China sostiene una relación más efectiva con América Latina, afirma embajador brasileño

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

MEXICO, 9 feb (Xinhua) -- Las relaciones económicas y políticas de China con América Latina "son más efectivas y van en aumento", consideró hoy el embajador de Brasil en México, Sergio Florencio Sobrinho.


El desarrollo pacífico de China en cuestiones de su actuación política, dijo Florencio, “es no confrontarse con posiciones de los países en desarrollo; China, al contrario, busca más bien hacer puentes con estos países en desarrollo”.

El embajador de Brasil habló con Xinhua en el Centro de Estudios China-México de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde expuso en una conferencia los beneficios y retos que han traído las relaciones entre Brasil y China.

El diplomático brasileño indicó que China, junto con estos países en desarrollo en América Latina, ha creado importantes asociaciones para un amplio crecimiento de inversiones mutuas.

“En América Latina, lo positivo es que hay un dinamismo en consecuencia de esas inversiones de China y yo veo eso desde un perspectiva positiva”, comentó Florencio.

El embajador resaltó que las relaciones entre Brasil y China siempre han dado buenos resultados por “el desarrollo de la amistad y cooperación, de igualdad y beneficio mutuo”, que forman parte de los principios del “ascenso pacífico” de China.

Destacó que estas relaciones de “desarrollo pacífico” han traído a su país un incremento en el flujo comercial con China.

Puntualizó que en el 2002, el flujo de dinero entre ambas naciones llegó a 900 millones de dólares, cifra que creció para el 2004 a 9.100 millones de dólares, y para el 2007 alcanzó los 36.500 millones de dólares, “cuatro veces más en los últimos tres años”.

“El año pasado las inversiones totales de China en el mundo sobrepasaron las del Banco Mundial, digamos ese es un elemento importante del ascenso pacífico de China”, y añadió, “esas inversiones están en sectores de infraestructura y en producciones de materias primas”.

Dijo que América Latina debe encontrar un equilibrio para no convertirse solamente en un proveedor de materias primas a China, sino que aprenda el ejemplo del país asiático como un productor de bienes de alta manufactura.