarios. A lo largo de este año, las cargas no tributarias de los agentes del mercado se aligerarán en más de 300.000 millones de yuanes, se suprimirán resueltamente las cargas no razonables y se reducirán con decisión las excesivamente elevadas, de modo que las empresas puedan dedicarse a sus actividades con cargas más ligeras y concentrar su energía en desarrollarse.2. Acelerar la construcción de un país innovador. Dominando la tendencia mundial tanto de la nueva ronda de la revolución científica y tecnológica como de la transformación industrial, aplicaremos a fondo la estrategia del desarrollo propulsado por la innovación, para incrementar de continuo la capacidad innovadora y la competitividad de nuestra economía.

Fortalecer la construcción del sistema estatal de innovación. Se intensificarán la investigación en ciencias básicas, la investigación en ciencias básicas aplicadas y la innovación original, se iniciarán varios importantes proyectos de innovación científica y tecnológica, y se construirán laboratorios nacionales con elevados estándares. Se estimulará a las empresas a encabezar la ejecución de importantes proyectos científicos y tecnológicos, se apoyará la comunicación de las instituciones de investigación científica y los centros docentes superiores con las empresas en materia de innovación, y se acelerará la transformación y aplicación de los logros de la innovación. Hay que decantar las inversiones estatales en ciencia y tecnología hacia los ámbitos relacionados con la vida del pueblo, intensificar las investigaciones sobre el tratamiento de las nieblas tóxicas, e impulsar la resolución de problemas claves en la prevención y el tratamiento del cáncer y otras enfermedades graves, para que la ciencia y la tecnología contribuyan más al bienestar del pueblo.

Aplicar y perfeccionar las políticas incentivadoras de la innovación. Hay que reformar el sistema de administración de la ciencia y la tecnología, y acelerar el cambio de la evaluación del rendimiento de los proyectos de investigación científica, pasando a dar más importancia a los resultados que al proceso. A los grupos de innovación y a las personas calificadas líderes les otorgaremos mayores facultades en la disposición de los recursos humanos, financieros y materiales, y en la toma de decisiones sobre la hoja de ruta de la tecnología. A los investigadores científicos que cumplen tareas claves en importantes áreas científicas y tecnológicas, les aplicaremos sendos sistemas flexibles de salarios y gratificaciones. Se explorará el otorgamiento al personal de investigación científica del derecho de propiedad sobre sus logros o del de su utilización prolongada. Se modificarán o abolirán sin tardanza los reglamentos y normas obsoletos contrarios a la incentivación de la innovación, y se tomará la decisión de eliminar las formalidades innecesarias y nimias obstaculizadoras de la liberación del vigor innovador.

Promover las actividades emprendedoras e innovadoras de las masas para elevar su nivel. Nuestro país cuenta con el mayor contingente de recursos humanos y personal calificado del mundo, lo que constituye la mayor “mina de riqueza” para el desarrollo innovador. Hay que prestar servicios omnidireccionales a la innovación y el emprendimiento, impulsar la construcción de centros demostrativos de la acción emprendedora e innovadora de las masas, estimular a las grandes empresas, los centros docentes superiores, las instituciones de investigación científica, etc. a poner al alcance del público los recursos para la innovación, desarrollar la economía de plataformas y la compartida, conformando así una configuración de innovación y emprendimiento caracterizada por la combinación online/offline, por la coordinación de la producción, la enseñanza, la investigación y la aplicación, y por la integración de las empresas grandes, medianas y pequeñas, con lo que se forjará una versión actualizada de las actividades emprendedoras e innovadoras de las masas. Estableceremos el fondo estatal de garantización de la financiación, apoyaremos la cotización en bolsa de las empresas innovadoras calificadas como fuente de su financiación y extenderemos a todo el país la aplicación experimental de políticas tributarias preferenciales a los capitales de riesgo y las inversiones ángel. Hay que profundizar la reforma de los regímenes desarrolladores de recursos humanos excelentes, promover el flujo libre y ordenado de los recursos humanos, apoyar a las empresas para que mejoren el trato a los obreros técnicos, potenciar la incentivación del personal calificado con altas habilidades técnicas, estimular a quienes estudian en el exterior a regresar a la patria para realizar actividades innovadoras y emprendedoras, y ampliar el “canal verde” para la venida de extranjeros calificados a China. No cabe duda de que con la aglutinación y la confluencia de la sabiduría y la fuerza de todos lograremos acelerar la velocidad de la innovación china.

  1. Profundizar la reforma en los terrenos básicos y claves. Tomando el 40.º aniversario de la reforma y la apertura como una importante coyuntura, promoveremos nuevos avances rompedores en la reforma y emanciparemos y desarrollaremos sin cesar las fuerzas productivas sociales.

Impulsar la reforma de los capitales y empresas estatales. Elaboraremos las listas de las competencias y responsabilidades supervisoras y administradoras de los aportadores de capital. Profundizaremos el ensayo de la reforma de las empresas que invierten y operan con capital estatal, a fin de otorgarles más autonomía. Impulsaremos de continuo la optimización y la reorganización de las empresas estatales y la reforma, conforme al sistema accionarial, de las empresas subordinadas a las autoridades centrales, aceleraremos la configuración tanto de una estructura de gobernanza por parte de personas jurídicas caracterizada por la existencia de controles y contrapesos efectivos, como de un mecanismo flexible y altamente eficaz de gestión mercadizada, proseguiremos la estilización y el robustecimiento de las empresas estatales, y elevaremos la competitividad medular de sus principales actividades, a fin de promover la gestión fortalecida, optimizada y ampliada de los capitales estatales. Impulsaremos activa y prudentemente la reforma en favor de la propiedad mixta. Pondremos en práctica el sistema de informar al Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional sobre la administración de los activos estatales. Las empresas estatales deben situarse, mediante la reforma y la innovación, en la primera fila del desarrollo de alta calidad.

Respaldar el desarrollo de las empresas no públicas. Persistiendo en las “dos no vacilaciones” [no vacilar en consolidar y desarrollar la economía de propiedad pública, ni en estimular, apoyar y guiar el desarrollo de las economías de propiedad no pública] y en la igualdad de derechos, oportunidades y normas, aplicaremos integralmente las políticas y medidas encaminadas a apoyar el desarrollo de las economías de propiedad no pública, resolveremos concienzudamente los destacados problemas reportados por las empresas no públicas y nos mantendremos firmes en la eliminación de todo género de barreras ocultas. Entablaremos un nuevo tipo de relaciones cordiales y limpias entre los organismos gubernamentales y las empresas de propiedad no pública, y completaremos el mecanismo por el que los empresarios participan en la elaboración de las políticas relativas a las empresas. Hay que avivar y proteger el espíritu empresarial, robustecer el contingente de empresarios y fortalecer su confianza, a fin de que las empresas no públicas puedan mostrar plenamente su talento en las olas y mareas de la economía de mercado.

Perfeccionar el sistema de derechos de propiedad y el mecanismo de distribución mercadizada de los elementos de producción. El sistema de derechos de propiedad constituye la piedra angular de la economía de mercado socialista. Hay que perfeccionar las leyes y los decretos pertinentes, tomando como orientación básica la protección de los derechos de propiedad, la salvaguardia de los contratos, la unificación de los mercados, el intercambio basado en la igualdad y la competencia leal. Es indispensable sancionar rigurosamente conforme a la ley todo tipo de infracciones de los derechos de propiedad, así como dirimir los litigios y apelaciones sobre los mismos con arreglo a la ley y, llegado el caso, rectificar las sentencias. Se fortalecerá la protección de los derechos de propiedad intelectual y se aplicará el sistema de indemnizaciones sancionatorias por la infracción de dichos derechos. Se acelerará la reforma tendente a mercadizar los precios de las tecnologías, las tierras y otros elementos de producción y se profundizará la reforma de los precios de los recursos naturales como productos y de los servicios públicos, a fin de romper el monopolio administrativo y evitar la monopolización del mercado. Hay que hacer que el vigor del mercado y la creatividad de la sociedad rivalicen por desatarse, recurriendo para ello a una fuerte protección de los derechos de propiedad y al libre flujo de elementos.

Profundizar la reforma de los regímenes fiscal y tributario. Impulsaremos la reforma del reparto entre la hacienda central y las territoriales de las atribuciones operativas y las responsabilidades por los gastos, elaboraremos sin demora un proyecto de reforma del reparto de los ingresos fiscales y perfeccionaremos el sistema de pagos de transferencia. Completaremos el sistema tributario territorial e impulsaremos prudentemente la legislación del impuesto sobre los bienes raíces. Reformaremos el impuesto sobre la renta personal. En cuanto a los fondos fiscales, aplicaremos integralmente la administración ligada al rendimiento, a fin de garantizar su utilización segura y apropiada. Acelerar la reforma del régimen financiero. Se reformará y perfeccionará el sistema de servicios financieros, se apoyará a las instituciones financieras en la ampliación de sus finanzas inclusivas y se reglamentará el desarrollo de las instituciones financieras territoriales pequeñas y medianas, haciendo hincapié en resolver el problema de la difícil y costosa financiación de las pequeñas empresas y las microempresas. Se profundizará la reforma del mercado de capitales de múltiples niveles y se impulsará el desarrollo de los mercados de bonos y futuros. Se ampliará la función del mercado de seguros contra riesgos. Se reformará el régimen de supervisión y control financieros. Se profundizará la reforma tendente a mercadizar los tipos de interés y los tipos de cambio del yuan, y la estabilidad básica de estos últimos se mantendrá en un nivel razonable y equilibrado.

Impulsar la reforma del régimen social. Ahondaremos en la reforma del sistema del seguro de vejez e implantaremos el sistema de regularización central del fondo del seguro de vejez básico de los empleados de empresas. Profundizaremos la reforma integral de los hospitales públicos, promoveremos coordinadamente la reforma de los precios de la asistencia médica, y la del personal y su remuneración, así como la de la circulación de los medicamentos y la de las modalidades de pago del seguro médico, elevaremos la calidad de los servicios médicos y sanitarios, y dedicaremos grandes esfuerzos a la resolución de las dificultades planteadas por el difícil acceso de las masas a las consultas y la asistencia médicas. Promoveremos a fondo las reformas en campos como la educación, la cultura y el deporte, para liberar plenamente el enorme potencial desarrollador de la sociedad.

Perfeccionar el régimen de la civilización ecológica. Con el fin de proteger el entorno ecológico con sistemas más eficaces, reformaremos y mejoraremos el de control de dicho entorno, intensificaremos el control del uso del espacio ecológico natural, implementaremos el sistema de indemnización por daños ecoambientales, y perfeccionaremos el mecanismo de compensación por motivos ecológicos.

  1. Librar como es debido y resueltamente las tres grandes batallas de asalto de plazas fuertes. En torno al cumplimiento de las tareas anuales de estas batallas, definiremos claramente las responsabilidades de cada parte, intensificaremos las políticas garantizadoras y llevaremos sólidamente a buen término los diversos trabajos.

Impulsar avances evidentes en la prevención y neutralización de grandes riesgos. Aunque actualmente los riesgos económicos y financieros de nuestro país son por lo general controlables, hace falta tratar los latentes de forma tanto paliativa como radical para eliminarlos efectivamente. Combatiremos con dureza las recaudaciones ilegales de fondos, los fraudes financieros y otras infracciones y delitos. Por la vía de la mercadización y del imperio de la ley, aligeraremos tanto la conversión de créditos impagables en acciones como la fusión y la reorganización de empresas. Es necesario fortalecer el control interno de los riesgos de las instituciones financieras. Hemos de intensificar la coordinación de la supervisión y el control financieros con una visión de conjunto, y perfeccionar la supervisión y el control de los bancos en la sombra, las finanzas por internet y los holdings financieros, con el objetivo de mejorar en mayor medida la supervisión y el control financieros, y de elevar su eficacia. Hay que prevenir y neutralizar el riesgo de endeudamiento de los gobiernos territoriales. Prohibiremos tajantemente todo acto de endeudamiento o de aval que vulnere la ley o los reglamentos. Los gobiernos de nivel provincial asumirán la responsabilidad general por las deudas contraídas en su jurisdicción, mientras que los de niveles inferiores deberán asumir sus respectivas responsabilidades, con el fin de tratar activa y prudentemente las deudas en existencia. Completaremos el mecanismo reglamentado del endeudamiento y la financiación de los gobiernos territoriales. Se planea que este año los gobiernos territoriales emitan bonos especiales por un valor de 1,35 billones de yuanes, 550.000 millones más que en el ejercicio anterior, para apoyar preferentemente el avance sin altibajos de los proyectos ya en construcción y ampliar racionalmente el uso de bonos especiales. La situación de nuestra economía es básicamente buena y disponemos de los numerosos instrumentos de las políticas correspondientes, con todo lo cual podemos sin duda alguna garantizar el cumplimiento de la exigencia mínima de evitar la aparición de riesgos financieros sistémicos.

Intensificar en mayor medida la actuación precisa en la liberación de la pobreza. Este año haremos que la población rural necesitada disminuya en más de 10 millones de personas, 2,8 millones de las cuales serán trasladadas a lugares más convenientes para su manutención. Hay que promover a fondo la ayuda contra la pobreza a través de, entre otros métodos, el desarrollo de la industria, la educación, la cultura, los servicios sanitarios y los ecosistémicos, subsanar los puntos débiles de las infraestructuras y los servicios públicos, fortalecer la colaboración entre las regiones orientales y las occidentales en la ayuda contra la pobreza y el apoyo que los correspondientes sectores de aquellas prestan a sus homólogos de estas, dar importancia a la combinación de dicha ayuda con el afianzamiento de la voluntad de liberarse de la pobreza y con el apoyo a la educación, y activar la fuerza motriz endógena de la liberación de la pobreza. Intensificaremos el apoyo a las zonas en las que la pobreza es extrema e inclinaremos hacia ellas tanto las inversiones aumentadas de la hacienda central en la ayuda contra la pobreza como los pagos de transferencia pertinentes. A los ancianos pobres, las personas con discapacidades, las personas con enfermedades graves y otros grupos necesitados específicos, les aplicaremos las medidas de garantización, tomando en consideración las circunstancias de cada familia y cada persona. Durante el periodo de acometimiento de lo más duro, mantendremos las políticas de ayuda a quienes se hayan liberado de la pobreza e incorporaremos oportunamente a quienes caigan o recaigan en ella a la cobertura de la ayuda y el apoyo. Fortaleceremos la integración y la administración ligada al rendimiento de los fondos destinados a la ayuda contra la pobreza. En la ayuda contra la pobreza, llevaremos a cabo la rectificación específica de la corrupción y de los problemas relativos al modo de actuar, y mejoraremos las formas de evaluación y supervisión. Persistiremos en los estándares de la liberación de la pobreza vigentes y garantizaremos el progreso y la calidad de esta labor, a fin de que obtenga el reconocimiento de las masas y supere las pruebas de la historia.

Impulsar la conquista de mayores éxitos en la prevención y el tratamiento de la contaminación. Para consolidar los logros obtenidos en la batalla en defensa de los cielos azules, este año las emisiones de dióxido de azufre y las de óxidos de nitrógeno se reducirán un 3%, mientras que en las zonas objeto de una prevención y un tratamiento prioritarios de la contaminación atmosférica la densidad de las partículas finas (PM2,5) descenderá continuamente. Se promoverá la reconversión de la siderurgia y otras ramas dirigida a alcanzar la meta de emisiones superbajas. Se fijarán normas más estrictas sobre la emisión de contaminantes, normas que deberán cumplirse en el plazo establecido. Se desarrollarán enérgicamente las energías limpias. Se llevará a cabo la rectificación específica de los camiones diésel y los barcos cuyas emisiones de contaminantes sobrepasen los límites permitidos, y se continuarán chatarreando los automóviles viejos y usados. Mediante el impulso a fondo de la prevención y remediación de la contaminación hídrica y edáfica, este año las emisiones asociadas con la demanda química de oxígeno y las de nitrógeno amoniacal disminuirán un 2%. Se aplicará la remediación integral de las cuencas fluviales y los espacios marítimos prioritarios y se tratarán integralmente las aguas negras y fétidas. Se reforzará la construcción de instalaciones de tratamiento de aguas residuales y se perfeccionarán las políticas de cobros por su vertido. Se intensificará el tratamiento selectivo de los residuos sólidos y la basura. Se prohibirá terminantemente la entrada de basura extranjera en el país. Se potenciará la protección y rehabilitación de los ecosistemas, se determinará por completo y se mantendrá rigurosamente el límite de alarma para la protección ecológica, se culminará la reforestación de más de 100 millones de mu, se aumentará hasta 30 millones de mu la superficie dedicada a la rotación y el barbecho experimentales de labrantíos, se intensificarán la protección y la rehabilitación de aguas subterráneas, se ampliará el alcance de la protección y rehabilitación de humedales, y se profundizará la reforma experimental del régimen de parques nacionales. Se controlarán con rigor las acciones de ganar tierra al mar. La aplicación de la ley y la exigencia de responsabilidades en lo relativo al medio ambientese mantendrán estrictas. Debemos actuar, cogidos todos de la mano, para construir una hermosa China de cielos azules, verdes tierras y aguas cristalinas.

  1. Aplicar con gran energía la estrategia de vigorizar las zonas rurales. Hay que elaborar los planes científicamente, completar los regímenes y los mecanismos del desarrollo integrado de las zonas urbanas y rurales, y robustecer las nuevas energías motrices del desarrollo rural mediante la reforma y la innovación.

Impulsar la reforma de la estructura agrícola por el lado de la oferta. Promoveremos el desarrollo innovador de la agricultura, la silvicultura, la ganadería, la piscicultura y la industria semillera, y aceleraremos la construcción de polígonos industriales de agricultura moderna y de zonas aventajadas en productos agrícolas con peculiaridades. Persistiendo en la orientación de elevar la calidad, estabilizaremos y optimizaremos la producción cerealera. Aceleraremos la eliminación de los excedentes de cereales. Desarrollaremos la industria de procesamiento de productos agrícolas. Aumentaremos las tierras de cultivo con altos estándares en más de 80 millones de mu y en 20 millones las tierras con una irrigación altamente eficaz y baja en consumo. Fomentaremos nuevos tipos de gestores, elevaremos el nivel científico y tecnológico de la agricultura,impulsaremos la mecanización agrícola en todo el proceso y todos los aspectos de la producción, y fortaleceremos los servicios socializados para las pequeñas familias campesinas. Alentaremos y apoyaremos a los trabajadores rurales retornados a su tierra natal, los graduados de los centros de enseñanza superior general y las escuelas profesionales secundarias, el personal científico y tecnológico, los militares licenciados y las empresas industriales y comerciales, para que se dediquen a construir la agricultura moderna y desarrollen nuevas modalidades operativas y nuevos modelos rurales. Impulsaremos a fondo la Internet+agricultura, aumentaremos por múltiples canales los ingresos del campesinado y promoveremos el desarrollo integrado de los sectores primario, secundario y terciario en el agro.

Profundizar en todos los frentes la reforma en las zonas rurales. Se aplicará la política de prolongar otros 30 años la contratación de tierras tras el vencimiento del segundo contrato. Se explorará una reforma encaminada a separar los derechos de propiedad, solicitud y usufructo de solares de uso residencial. Se mejorarán los métodos administrativos de compensación equitativa en tierras labrantías por las expropiadas y se creará un mecanismo de regulación transprovincial de la cuota del aumento de tierras de cultivo y de la cuota no sobrepasada de la vinculación del incremento de los terrenos destinados a la construcción en las zonas urbanas con su disminución en las rurales, destinándose la totalidad de los réditos obtenidos al acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza y al apoyo de la vigorización de las zonas rurales. Se profundizarán las reformas en diversos ámbitos, incluidos el de la adquisición y almacenamiento de cereales, el de los derechos de propiedad colectiva, el de los derechos sobre los bosques de propiedad colectiva, el de las áreas y granjas silvícolas estatales, el de la roturación y el de las cooperativas de compraventa, para que la agricultura y el campo rebosen de vitalidad y vigor.

Propulsar el desarrollo integral de las diversas actividades del campo. Perfeccionaremos los servicios públicos rurales, entre ellos, los de asistencia médica, los educacionales y los culturales. Mejoraremos las infraestructuras para el suministro de agua y electricidad, y las infraestructuras informáticas, y construiremos o reconstruiremos 200.000 kilómetros de carreteras. Desplegaremos con paso firme la acción de tres años para sanear el hábitat rural e impulsar la “revolución del baño”, así como la recogida y el tratamiento de la basura. Promoveremos la transformación de los hábitos y costumbres obsoletos existentes en las zonas rurales. Completaremos el sistema de la gobernanza rural, sistema que combina el autogobierno, la gobernación según la ley y la gobernación conforme a la moral. Dedicaremos grandes esfuerzos a la formación de personal calificado para vigorizar las zonas rurales. Debemos seguir firmemente el camino del socialismo con peculiaridades chinas en la vigorización de las zonas rurales, para acelerar la modernización de la agricultura y el campo.

  1. Impulsar sólidamente la estrategia de desarrollo coordinado de las regiones. Perfeccionaremos las políticas de desarrollo regional, impulsaremos la equidad en el acceso a los servicios públicos básicos y reduciremos gradualmente la disparidad entre el desarrollo del campo y el de la ciudad, y entre el de las distintas regiones, a fin de desplegar plenamente las ventajas y el potencial de las diversas regiones.

Dar forma a una nueva configuración del desarrollo regional. Redoblaremos el apoyo a la reforma y al desarrollo de las antiguas bases revolucionarias, así como de las zonas de minorías étnicas, las fronterizas y las pobres. Impulsaremos el desarrollo sinérgico de Beijing, Tianjin y Hebei, centrándonos en el traspaso de las funciones de Beijing no correspondientes a su condición de capital del país, y elaboraremos un plan para la construcción de la Nueva Zona de Xiong’ an, partiendo de un elevado nivel y con una visión centrada en los altos estándares. Impulsaremos el desarrollo de la Franja Económica del Río Changjiang orientándonos por la priorización de la construcción ecológica y el desarrollo verde. Se publicará y ejecutará el programa de planificación del desarrollo de la gran área de la bahía de Guangdong-Hong Kong-Macao, y se promoverá en todos los aspectos la cooperación mutuamente beneficiosa entre el interior y Hong Kong y Macao. Hemos de elaborar nuevas propuestas orientativas sobre la explotación del Oeste a gran escala, poner en práctica las medidas encaminadas a vigorizar el Noreste y otros antiguos centros industriales, propulsar de continuo el despegue de las regiones centrales y apoyar a las orientales para que lleven la delantera en el desarrollo. Potenciaremos el apoyo al desarrollo de las zonas dependientes de sus recursos naturales mediante el cambio de modalidad de su economía. Fortaleceremos la economía marítima y salvaguardaremos firmemente los derechos e intereses marítimos de nuestro país.

Elevar la calidad del nuevo tipo de urbanización. A lo largo de este año, empadronaremos a unos 13 millones de emigrantes en zonas urbanas y agilizaremos el empadronamiento de los desplazados de la agricultura en las ciudades. Perfeccionaremos la planificación urbanística, desarrollaremos prioritariamente el transporte público y completaremos los mercados, los aparcamientos y otras instalaciones de servicios al pueblo, y aceleraremos la construcción de instalaciones libres de obstáculos. Propulsaremos ordenadamente la transformación de las aldeas urbanas y de los viejos barrios de viviendas, dotándolos de instalaciones complementarias, y alentaremos la instalación de ascensores en edificios que cumplan las condiciones necesarias. Reforzaremos la construcción de redes de alcantarillado, de galerías de conducciones integrales subterráneas y de ciudades esponja. Como el núcleo del nuevo tipo de urbanización radica en las personas, debemos intensificar la precisión de los servicios y la administración humanizada, para que todos los habitantes tengan las mismas oportunidades de desarrollarse y su vida resulte cómoda y agradable.

  1. Ampliar activamente el consumo y promover inversiones efectivas. Ampliaremos el consumo mediante la adaptación a los cambios en las demandas de la población y aumentaremos las inversiones, con la mira puesta en el reajuste estructural, a fin de conformar un círculo virtuoso caracterizado por una estructura optimizada de la oferta y una demanda general adecuadamente ampliada.

Potenciar el papel básico del consumo en el desarrollo económico. Hay que impulsar la actualización del consumo y desarrollar nuevas modalidades y nuevos modelos de este. Se prorrogarán otros tres años las políticas preferenciales del impuesto sobre la adquisición de vehículos de nuevas energías y se abolirá por completo la política de restricción del cambio de matrícula de los automóviles de segunda mano por una de otra ciudad distinta. Hay que apoyar a las fuerzas sociales en su aumento de la oferta de servicios, incluidos la asistencia médica y los servicios a la vejez, los educacionales, los culturales y los deportivos. Es necesario crear zonas demostrativas del turismo regional y bajar el precio de las entradas a los lugares turísticos emblemáticos de propiedad estatal. Se impulsará el sano desarrollo de las compras por internet y de los servicios de envío urgente. Es preciso castigar según la ley y sin la menor indulgencia toda acción vulneradora de los derechos e intereses de los consumidores.

Desplegar el papel clave de la inversión en la optimización de la estructura de la oferta. Este año invertiremos 732.000 millones de yuanes en la construcción ferroviaria y alrededor de 1,8 billones en carreteras y el transporte fluvial, mientras que las inversiones en obras hidráulicas en construcción sumarán un billón de yuanes. La construcción de infraestructuras importantes se decantará de continuo hacia las regiones centrales y occidentales. Llevaremos adelante una nueva tanda de importantes proyectos de reconversión y actualización tecnológica. Asignaremos 537.600 millones de yuanes a inversiones englobadas en el presupuesto central, 30.000 millones más que el año pasado. Poniendo en práctica las políticas encaminadas a estimular la inversión privada, haremos públicos varios proyectos atractivos en los sectores ferroviarios, de aviación civil, de petróleo y gas natural, de telecomunicaciones, etc., garantizando de este modo que los capitales privados puedan entrar en ellos y desarrollarse.

  1. Impulsar la formación de una nueva configuración de apertura integral. Ampliaremos en mayor medida la esfera de la apertura y elevaremos su nivel, perfeccionaremos su estructura y su disposición, así como sus regímenes y mecanismos, y propulsaremos un desarrollo de alta calidad mediante una apertura de alto nivel.

Promover la cooperación internacional en la construcción de la Franja y la Ruta. Perseverando en la deliberación en común, la construcción conjunta y el codisfrute, pondremos en práctica los resultados logrados en el Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional. Promoveremos la construcción de grandes vías de comunicación internacionales y profundizaremos la cooperación en la simplificación del despacho de aduanas a lo largo de la Franja y la Ruta. Ampliaremos la cooperación internacional en capacidad productiva y promoveremos la salida al exterior de la industria manufacturera china y del sector servicios chino. Optimizaremos la estructura de nuestras inversiones en el extranjero. Intensificaremos la apertura del Oeste, del interior del país y de las zonas fronterizas, elevaremos el nivel de desarrollo de las zonas fronterizas y transfronterizas de cooperación económica, y abriremos nuevos espacios de apertura y cooperación económica.

Promover el crecimiento estable de las inversiones foráneas. Se fortalecerá la adaptación a las normas económicas y comerciales internacionales de aplicación general y se creará un entorno de negocios de primer orden mundial. Se liberalizará por completo la industria manufacturera general y se ampliará la apertura de las telecomunicaciones, la asistencia médica, la educación, la atención a la tercera edad, los vehículos de nuevas energías y otros ámbitos. Se abrirán ordenadamente varios mercados, incluido el de la liquidación con tarjetas bancarias; se levantarán las restricciones sobre la esfera de gestión de las compañías corredoras de seguros de capital foráneo; se flexibilizarán o abolirán las restricciones impuestas a la proporción del capital foráneo en las acciones de bancos y de compañías de valores, administración de fondos, futuros, administración de activos financieros, etc.; y se unificarán las normas sobre el acceso de los bancos nacionales y extranjeros al mercado. Se implementará el pago diferido del impuesto sobre las reinversiones de los inversores foráneos realizadas con las ganancias devengadas en el territorio nacional. Se simplificará el procedimiento para establecer empresas de capital foráneo y los trámites de registro comercial e inscripción industrial y comercial se realizarán en una sola ventanilla. Se reproducirán y divulgarán en todo el ámbito nacional las experiencias de las zonas experimentales de libre comercio, se explorará la construcción de puertos francos y se crearán nuevas áreas líderes en la reforma y la apertura.

Consolidar la tendencia positiva del desarrollo estable del comercio exterior. Es preciso ampliar la cobertura del seguro de créditos a la exportación y reducir en otro tercio el tiempo total de los despachos aduaneros. Se reformará el mecanismo de desarrollo del comercio de servicios. Se conformarán nuevas modalidades operativas y modelos comerciales. Se impulsará el traslado escalonado del comercio de procesamiento a las regiones del Centro y el Oeste. Es necesario ampliar activamente la importación, organizar satisfactoriamente la I Exposición Internacional China de Importaciones y reducir los aranceles a la importación de vehículos, algunos bienes de consumo de uso cotidiano, etc.. Tenemos que ampliar con mayor energía la apertura de nuestros mercados para fomentar la actualización de las industrias y el desarrollo equilibrado del comercio y brindar más opciones a los consumidores.

Promover la liberalización y facilitación del comercio y la inversión. China promoverá invariablemente la globalización económica y salvaguardará el libre comercio, estando además dispuesta a trabajar con las demás partes para impulsar el avance de las negociaciones comerciales multilaterales, concluir cuanto antes las relativas al Acuerdo de Asociación Económica Integral Regional y acelerar la construcción de la Zona de Libre Comercio Asia-Pacífico y la Comunidad Económica de Asia Oriental. China aboga por resolver las disputas comerciales mediante consultas en pie de igualdad, se opone al proteccionismo y defiende resueltamente sus derechos e intereses legales.

  1. Elevar el nivel de la garantización y mejora de las condiciones de vida del pueblo. Sobre la base del desarrollo, tenemos que llevar a cabo más actuaciones prácticas en beneficio del pueblo y solventarle más dificultades, así como garantizarle firmemente el nivel de vida mínimo, de modo que las masas populares se sientan cada vez más beneficiadas, felices y seguras.

Fomentar enérgicamente el empleo y las actividades emprendedoras. Reforzaremos los servicios públicos omnidireccionales de empleo, emprenderemos a gran escala la formación en habilidades profesionales y desarrollaremos nuevas modalidades de empleo mediante la Internet+. En el 2018, el número de graduados de centros docentes superiores llegará a 8,2 millones, estableciéndose un nuevo récord histórico, lo que hace necesario impulsar el empleo por múltiples canales y apoyar su fomento a través de actividades emprendedoras. Llevaremos a cabo como es debido y sólidamente la colocación y la administración de los militares licenciados, así como el ofrecimiento de garantías a estos. Intensificaremos la ayuda a las personas con dificultades para encontrar trabajo, incluidas las que tienen alguna discapacidad. Ampliaremos la colocación de trabajadores emigrados del campo y abordaremos integralmente el problema de los retrasos en el pago de salarios. Hemos de completar el mecanismo de consulta de las relaciones laborales y eliminar la discriminación por razón de la condición social o del género, a fin de que el logro de un empleo más equitativo y pleno devenga una brillante faceta destacada del desarrollo de nuestro país.

Elevar con paso firme el nivel de ingresos de la población. Se seguirán incrementando la pensión básica de vejez de los jubilados y la pensión social de vejez de las poblaciones urbana y rural. Se ajustarán de manera razonable los importes normativos de los salarios mínimos del conjunto de la sociedad. Hay que perfeccionar los sistemas salarial, de bonificaciones y de subsidios aplicados en los organismos oficiales y las instituciones públicas, decantándose hacia las áreas con condiciones duras y los puestos especiales. Se elevará la suma mínima imponible para la recaudación tributaria sobre la renta personal y se aumentará la deducción de los gastos específicos, incluidos los de la educación de los hijos y los de asistencia médica para enfermedades graves, a fin de promover la reducción racional de las cargas de las masas populares y estimularlas a incrementar sus ingresos y a avanzar hacia la prosperidad mediante el trabajo.

Desarrollar una educación equitativa y de calidad. Promoveremos el desarrollo integrado de la educación obligatoria en la ciudad y en el campo, y decantaremos de continuo las inversiones en educación hacia las áreas con dificultades y los eslabones débiles. Es preciso reducir efectivamente la tasa de alumnos de las zonas rurales que abandonan sus estudios, eliminar sin tardanza las “clases superpobladas” en las ciudades y poblados, y hacer hincapié en resolver el problema de la sobrecarga extraescolar de los alumnos de primaria y secundaria. Los niños son el futuro de la nación y la esperanza de las familias. Hemos de aumentar por múltiples vías el suministro de recursos educativos preescolares, prestar atención al cuidado y la preparación de los puericultores de los jardines de infancia, y potenciar la supervisión y el control, por internet u otros medios informáticos, del proceso de cuidado de los niños en guarderías infantiles, para tener la certeza absoluta de que los padres estarán tranquilos y no se preocuparán. Se desarrollará con dinamismo la formación profesional. Se apoyará y reglamentará la creación y gestión de centros de formación profesional por parte de las fuerzas sociales. Se impulsará la generalización de la educación del ciclo superior de secundaria. Se optimizará la estructura de la enseñanza superior tomándose como guía las necesidades del desarrollo económico y social, se acelerará la forja de universidades y disciplinas de primer orden mundial, y se apoyará la construcción de universidades con peculiaridades propias y un alto nivel en las regiones centrales y occidentales. Se seguirá aplicando el plan especial de admisión de estudiantes procedentes de zonas rurales y regiones pobres. Se desarrollarán la educación de las minorías étnicas, la educación especial, la formación permanente y la educación a través de la red. Se reforzarán la capacitación y la formación ética del personal docente, y se mejorará su comportamiento. Debemos impulsar el aceleramiento de la modernización de la educación y llevar a buen término una educación que satisfaga al pueblo, garantizando que todos tengan las mismas oportunidades de cambiar su destino y de hacer realidad el sueño de su vida por medio de la educación.

Aplicar la estrategia para una China sana. Elevaremos el nivel de aseguramiento del seguro médico básico y del de enfermedades graves, para lo cual volveremos a aumentar en 40 yuanes per cápita el importe normativo de los subsidios fiscales para el seguro médico básico de la población y destinaremos la mitad de dicho aumento al seguro de enfermedades graves. Extenderemos la esfera de la liquidación transprovincial directa de los gastos de asistencia médica para los pacientes atendidos en lugares distintos al de su incorporación al seguro médico e incluiremos en dicha esfera a los hospitales de los niveles de base, los trabajadores emigrados del campo y las personas que encuentren trabajo o realicen actividades emprendedoras en lugares distintos de su tierra de origen. Intensificaremos la preparación de personal médico y de enfermería, fortaleceremos la formación de médicos generalistas y de pediatras, y propulsaremos el diagnóstico y el tratamiento escalonados, así como la firma de contratos de servicios con médicos de cabecera. Incrementaremos de continuo el importe normativo per cápita de los subsidios fiscales por gastos en servicios sanitarios públicos básicos. Persistiendo en priorizar la prevención, reforzaremos la prevención y el control de enfermedades graves. Mejoraremos los servicios de la atención sanitaria materno-infantil. Apoyaremos la transmisión, la innovación y el desarrollo de la medicina y la farmacología tradicionales chinas. Estimularemos la combinación de la medicina tradicional china con la occidental. Es necesario innovar las formas de supervisión y control de los productos alimenticios y farmacéuticos, atribuir importancia a la elevación de la eficacia de la supervisión y el control mediante la internet y los macrodatos, y agilizar la recogida de las huellas de todo el proceso para poder rastrear la información correspondiente, de modo que los productos problemáticos no tengan donde refugiarse, quienes los fabrican y trafican con ellos no puedan eludir el peso de la ley, y los consumidores puedan comprar tranquilos y comer con seguridad. Llevaremos a buen término los preparativos de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno de Beijing y aumentaremos por múltiples canales los locales e instalaciones para las actividades de fortalecimiento de la salud de todo el pueblo. Cuando nuestro pueblo goce de una buena salud física y mental, se guíe por la benevolencia y tenga motivación para superarse, nuestro país rebosará de una pujante vitalidad y se desarrollará hacia su florecimiento y prosperidad.

Resolver mejor los problemas habitacionales de las masas populares. Pondremos en marcha el nuevo plan trienal de acometimiento de lo más duro en la transformación de núcleos de chabolas, emprendiendo este año mediante dicha transformación la construcción de 5,8 millones de apartamentos. Intensificaremos la garantización de los apartamentos de alquiler público, de modo que esta cubra a todas las familias con rentas bajas y dificultades habitacionales con derecho a ella, así como a las personas recién colocadas sin vivienda y los trabajadores emigrantes que reúnan los requisitos. Persistiendo en que “las viviendas son para habitarlas, no para especular con su compraventa”, haremos que los gobiernos territoriales asuman sus responsabilidades como protagonistas, seguiremos ejerciendo un control diferenciado e implantaremos y completaremos mecanismos de efecto duradero para promover un desarrollo sano y prudente del mercado inmobiliario. Hay que apoyar a la población en su demanda de compra de viviendas para uso propio, fomentar el mercado de arrendamiento habitacional y desarrollar viviendas de propiedad mixta estatal-privada. Crearemos con celeridad un sistema habitacional consistente en la oferta por múltiples agentes, la garantización por múltiples vías y la simultaneación del alquiler y la compra, con el objeto de que las amplias masas populares dispongan cuanto antes de una vivienda conveniente.

Intensificar la garantización total de las condiciones de vida de los más necesitados. Elevaremos con paso firme los importes normativos de la garantización del nivel de vida mínimo en la ciudad y en el campo, de la asistencia social, de las pensiones compensatorias y de los tratos preferenciales. En el afrontamiento activo del envejecimiento de la población, es necesario desarrollar los servicios domésticos y comunitarios para la vejez, así como la atención a la tercera edad mediante la ayuda mutua, impulsar la combinación de los servicios médicos y sanitarios con la atención a la vejez, y elevar la calidad de los servicios prestados por las residencias de ancianos. Prestaremos atención y ayudaa los niños dejados en el campo por quienes emigran a la ciudad para trabajar. Intensificaremos el ofrecimiento de garantías a los niños del campo y la ciudad con serios problemas económicos. Llevaremos a buen puerto el trabajo relativo al trato preferencial de los militares minusválidos y de las familias de militares y mártires. Reforzaremos los servicios de rehabilitación de personas con discapacidades. Completaremos los sistemas de asistencia social y apoyaremos el desarrollo de las obras de bienestar público y las causas filantrópicas. Hemos de poner todo nuestro sentimiento y toda nuestra energía en realizar como es debido la tarea de sustentar a las capas sociales bajas, y no desentendernos de nuestras responsabilidades frente a las dificultades, ni mostrarnos renuentes a actuar ante asuntos que no conlleven hacer un gran favor, haciendo que todo aquel que se encuentre en apuros reciba los cuidados, la atención y el calor de la sociedad.

Forjar una configuración de la gobernanza social caracterizada por la construcción conjunta, la administración en común y el codisfrute. Perfeccionaremos el sistema de autogobierno de las masas en los niveles de base y reforzaremos la gobernanza comunitaria. Pondremos mejor en juego la función de los sindicatos, la Liga de la Juventud Comunista, las federaciones de mujeres y otras agrupaciones de masas. Fomentaremos el sano desarrollo de las organizaciones sociales, los servicios sociales profesionales y los servicios de voluntariado. Fortaleceremos la construcción del sistema de credibilidad social. Perfeccionaremos el sistema de servicios jurídicos públicos y pondremos en práctica el sistema de responsabilidad de divulgar la ley. Cultivaremos buenos hábitos en los que prevalezcan la estimación de las mujeres, el cuidado de los niños, el respeto por los ancianos y la atención a las personas con discapacidades. Mejoraremos el mecanismo de neutralización diversificada de las discrepanciasy disputas sociales. Innovaremos el modo de atender las reclamaciones presentadas en persona o por correo y las reivindicaciones razonables de las masas se solucionarán en conformidad con la ley y a su debido tiempo. Es imprescindible que se asuma estrictamente la responsabilidad por la seguridad en la producción, para contener resueltamente los accidentes graves y excepcionalmente graves. Llevaremos a buen término los trabajos sismológicos, meteorológicos, geológicos, etc., a fin de mejorar nuestra capacidad de prevenir desastres, de mitigar sus consecuencias y de socorrer a los damnificados. Hemos de impulsar la construcción de una China de paz; prevenir rigurosamente y combatir con firmeza los actos violentos, incluidos los atentados terroristas; librar con arreglo a la ley la lucha específica de erradicación de las siniestras fuerzas de maleantes y mafiosos, y castigar según la ley las infracciones y los delitos, incluidos los robos, los atracos, las estafas, la prostitución, el juego y las drogas; y subsanar destacados problemas, como los fraudes perpetrados por medio de las telecomunicaciones y la internet, la violación de la confidencialidad de la información personal de los ciudadanos y las ventas piramidales por internet, con miras a salvaguardar la seguridad nacional y la pública.

Ofrecer abundantes alimentos espirituales en respuesta a la aspiración del pueblo de llevar una vida mejor. Hemos de difundir la excelente cultura tradicional china, dar continuidad a la cultura revolucionaria, desarrollar la cultura socialista avanzada y cultivar y practicar los valores socialistas esenciales. Intensificaremos tanto la formación ideológica y moral como las actividades de masas fomentadoras de la civilización espiritual. Aceleraremos la creación de unas ciencias sociales y una filosofía con peculiaridades chinas, haremos florecer creaciones artísticas y literarias, y desarrollaremos la prensa, la edición, la radiodifusión, el cine, la televisión, la archivística y otras actividades. Intensificaremos la preservación y el aprovechamiento de las reliquias, así como la protección, continuación y transmisión de nuestro patrimonio cultural. Construiremos adecuadamente un nuevo tipo de laboratorios de ideas. Intensificaremos la construcción del contenido de la internet. Ejecutaremos a fondo proyectos culturales en beneficio del pueblo, fomentaremos un nuevo tipo de modalidades operativas culturales y aceleraremos el desarrollo de la industria cultural. Promoveremos la lectura entre todo el pueblo y construiremos una sociedad volcada en el estudio. Se profundizarán los intercambios culturales entre China y el extranjero con el fin de aumentar la influencia de la cultura china. Conformaremos una impetuosa fuerza espiritual volcada en la materialización de la revitalización de nuestra nación a través del florecimiento y la prosperidad de la cultura socialista con peculiaridades chinas.

Estimados diputados: con la entrada en la nueva era, este nuevo año la labor del Gobierno debe mostrar una nueva fisonomía y hacer nuevas aportaciones. Hemos de tener firmemente enraizadas en la mente las “cuatro conciencias”, afianzarnos en las “cuatro convicciones” [en el camino, la teoría, el sistema y la cultura], defender decididamente la posición del secretario general Xi Jinping como núcleo, salvaguardar con determinación la autoridad del Comité Central del Partido y su dirección centralizada y unificada, cumplir la exigencia de disciplinar el Partido de modo integral y riguroso, intensificar la autoconstrucción del Gobierno, impulsar a fondo el cambio de las funciones gubernamentales, elevar integralmente el nivel de cumplimiento de las mismas y prestar al pueblo servicios de excelente calidad y alta eficacia.

Promover en todos los sentidos la gobernación conforme a la Constitución y la gestión de los asuntos administrativos según la ley. Debemos observar estrictamente la Constitución y las demás leyes, y acelerar la construcción de un gobierno regido por la ley, a fin de encauzar integralmente las actividades gubernamentales por la vía del imperio de esta. Persistiremos en aplicar las leyes de manera rigurosa, reglamentada, imparcial y civilizada. El poder no debe ejercerse caprichosamente y su ejercicio ha de ser supervisado. Los gobiernos de los diversos niveles han de someterse por ley a la supervisión de las asambleas populares de su mismo nivel y de sus comités permanentes, admitir conscientemente la supervisión democrática de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, aceptar por iniciativa propia la supervisión tanto de la sociedad como de la opinión pública y atender concienzudamente a las opiniones de los diputados de las asambleas populares y los miembros de los comités de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, y a las de los partidos democráticos, las federaciones de industria y comercio, las personalidades sin afiliación partidaria y las organizaciones populares. Los gobiernos deben ser fieles a sus compromisos, no debiendo en absoluto los nuevos funcionarios desentenderse de las viejas cuentas. Se propulsará en todos los sentidos la información pública sobre los asuntos gubernamentales. Se promoverá el sistema de asesores legales gubernamentales. Hay que persistir en la toma de decisiones científica, democrática y conforme a la ley, siendo preciso escuchar atentamente las opiniones de las diversas partes, incluidas las críticas, al tomar decisiones sobre asuntos importantes que atañen a los intereses públicos. Todo trabajo de los gobiernos populares debe encarnar la voluntad del pueblo, constituyendo los resultados concretos el criterio para juzgar si dichos gobiernos cumplen bien su cometido y siendo el pueblo quien en última instancia evalúa su rendimiento.

Fortalecer en todos los sentidos la construcción del estilo del Partido y de la gobernación honrada. Propulsaremos los “dos estudios y un comportamiento” con miras a que su estudio y la educación en ellos devengan una práctica habitual e institucionalizada, y desplegaremos concienzudamente la educación temática de “conservar siempre las aspiraciones fundacionales del Partido y tener bien presente nuestra misión”. En la implementación firme del espíritu de los ocho reglamentos adoptados por el Comité Central del Partido y de sus disposiciones específicas, combatiremos y corregiremos sin tregua los “cuatro hábitos malsanos”, guardándonos sobre todo del formalismo y el burocratismo. Potenciaremos la supervisión mediante auditorías. Consolidaremos y desarrollaremos la tendencia arrolladora de la lucha anticorrupción, encerraremos el poder en la jaula institucional y castigaremos resueltamente los diversos comportamientos corruptos. Los trabajadores gubernamentales debemos ser honrados y cultivar nuestra moral, ejercer nuestras responsabilidades con diligencia y asiduidad, admitir por iniciativa propiala supervisión jurídica, la realizada mediante inspecciones y la del pueblo, y actuar limpiamente en pro del pueblo, no debiendo jamás mostrarnos indignos de nuestro sobrenombre de servidores del pueblo.

Elevar en todos los sentidos la eficacia gubernamental. Es necesario optimizar la institución de organismos gubernamentales, así como la asignación de sus facultades, y profundizar la reforma de dichos organismos, con el fin de formar un sistema de administración gubernamental caracterizado por una definición clara de las atribuciones y responsabilidades, y por la gestión de los asuntos administrativos conforme a la ley, y fortalecer la credibilidad pública y la capacidad ejecutiva del gobierno. Todos los logros de la reforma y el desarrollo de China se han obtenido mediante el trabajo. Los gobiernos de las diversas instancias y su personal tienen el deber sagrado de trabajar en pro del pueblo, por lo que si no lo hacen, faltan a su deber. Es preciso perfeccionar el mecanismo de estímulo y contención, así como el de admisión y corrección de los errores, apoyar y animar con una postura bien definida a quienes acometen tareas activamente, y exigir responsabilidades seriamente a quienes se comportan con mediocridad y pereza en el desempeño de su trabajo administrativo. No permitiremos en absoluto que nadie pregone su postura con palabras altisonantes y haga poco y mal, ni consentiremos de ninguna manera la ociosidad en el desempeño de cargos. Los numerosos cuadros tienen que elevar sus cualidades políticas y sus aptitudes para el trabajo, adoptar una actitud realista y práctica, priorizar la acción, realizar nuevas hazañas tangibles, labrarse un prestigio alabado por las masas y crear una situación dinámica en la que cien barcos con mil velas rivalicen en sus esfuerzos por avanzar.

Estimados diputados: la nación china es una gran familia que convive en concordia y rebosa de unidad y calor humano. Tenemos que mantener con firmeza y completar el sistema de autonomía étnica territorial, y aplicar integralmente la política étnica del Partido. Es preciso fortalecer de continuo el apoyo al desarrollo de las zonas étnicas y de las etnias cuya población es escasa. Hay que organizar como es debido sendas celebraciones del 60º aniversario de la fundación de las regiones autónomas zhuang de Guangxi y hui de Ningxia. Se impone fortalecer los contactos, los intercambios y la integración entre las diversas etnias, a fin de que los cimientos de la comunidad de la nación china sean más firmes y sus lazos, más fuertes.

Hemos de implementar cabalmente la directriz básica del trabajo del Partido referente a la religión, seguir firmemente el rumbo de la aclimatación de los credos religiosos de nuestro país a las condiciones chinas, promover las relaciones sanas y armoniosas en este ámbito, y hacer valer el positivo papel que las personalidades de los círculos religiosos y las masas de creyentes desempeñan en la promoción del desarrollo económico y social.

Aplicaremos concienzudamente las políticas vinculadas con los asuntos de los chinos residentes en el extranjero, salvaguardaremos los derechos e intereses legítimos de estos, de los repatriados y de los familiares de todos ellos residentes en la patria, y crearemos condiciones más favorables para el despliegue de sus ventajas idiosincrásicas e importantes funciones en la modernización del país, alentando de este modo a los hijos de la nación china de dentro y fuera del país a luchar con las voluntades aunadas y a crear un futuro esplendoroso.

Estimados diputados: ante los profundos cambios operados en el entorno de la seguridad nacional, debemos guiarnos por el objetivo del Partido de fortalecer el Ejército en la nueva era, fijar sólidamente la posición rectora del pensamiento de Xi Jinping sobre el fortalecimiento del Ejército en la construcción de la defensa nacional y de este, seguir con firmeza el camino con peculiaridades chinas de dicho fortalecimiento, impulsar en todos los aspectos el trabajo de adiestramiento y preparativos militares, y salvaguardar con determinación y energía la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo de nuestro país. Persistiremos en el principio y el sistema fundamentales de la dirección absoluta del Partido sobre el Ejército, y aplicaremos íntegramente y a fondo el sistema de responsabilidad del presidente de la Comisión Militar. Hemos de continuar impulsando la reforma de la defensa nacional y del Ejército, y construir una defensa moderna, fuerte y sólida para nuestras fronteras, nuestras costas y aguas jurisdiccionales, y nuestro espacio aéreo. Mejoraremos el sistema de movilización para la defensa nacional y potenciaremos la educación de todo el pueblo al respecto. Protegeremos los derechos e intereses legales de los militares y sus familiares, de modo que la carrera militar devenga una profesión respetada por toda la sociedad. Aplicaremos a fondo la estrategia del desarrollo integrado de lo militar y lo civil, y profundizaremos la reforma de la ciencia, la tecnología y la industria dedicadas a la defensa nacional. Los gobiernos de los diversos niveles tienen que tomar medidas más enérgicas en apoyo de la construcción y la reforma de la defensa nacional y las Fuerzas Armadas, y desplegar a fondo actividades de apoyo al Ejército y de atención a las familias de los militares entre el pueblo, así como actividades de apoyo a los gobiernos y de amor al pueblo entre el Ejército, de modo que la unión entre los gobiernos y las Fuerzas Armadas, y entre estas y el pueblo sea siempre fuerte como una roca y recia como un frondoso árbol con profundas raíces.

Estimados diputados: seguiremos aplicando integral y acertadamente la directriz de “un país con dos sistemas” , y procederemos rigurosamente con arreglo a la Constitución y a las leyes fundamentales de las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao. Apoyaremos con todas nuestras energías a sus respectivos gobiernos y jefes ejecutivos en el desempeño de sus atribuciones gubernamentales según la ley, en el desarrollo enérgico de la economía, en la mejora constante de las condiciones de vida de la población, en el fomento ordenado de la democracia y en la promoción de la armonía social. Hemos de respaldar la integración de Hong Kong y Macao en la situación general del desarrollo nacional, y profundizar los intercambios y la cooperación entre el interior del país y ambas regiones. Estamos firmemente convencidos de que Hong Kong y Macao participarán del desarrollo y la prosperidad junto con el interior de la patria.

Hemos de continuar llevando a cabo las políticas y directrices de significación trascendental sobre el trabajo vinculado con Taiwan, mantenernos adheridos al principio de una sola China, promover el desarrollo pacífico de las relaciones interribereñas sobre la base del Consenso de 1992 e impulsar el proceso de reunificación pacífica de la patria. Salvaguardaremos resueltamente la soberanía y la integridad territorial del país, y no toleraremos de ninguna manera las intrigas y acciones secesionistas encaminadas a la “independencia de Taiwan”. Ampliaremos los intercambios y la cooperación económicos y culturales entre las dos orillas, y, en lo referente a los estudios, las actividades emprendedoras, el empleo y la residencia en la parte continental, iremos dispensando gradualmente a los compatriotas de Taiwan el mismo trato que a los habitantes de la parte continental. Ambas orillas del estrecho de Taiwan tienen las mismas raíces y son hermanas. Si nosotros, los compatriotas de ambas orillas, nos adaptamos a la tendencia general de la historia y asumimos conjuntamente los intereses supremos de nuestra nación, no cabe duda de que juntos labraremos para la nación china el bello futuro de su gran revitalización.

Estimados diputados: el desarrollo de China está estrechamente vinculado con el de los otros países del mundo y nuestro país comparte con los demás penas y alegrías. Seguiremos inalterablemente el camino del desarrollo pacífico e impulsaremos el establecimiento de un nuevo tipo de relaciones internacionales. Participaremos con dinamismo en la reforma y la mejora de la gobernanza global, y nos entregaremos a la construcción de una economía mundial abierta. Hemos de promover la coordinación y la cooperación entre los grandes países, profundizar la buena vecindad y la amistad con los países vecinos, así como el desarrollo conjunto, y afianzar nuestra unidad y cooperación con los demás países en vías de desarrollo. Llevaremos a buen término como anfitriones diversas actividades diplomáticas, entre ellas la Conferencia Anual del Foro de Boao para Asia, la Cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai y la Cumbre del Foro de Cooperación entre China y África. Seguiremos desempeñando nuestro papel de gran país responsable en la resolución de los problemas internacionales y regionales candentes. Es necesario fortalecer y perfeccionar el sistema que garantiza la seguridad de nuestros intereses en el extranjero. China está dispuesta a esforzarse incansablemente, junto con los demás países, por promover la construcción de una comunidad de destino de la humanidad.

¡Estimados diputados!

La unión aglutina fuerzas y el trabajo sólido construye el futuro. Uniéndonos más estrechamente en torno al Comité Central del Partido, con el camarada Xi Jinping como núcleo, enarbolando la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas, guiándonos por el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era, avanzando con un espíritu pujante, trabajando con solidez y promoviendo un desarrollo económico y social sano y sostenido, haremos nuevas contribuciones al logro del triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, a la conquista de la gran victoria del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era, a la transformación de nuestro país en un poderoso país socialista moderno, próspero, democrático, civilizado, armonioso y bello, y a la materialización del sueño chino de la gran revitalización de la nación china. (Fin)