Propuesta china de comunidad de destino de la humanidad es una salida a emergencia mundial, dice líder Partido Comunista de España

In Noticias, Política exterior by Xulio Ríos

MADRID, 20 mar (Xinhua) — La propuesta de construir una comunidad de destino de la humanidad planteada por el presidente chino, Xi Jinping, es una salida a la emergencia mundial desatada tras la aparición de la COVID-19, dijo en entrevista con Xinhua el líder del Partido Comunista de España (PCE), José Luis Centella.

En opinión de Centella, la propuesta china es oportuna en las actuales circunstancias porque comprende “cooperación mutua y las posibilidades de compartir recursos desarrollando instrumentos de gobernanza global, sobre la base del beneficio mutuo y la defensa de un concepto de seguridad compartida integral y sostenible”.

Esta iniciativa sería más eficaz que la alternativa de la economía neoliberal hoy imperante, según el presidente del PCE.

La actual crisis “ha puesto de manifiesto las debilidades de una sociedad construida desde el interés económico, mediante una globalización neoliberal, en la que todos los recursos de la economía se ponían al servicio de mantener altas tasas de beneficios para una minoría que controla el poder económico”, explicó Centella.

El presidente del PCE anotó que “nadie puede negar que en el mundo actual existe una total interdependencia entre todos los países y territorios” y que esta interrelación debe afrontarse “desde la cooperación recíproca, que consiga compartir recursos y avances técnicos para multiplicar la ganancia de una manera compartida”.

Estos principios, contenidos en la iniciativa china de una comunidad de destino de la humanidad, contemplan “reglas claras que ayuden y protejan a los Estados más débiles y vulnerables, de las agresiones de los Estados más poderosos y desarrollados”, subrayó el líder político.

Centella opinó que “solamente hace falta acabar con un mercado neoliberal que no tiene ni control ni moral” para luego “constituir una comunidad de destino de la humanidad desarrollando reglas y controles”, que operarán “siempre bajo la dirección del Estado como referencia de la defensa del bien común”.

En cuanto a qué tipo de futuro construiría la propuesta china, el presidente del PCE consideró que se pondría fin “a las políticas de la Guerra Fría, las guerras comerciales” y se daría paso “a un internacionalismo económico, social e institucional de carácter solidario”.

Remarcó que el presidente Xi plantea una comunidad basada en “las asociaciones con instituciones y reglas en las que los países se traten como iguales, desde el respeto a la soberanía, la integridad territorial, las culturas y peculiaridades de cada Estado”.

También recordó que hoy más que nunca es “necesario reforzar la cooperación internacional impulsando el papel de las Naciones Unidas, para que recupere la aplicación de los valores y principios recogidos en su Carta actuando como una plataforma de cooperación mutua”.

El presidente del PCE se refirió a la iniciativa de la Franja y la Ruta, también propuesta por China, como un marco fundamental para afrontar la inevitable incertidumbre económica que se producirá tras la irrupción de la COVID-19.

La Franja y la Ruta, expuso, “puede ser de gran ayuda a la hora de superar la crisis económica que va a sufrir todo el planeta y que afectará con más profundidad a los países más débiles y desprotegidos”.

Definió esta iniciativa como “el mayor proyecto de cooperación internacional de la historia” y expresó que “se convierte ahora también en una oportunidad para aportar recursos a la reconstrucción para reactivar la economía mundial que se verá afectada por la paralización que está sufriendo la producción en todo el mundo”.

Centella destacó, además, los esfuerzos de China a nivel mundial, y especialmente en Europa, para afrontar los retos derivados de la epidemia.

“De forma especial, hay que resaltar que no es solamente el Gobierno chino quien está aportando recursos y material a muchos países para suplir la falta de medios que existen, sino que está siendo toda la comunidad china residente en Europa la que está siendo solidaria y nos está aportando mascarillas y otros elementos necesarios para hacer frente a la pandemia”, dijo el político español.

Esto demuestra, a su juicio, que “la propuesta de construir una comunidad de destino de la humanidad no es una proclama vacía de contenido (…), sino que responde a la voluntad de construir un nuevo modelo de sociedad que sitúe al ser humano en el centro del interés general”.