Visita de Hu es “buena oportunidad” para restaurar ímpetu positivo de lazos China-EEUU, según experto

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

La gestión de las relaciones sino-estadounideneses requieren de una participación directa de los máximos dirigentes, y la próxima visita de Estado del presidente chino, Hu Jintao, ofrece una "buena oportunidad" para ayudar a restaurar el ímpetu positivo en dichos vínculos, dijo el ex embajador estadounidense en China Stapleton Roy.


Roy, actual director del Instituto Kissinger sobre China y Estados Unidos (EEUU), con sede en Washington, hizo los comentarios en una reciente entrevista con Xinhua, en vísperas de la visita del mandatario chino, programada para más adelante durante este mes. El ex embajador, quien nació en la ciudad china de Nanjing, es uno de los expertos más respetados en el ámbito de las relaciones sino-estadounidenses.

“Durante los últimos dos años, las relaciones entre China y Estados Unidos han continuando siendo muy vigorosas, con contactos a todos los niveles”, anotó Roy al dar una evaluación general sobre los vínculos bilaterales desde que el mandatario estadounidense, Barack Obama, tomó el cargo hace un par de años.

 

“La relación económica ha continuado siendo muy activa a pesar de que ambos países fueron afectados por la crisis global. Nuestras exportaciones a China han disminuido menos que nuestras exportaciones a otros mercados, y nuestras importaciones desde China han continuado”, indicó.

 

Roy dijo que ambas naciones también han cooperado en otros campos y varios asuntos, incluidos temas muy delicados, como los asuntos nucleares de Irán y de la Península Coreana.

 

No obstante, el ex embajador manifestó que las relaciones bilaterales tienen sus inconvenientes durante los últimos dos años, y señaló como ejemplo que la relación entre los ejércitos es una de las áreas que las dos naciones no han logrado abordar efectivamente durante los últimos dos años.

 

“Yo diría que ha habido fricciones en las relaciones durante los últimos dos años, particularmente en el último año tras la venta de armas por parte de EEUU a Taiwan y el encuentro entre el presidente (Obama) y el Dalai Lama”, dijo.

 

Roy manifestó que considera que tales fricciones han provocado respuestas nacionalistas en ambos países, causando sospechas estratégicas entre las dos partes.

 

“Tenemos un nivel de sospechas mutuas que no resulta sano. Si permitimos que estas sospechas crezcan, entonces dañaremos los intereses de ambos países”, dijo el ex diplomático.

 

Asimismo, señaló que “por estos factores, considero que la visita del presidente Hu Jintao a EEUU en enero es muy importante”.

 

Roy dijo que la declaración conjunta emitida por Beijing y Washington durante la visita de Obama a China en noviembre de 2009 era “una declaración muy positiva”, que estableció numerosos campos de cooperación bilateral y el objetivo de edificar una relación positiva, cooperativa e integral en el siglo XXI.

 

“Considero que los líderes aún tiene tal meta; sin embargo, podría ser difícil alcanzar ese objetivo con la actitud que cada país ha mostrado, por lo que es muy importante que los líderes hablen juntos”, dijo el experto.

 

Al preguntársele sobre la manera en la que la visita de Hu ayudará a fomentar los lazos bilaterales, Roy subrayó la importancia de contactos directos entre los máximos dirigentes de los dos países, al momento de tratar una relación de tal importancia.

 

“No es posible gestionar una relación efectivamente entre dos países tan poderosos como China y Estados Unidos, si los máximos dirigentes no están involucrados directamente y no tienen contacto a fin obtener un mejor entendimiento mutuo”, dijo.

 

De igual manera, agregó que el factor personal es muy importante, aunque no es el único, ya que hay intereses nacionales que son más importantes que la personalidad de los líderes individuales.

 

Roy dijo que los máximos dirigentes de los dos países han continuado llevando a cabo reuniones que comenzaron con el ex presidente estadounidense George W. Bush, y el presidente Hu, señalando que se trata de algo “muy deseable”.

 

“Debido a lo que he mencionado anteriormente, las sospechas mutuas y las áreas de nuestra relación que no han sido completamente desarrolladas, como el contacto entre ejércitos, la visita del presidente Hu presenta una muy buena oportunidad para determinar si es posible restaurar el ímpetu positivo en las relaciones, en el espíritu de la declaración conjunta emitida hace un año (en 2009) durante la visita del presidente Obama”, apuntó el ex embajador.

 

Sobre los intereses comunes de las dos naciones, Roy dijo que le gustaría percibir el tema desde un nivel estratégico más alto, en lugar del bajo nivel de los temas triviales. Desde una perspectiva estratégica, EEUU y China comparten intereses comunes en un sistema internacional justo y equitativo, anotó.

 

Asimismo, dijo “¿Qué país puede ser más positivo que EEUU y China al tratar de asegurar que hay un sistema justo y equitativo que opera bajo la condición de estabilidad?”.

 

“El patrón de cooperación entre nosotros puede mostrar que otros países serán capaces de operar en un mundo en donde la cooperación entre las dos principales economías y dos de los países más poderosos crean un ejemplo internacional de cómo los países que tienen diferencias aún pueden encontrar suficientes intereses comunes para que su relación sea caracterizada por la cooperación en lugar del conflicto”, indicó Roy.

 

“Consiero que este es el reto de las relaciones sino-estadounidenses. Tratar asuntos desde una perspectiva estrecha de relación dominada por el conflicto implica ignorar la posibilidad en las relaciones e ignorar los intereses nacionales de ambos países”, dijo el ex embajador.

 

Además, cuestionó: “¿cómo podría beneficiarse China de un conflicto con EEUU, y cómo podría EEUU beneficiarse de un conflicto con China?”.(Xinhua)

 

14/01/2011