Ministro Exteriores chino presenta propuesta sobre colaboración China-UE

In Noticias, Política exterior by Xulio Ríos

PARÍS, 31 ago (Xinhua) — Pese a tener sistemas sociales diferentes, China y la Unión Europea (UE) deberían ser socios estratégicos integrales y no rivales institucionales, aseguró este domingo en la capital francesa el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi.

Ambas partes deberían esforzarse para forjar una asociación en cuatro áreas en este momento crucial de la lucha contra la pandemia de COVID-19 y procurar la recuperación económica tras ella, dijo Wang en un discurso titulado “Solidaridad, cooperación, apertura e inclusión: protección en conjunto de la paz y el desarrollo de la humanidad”, pronunciado en el Instituto Francés de Relaciones Internacionales.

Este año, recordó, se celebra el 45º aniversario de las relaciones diplomáticas entre China y la UE. A lo largo de este tiempo, el desarrollo de los lazos ha dejado un mensaje claro: no existe ningún conflicto entre los intereses fundamentales de las dos partes, la cooperación es mucho mayor que la competencia y el consenso, mucho mayor que las divergencias.

En los últimos 45 años, el desarrollo de los lazos entre China y la UE ha evidenciado que es totalmente posible que las dos partes refuercen la confianza mutua a través del diálogo equitativo, logren resultados provechosos para ambas a través de la cooperación en mutuo beneficio, gestionen las diferencias de forma adecuada a través de una comunicación constructiva y respondan de forma concertada a los retos mundiales a través del fortalecimiento de la coordinación.

Tras citar al presidente chino, Xi Jinping, que dijo que, como dos grandes fuerzas, vastos mercados y grandes civilizaciones, por lo que abogan, a lo que se oponen y las áreas en que cooperan ambas partes reviste importancia mundial, Wang afirmó que para China siempre es importante el estatus y papel de la UE y apoya que Europa desempeñe un papel mayor en los asuntos internacionales.

Resaltó que China y la UE deberían seguir reforzando la solidaridad y cooperación, apretar la “tecla de reinicio” del diálogo y la cooperación en varios ámbitos, aprovechar al máximo el potencial de “motores gemelos”, inyectar un nuevo impulso a la solidaridad y cooperación internacional, y tratar de construir una asociación desde cuatro perspectivas.

En primer lugar, deben formar una asociación contra la COVID-19 y fomentar la cooperación en la recuperación económica tras la pandemia. Nada es ahora más importante que contener la pandemia y salvar vidas.

China y la UE, dijo, deberían potenciar la cooperación en investigación, desarrollo y producción de vacunas, medicamentos y reactivos de pruebas, y apoyar conjuntamente el papel de la Organización Mundial de la Salud, la Alianza Mundial para la Inmunización y otras agencias internacionales.

Wang subrayó que su país encomia el lanzamiento de un fondo de recuperación a gran escala y está preparado para acelerar la construcción de una “vía rápida” de intercambios entre personas y una “vía verde” para el intercambio de mercancías, e impulsar así la recuperación económica de la UE.

En segundo lugar, China y la UE deben fortalecer la asociación de inversión en beneficio mutuo y para conseguir resultados de ganar-ganar.

China y la UE deben seguir el principio de flexibilidad y pragmatismo y encontrarse a medio camino para dar con una solución temprana a las dificultades en la negociación del Acuerdo de Inversión China-UE. Antes de finales de este año debería alcanzarse un acuerdo de inversión completo, equilibrado y de alto nivel. Sobre esta base, es necesario que las dos partes realicen un estudio de viabilidad conjunto sobre un acuerdo de libre comercio lo antes posible y pongan en marcha el proceso de libre comercio. Las dos partes también deben fortalecer la coordinación en política macroeconómica y concluir el Plan Estratégico de Cooperación China-UE 2025 en una fecha temprana, a fin de proporcionar un marco institucional para su diálogo y cooperación integrales.

En tercer lugar, China y la UE deben construir una asociación verde y digital y ampliar nuevas áreas de crecimiento para la cooperación bilateral. China y la UE son muy complementarias en los campos ecológico y digital y disfrutan de amplias perspectivas de cooperación.

Ambas partes deben profundizar la cooperación en tecnología ambiental, economía circular, energía limpia, finanzas sostenibles y otras áreas para construir una asociación verde China-UE; fortalecer la cooperación en tecnología de la información y las comunicaciones, inteligencia artificial, comercio electrónico, macrodatos, computación en la nube y otros campos; y construir una asociación digital para hacer contribuciones a los estándares y reglas digitales globales.

En cuarto lugar, China y la UE deben profundizar la asociación de cooperación multilateral y fortalecer la cooperación bilateral en asuntos internacionales. La cooperación multilateral entre las dos partes en el ámbito del cambio climático se ha convertido en estandarte y modelo para la cooperación bilateral y en un referente para el desarrollo sostenible mundial.

China y la UE deben intensificar el diálogo y la cooperación sobre el cambio climático, la biodiversidad y el desarrollo sostenible y trabajar juntos para superar los desafíos globales. Las dos partes también deben trabajar juntas para defender el acuerdo nuclear iraní, promover la solución política de los asuntos críticos internacionales y regionales, fortalecer la cooperación trilateral con África y hacer mayores contribuciones a la construcción de un mundo más sostenible y seguro. Fin