Primer ministro chino insta a atenuar tensiones provocadas por hundimiento de barco surcoreano

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

JEJU (Corea del Sur), 30 may (Xinhua) -- El primer ministro de China, Wen Jiabao, instó el domingo a abordar de manera apropiada las repercusiones del hundimiento de la corbeta surcoreana "Cheonan" el pasado marzo y a atenuar gradualmente las tesiones provocadas por el incidente.


“La tarea más importante por el momento es abordar de forma apropiada las serias repercusiones causadas por el incidente del Cheonan, rebajar gradualmente las tensiones por el caso en la región y, lo más importante de todo, evitar posibles conflictos”, dijo Wen.

Wen hizo estas declaraciones en una rueda de prensa conjunta después de una cumbre de dos días de duración con el presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, y el primer ministro de Japón, Yukio Hatoyama, en la isla surcoreana de Jeju.

Wen pidió a los países del noreste asiático que ayuden a mantener la paz y la estabilidad regionales.

“No debemos escatimar esfuerzos a la hora de promover la paz y la estabilidad en el noreste asiático. Sin esta precondición, el desarrollo no será posible, y los duramente conseguidos avances se perderán de nuevo”, manifestó.

“China seguirá manteniendo una estrecha comunicación con las partes relevantes (con respecto al incidente del Cheonan) para dirigir la situación hacia una dirección que favorezca la paz y la estabilidad en el noreste asiático. Esto está entre nuestros más importantes intereses comunes y a largo plazo”, agregó.

En unos momentos en los que la región está haciendo frente a nuevos retos, China, Japón y Corea del Sur deben reforzar la coordinación entre ellos, abordar de forma apropiada los asuntos delicados y aumentar la confianza política mutua, explicó Wen.

En la rueda de prensa, Wen también trasmitió sus condolencias a las víctimas del incidente del Cheonan y a sus familiares.

El pasado 26 de marzo, la corbeta surcoreana Cheonan, con 104 tripulantes a bordo, se hundió frente a la costa occidental de la península coreana. En el incidente, 46 soldados perdieron la vida.

El 20 de mayo, el Gobierno surcoreano publicó los resultados de una investigación multinacional, que concluía que el Cheonan fue torpedeado por un submarino de la República Popular Democrática de Corea (RPDC).

La RPDC niega rotundamente las acusaciones y advirtió que cualquier acto de represalia podría provocar una guerra “total”.